Publicidad

¿Qué hábitos debo tener en cuenta para poder ahorrar más dinero?

Definir metas financieras es fundamental para poder alcanzar las aspiraciones económicas.

Compartir esta noticia
Ahorro: no es un tema de ingresos, sino de hábitos. Foto: Pixabay

En el mundo actual, donde la estabilidad financiera es una preocupación constante para muchas personas, la ciencia ha proporcionado valiosos métodos que podrían ayudarle a ahorrar más dinero.

Por ello, en este Finanzas de Bolsillo abordaremos estrategias para aumentar su capital, como también el comportamiento que debemos tener para que no se vea comprometido en el proceso.

De acuerdo con el portal web de ‘BBVA’, el ahorro es el porcentaje de los ingresos que la persona no gasta. Esta acción se realiza con el fin de disponer de recursos económicos para futuros gastos, destinarlos a metas específicas a largo plazo o mantenerlos como reserva en caso de situaciones imprevistas.

Sin embargo, los expertos consideran que el ahorro es definitivamente uno de los comportamientos financieros más importantes, pero también uno de los más difíciles de mantener.

Debido a la falta de atención o limitaciones económicas que puedan existir, todos los especialistas coinciden en que es crucial apartar una suma de dinero, ya sea para satisfacer deseos personales o para contar con un respaldo en caso de urgencias.

A pesar de que no existe una solución mágica ni una fórmula definitiva para lograr un ahorro perfecto, la ciencia respalda ciertos enfoques que pueden ayudar a convertirlo en un hábito sólido.

A través de dichos métodos, incluso si es en pequeñas cantidades, es posible asegurarse de que siempre destine una parte de sus ingresos a esta práctica.

En un pasado Finanzas de Bolsillo, Alessandra Crosignani, economista y formadora financiera de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), dijo a El País que el ahorro y el cuidado del dinero no se pierden mientras sean un hábito para quien lo practica.

“Ahorrar es apartar dinero cada vez que se recibe un ingreso, y si es un extra, apartarlo todo. Para esto es imprescindible tener bien definidos los objetivos financieros, porque el ahorro es el combustible para alcanzarlos en el corto, mediano y largo plazo”, explicó.

Metas de ahorro claras.

Durante años, el psicólogo social Roy Baumeister ha investigado sobre la fuerza de voluntad y el autocontrol. Él sugiere que tener múltiples objetivos disminuye las posibilidades de lograr alguno de ellos, por lo que recomienda concentrarse en un único objetivo de ahorro.

La primera táctica para ahorrar de manera efectiva es establecer metas que sean claras y realistas. Investigaciones indican que una meta de ahorro debe ser específica (cuánto y para qué ahorro), medible (debe ser posible medir su progreso hacia la meta), alcanzable (su meta debe ser realista y posible de alcanzar), relevante (su meta de ahorro debe ser importante para usted) y limitada en el tiempo (debe establecer un plazo concreto para alcanzar su meta).

Además de fijar objetivos, resulta crucial implementar obstáculos en los lugares donde suele gastar más dinero. Si observa que su gasto en alimentación es elevado cada mes, puede optar por retirar una cantidad determinada de dinero en efectivo para establecer un límite claro en sus gastos.

En ese sentido, los gastos de ocio también pueden representar un riesgo a la hora de cuidar los ahorros. En ese marco, ¿qué importancia se le debe dar al ocio si estoy enfocado en ahorrar dinero?

Marcela Romero, coordinadora del Programa de Planificación Financiera en BECA Advisors, dijo en un pasado Finanzas de Bolsillo que cree que es importante generar un rubro disponible para disfrutar en lo que nos genera placer, pero esto no puede interferir a gran escala con nuestra cuota parte de ahorro, inversión y los gastos que necesito para vivir (no puedo endeudarme o desahorrar para mis momentos de ocio).

Alternativas para cuidar nuestros ahorros

La tecnología presenta opciones si quiero cuidar mis ahorros y no tirarlos por la borda. Una forma efectiva de lograrlo es crear una planilla de Excel con el detalle de nuestros ingresos y gastos. Además, allí también se pueden agregar, si se desea, los estados de cuenta del banco de manera mensual, por lo que uno puede calcular los gastos que realizó cada mes para así intentar disminuirlos para el próximo y así ahorrar un poco más. Otra manera de no caer en malas conductas financieras y perder dinero es utilizar apps para la organización de finanzas. Permiten visualizar tendencias, facilitan la carga de datos y brindan información sobre el comportamiento financiero personal para así poder mejorarlo.

También es bueno contar con alternativas para generar más dinero de manera mensual y, en consecuencia, generar más ahorros. En ese sentido, Romero dijo que ahorrar es importante, pero que si no se invierte dicho colchón financiero, el mismo “se va a desinflar rápidamente”. Por ello, las inversiones nos permiten no perder poder de compra y que los ahorros nos generen una renta adicional, aunque si nunca lo hicimos se recomienda asesorarse con un asesor de inversiones para saber qué tipo de inversión nos conviene más. Crosignani sostuvo que “todos sabemos hacer algo especial que se puede convertir en un ingreso extra. Si no lo sabemos, podemos aprender y emprender para generar un ingreso extra además del fijo”.

Utilizar efectivo.

Aunque pueda sonar poco convencional, optar por llevar únicamente dinero en efectivo puede resultar en un menor gasto. Investigaciones han revelado que las personas tienden a gastar más cuando utilizan tarjetas de crédito.

Un estudio denominado ‘Efectos del mecanismo de pago en el comportamiento de gasto: El papel del ensayo y la inmediatez de los pagos’, llegó a la conclusión de que el gasto pasado influye en cómo se gasta en el futuro, pero también el método de pago desempeña un rol importante.

Las tarjetas de crédito no son percibidas como dinero real, y como el pago no es inmediato, las personas suelen subestimar el impacto de sus compras.

No guardar tarjetas en el navegador.

Según el portal digital de ‘El Economista’, otra estrategia para economizar consiste en no almacenar los datos de pago en el navegador. Aunque esto puede resultar menos conveniente, puede tener el beneficio de hacerlo reflexionar antes de realizar una compra.

¿Ha experimentado alguna vez el abandonar una compra porque su tarjeta de crédito estaba en otro lugar? Aunque esta pequeña molestia puede parecer insignificante, en realidad podría ser un valioso recurso para mantener bajo control sus gastos.

Compartir metas de ahorro.

De acuerdo a una investigación presentada en el ‘New England Journal of Medicine’, las personas tienen más probabilidad de adoptar hábitos negativos si tienen amigos que también los tienen. Este estudio puso de manifiesto que los amigos ejercen una notable influencia en las cuestiones financieras.

Si decide compartir sus objetivos de ahorro con un amigo, es probable que le ayuden a mantener tus planes de ahorro al proponer actividades que se ajusten a su presupuesto, lo que en definitiva podría ayudarlo a mantener sus planes de ahorro en curso.

Automatizar ahorros.

Si le resulta difícil guardar dinero, también puede programar transferencias automáticas desde su cuenta principal hacia su cuenta de ahorros, de modo que ahorre constantemente sin tener que hacerlo manualmente. [En base a El Tiempo/GDA]

Beneficios a la hora de ahorrar

Existen diversos beneficios que se presentan en la palma de la mano si uno logra seguir un camino adecuado y sin sobresaltos para conseguir ahorros a través de nuestro capital personal. Uno de ellos es la reserva de emergencia, ya que el ahorro proporciona un colchón financiero en caso de emergencias inesperadas, como gastos médicos o reparaciones urgentes, evitando recurrir a deudas costosas.

El logro de metas también ayuda a alcanzar objetivos a largo plazo, como por ejemplo comprar una casa, financiar la educación o jubilarse cómodamente, proporcionando los recursos necesarios para cumplir estas aspiraciones.

Otro beneficio es la estabilidad financiera. El ahorro brinda seguridad y estabilidad económica al crear una base financiera sólida, reduciendo el estrés causado por la incertidumbre financiera.

La inversión y crecimiento es otro beneficio clave, ya que los ahorros pueden convertirse en capital para inversiones productivas, estimulando el crecimiento económico al financiar proyectos y emprendimientos.

Por último, el ahorro nos puede ayudar a enfrentar situaciones económicas difíciles, ya que provee recursos para superar recesiones y mantener el nivel de vida en tiempos de adversidad.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad