Cicloturismo

Deacullá: el proyecto de una pareja que anima a otros a salir en bici

Dos jóvenes treintañeros ofrecen sus sugerencias para quienes se animan al cicloturismo y hacen su forma de vida el viajar en bicicleta.

Sebastián Remualdi y María Eugenia Olives, responsables del proyecto Deacullá. Foto: Cortesía
Sebastián Remualdi y María Eugenia Olives, responsables del proyecto Deacullá. Foto: Cortesía

María Eugenia Olives (30) y Sebastián Remualdi (30) descubrieron el cicloturismo en 2016. Sebastián había terminado el viaje de Arquitectura y se embarcaron en su primera travesía larga que los trajo desde Estados
Unidos
a Uruguay a pedal.

“Hasta ese momento íbamos (al movimiento de ciclistas) Masa Crítica y cuando conocíamos a personas que habían hecho viajes hasta Buenos Aires, por ejemplo, nos parecía impresionante. Así que sin saber mucho nos largamos a venir desde allá”, contó Sebastián a El País. Después de un tiempo quietos, en marzo de 2020, María Eugenia y Sebastián comenzaron su proyecto llamado Deacullá. Renunciaron a sus trabajos y planearon recorrer Uruguay y Europa en bicicleta. Sin embargo, como a muchos, la pandemia por COVID-19 les cambió los planes.

Ahora, instalados en Montevideo por las fiestas y el aumento de los casos, aseguraron que sus planes siguen sin cambios. En cuanto puedan seguirán su camino en dos ruedas.

Mientras tanto, Deacullá crece en redes sociales y YouTube desde donde alientan a más personas a sumarse al cicloturismo.

Consejos

Desde rutas, hasta cómo hacer sus propias alforjas, la pareja intenta ayudar a sus seguidores. Si bien aseguraron que no entrenan profesionalmente para llevar una vida de ciclistas, sí se mantienen activos para hacer sus travesías.

“No es lo mismo arrancar de cero que hacer cicloturismo si ya te movés por la ciudad en bici. Sabés cuánto vas a poder dar sin cansarte demasiado si ya estás acostumbrado”, detalló el ciclista.

La pareja se plantea travesías que parten de los 30 kilómetros por día. “Si un día hacemos 60, entonces tendremos una jornada extra para disfrutar”, aseguró Sebastián en diálogo con El País. María Eugenia, por su parte, destacó: “Hay que ponerse metas bajas, que sean alcanzables para no frustrarse o cansarse. Después ver y tantear cómo vas, porque cada cuerpo es un mundo”. 

Respecto al equipamiento, comentaron algunos puntos para que la travesía con carga sea más llevadera. Los cambios son uno  de los pilares fundamentales. “Lo importante es que funcionen bien, porque si funcionan mal y la cadena salta todo el tiempo, puede reventarse”, remarcó el ciclista. La posición del asiento y el manillar también tiene un rol clave. Un manillar con un par de posiciones o simplemente unos cuernos ya puede ayudar.

Foto: Deacullá
Foto: Deacullá

“Hay que tener en cuenta que se pasa mucho tiempo arriba de la bici y tiene que ser cómoda. Lo mismo la posición del asiento”, destacó María Eugenia. Además, contar con una parrilla para llevar los bolsos es fundamental. En este sentido, desaconsejan llevar una mochila. “Termina siendo peor; el peso que lo lleve la bici en la parrilla o también en las alforjas (que son las que van al costado). De hecho, nosotros hicimos las nuestras y nos han resultado muy buenas”, remarcó.

¿Qué empacar para hacer cicloturismo?

Al momento de emprender una travesía la pareja de viajeros explicó cuáles son los elementos fundamentales que se necesitarán para que sea exitosa.
“Salvo que vayas con una ruta con alojamiento establecido, es probable que el descanso termine siendo en un camping o en un lugar que te brinden.

Llevar una carpa, toldo o algo que solucione la acampada es fundamental. También una colchoneta y sobre de dormir”, enumeró María Eugenia. El tema comida tampoco es menor: siempre hay que llevar una olla, cocinilla y alimentos. “Hay lugares donde simplemente no hay nada donde comprar”, agregó Sebastián.

Respecto a la ropa, la pareja asegura que es fundamental llevar lo justo para no cargar de más y tener en cuenta el pronóstico.

La tecnología es una aliada en las travesías en bicicleta: aplicaciones como Google Maps, Maps Me o programas que permitan escuchar podcasts sin conexión también son claves.

“Internet gasta mucha batería y no hay acceso a él en todos lados, por eso es bueno contar con programas que prescindan de la conexión”, concluyó.

Claves para hacer cicloturismo en verano

La pareja de ciclistas aconseja que to dos los que decidan salir a hacer ruta en bicicleta durante el  verano lo hagan temprano en la mañana para “esquivar al sol”. “Hay que aprovechar las madrugadas para  salir y cuando viene el calor fuerte, alrededor de las 11:00 horas, ya parar”, señaló María Eugenia a El País. “Parar, buscar sombra y dormir una siesta es de gran ayuda”, acotó Sebastián. Además, ambos sugieren tomar mu cha agua durante el recorrido y no esperar a sentirse deshidratado para evitar complicaciones.

“Cuando el cuerpo te pide agua es que ya te falta; entonces hay que adelantarse y to mar mucho antes”, aseguró la joven. Otro de los consejos es intentar que el almuerzo no sea pe sado y consumir mu cha fruta, por su aporte energético.

“En la ruta siempre es importante tener a mano alguna cosita dulce, como pasas o dulce de membrillo”, agregó el deportista. El descanso forma parte de la rutina ciclista para recuperar las energías y seguir haciendo frente a la ruta de una manera más disfrutable.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados