CURIOSIDADES

Cinco cosas que no sabías de Zac Efron

El actor de 29 años saltó a la fama por las tres películas de Disney High School Musical. Luego vino el musical Hairspray y más tarde recibió su mejor propuesta con Cuando te encuentre. Este año hizo Baywatch y The Greatest Showman.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Archivo El País

1 - NO GASTA SU FORTUNA.

Mantiene los pies sobre la tierra gracias a su crianza.

Desde 2009 su patrimonio asciende los diez millones de dólares. Pero Zac Efron (29 años) no vive rodeado de lujos ni excentricidades. Conserva el mismo apartamento y todavía maneja el auto de su abuelo. Cuando le preguntan acerca de esta humildad él dice que no puede atribuirse todo el crédito, porque en realidad fue gracias a la educación que recibió en su casa que tiene esta actitud. Vivió una vida súper normal hasta los 17 años. Era uno de los mejores promedios de su generación, estudiaba demasiado y se reían de él en la escuela. Sus amigos no tienen la menor idea de su carrera porque no les importa y dice que sus padres lo bajan enseguida del techo cuando se le sube un poco la fama a la cabeza.

2 - BAJÓ SU CACHÉ PARA CRECER.

Siente que aún no triunfó como actor y se desafía en cada rol.

El éxito golpeó a su puerta de forma muy temprana gracias a los musicales High school musical I, II y (Adam Shankman, 2007 y 2008) y Hairspray (Adam Shankman, 2007). Para Zac Efron hubiera sido mucho más fácil y rentable aceptar las ofertas lucrativas que recibía para hacer papeles de ese género, pero se tomó un tiempo, optó por ser paciente y esperar el personaje adecuado. Rechazó hacer el remake de Footloose, por ejemplo. "Una de las claves para ser un brillante actor es dominar tantos papeles y géneros como puedas". No quería quedar encasillado. Decidió bajar su caché, cobró menos, pero apostó a su crecimiento profesional. En 2012 le ofrecieron protagonizar el drama Cuando te encuentre (Scott Hicks) y fue uno de los mejores papeles que realizó. Debió comer más de seis mil calorías por días para convertirse en Logan Thibault y le costó horrores. Este año aceptó el musical The greatest showman (Michael Gracey) porque le fascinaba la idea de co protagonizar con Hugh Jackman.

3 - SE BUSCABA EN GOOGLE.

Hace un tiempo dejó de obsesionarse con las críticas.

Dice que tiene una vida personal poco interesante fuera de los escenarios. Por eso le sorprende que a la gente le interese su intimidad. Jamás pensó que sería una estrella y no se metió en este medio por el dinero. Cuando fue al Festival de Cannes por primera por The Paperboy (Lee Daniels, 2012) no podía creerlo. Esa vez recordó cómo había empezado su gusto por actuar: en el asiento de atrás de la furgoneta de su madre repitiendo los diálogos de la serie One Tree Hill. Si bien no se la cree, hubo un tiempo en que su rutina matinal consistía en levantarse y buscarse en Google. Frenó cuando se dio cuenta de que no podía vivir viéndose a si mismo a través de la imagen que otros creaban sobre su persona. Las críticas dejaron de importarle y aprendió que no puede gustarle a todos. Dedica tiempo a sus fans: primero las tranquiliza porque están muy nerviosas y jamás se niega cuando le piden una foto.

4 - LOS MEDIOS ANUNCIARON SU MUERTE.

El falso rumor se hizo viral en 2013.

Alguien activó la noticia y se expandió rápidamente por todos los portales. En junio de 2013 se anunció el fallecimiento de Zac Efron y tardó minutos en viralizarse en las redes sociales. Se decía que una grúa había atropellado al actor de 26 años en ese entonces tras la ceremonia del Gran Premio de Nascar. El ex High School Musical leyó que estaba muerto y fue lo más extraño que le sucedió desde que es una estrella de Hollywood. "Me sorprendió mucho leer eso y mi madre quedó muy preocupada cuando la llamé para contárselo", contó. Tres años más tarde, volvieron a matarlo en el mundo virtual. La falsa noticia sobre su deceso llegó a tener un millón de me gusta en Facebook.

5 - SUS PADRES LO PREFERÍAN UNIVERSITARIO.

Priorizan la educación; creen que actuar es un hobby.

Iba al secundario como cualquier chico y no sabía a qué quería dedicarse. Tampoco tenía en mente ser artista, solo actuaba y participaba de las obras del colegio para pasar el rato. Cuando empezaron a abrirse ciertas puertas fue que lo consideró como una profesión y se transformó en su vida. Los padre de Zaf Efron están orgullosos por su éxito pero hubieran sido más felices si su hijo hubiera estudiado una carrera tradicional. "No piensan en el dinero sino en la educación. Para ellos mi carrera es un hobby. Le gustaría verme en una universidad pero esta profesión es un arte que llevo en la sangre. Actuar es mi adicción y aunque quiero ver a mi padre feliz, no iré a la facultad".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)