ACCIÓN SANGRIENTA

Once muertos en el ataque a balazos en una sinagoga

EE.UU. bajo violencia: hay seis heridos y el agresor detenido.

Urgencia. Una ambulancia sale de la sinagoga Congregación del Árbol de la Vida, llevando heridos.. Foto: Reuters.
Urgencia. Una ambulancia sale de la sinagoga Congregación del Árbol de la Vida, llevando heridos.. Foto: Reuters.

Al menos once personas murieron y seis resultaron heridas cuando un hombre abrió fuego durante un oficio religioso que se realizaba en una sinagoga de la ciudad de Pittsburgh (Pennsylvania).

Las autoridades identificaron al agresor como Robert D. Bowers, de 46 años. Datos que circularon en las redes sociales vincularon a Bowers con una historia de antisemitismo virulento, poblado de insultos y referencias a teorías conspirativas contra los judíos.

La concejal Erika Strassburger, del distrito de Pittsburgh donde está situada la sinagoga Congregación del Árbol de la Vida, manifestó que Bowers se entregó a la Policía después que fue rodeado en el edificio y luego trasladado a un hospital.

El director de seguridad de Pittsburgh, Wendell D. Hissrich, informó que cuatro funcionarios policiales se encuentran entre los heridos en estado de gravedad. “Es una escena de violencia horrible”, comentó Hissrich con la voz entrecortada. “Es una de las peores que he visto”. Agregó que las autoridades federales realizan las investigaciones y el caso es considerado como un crimen de odio.

Varios vecinos de la sinagoga, indicaron que escucharon numerosos disparos y poco después agentes de los equipos SWAT recorrieron la zona y les pidieron que permanecieran en sus viviendas.

En enero, una cuenta vinculada a Bowers fue creada en Gab, la red social que se presenta como un remanso de la libertad de expresión, y es un lugar de encuentro para activistas de extrema derecha, cuyos puntos de vista no son bienvenidos en otras redes sociales. Los textos de Bowers tienen predominio de referencias a los judíos y denuncian a una organización judía sin fines de lucro que ayuda a refugiados a establecerse en el país. “¿Les gusta traer a invasores hostiles a vivir entre nosotros?”, indicó el posteo que hizo Bowers.

Poco después del ataque, Gab dio de baja a la cuenta del detenido y aclaró que condena toda forma de terrorismo y violencia.

El gobernador de Pennsylvania, Tom Wolf, dijo que “actos de violencia sin sentido como este no reflejan lo que somos como estadounidenses. Debemos orar y tener la esperanza de que no haya más pérdida de vidas. Esto lo decimos desde hace mucho tiempo, pero las armas ponen a los ciudadanos en el camino del daño”.

La sinagoga se sitúa en Squirrel Hill, donde se encuentra el 26% de los hogares judíos, en tanto el 31% está en barrios cercanos. El 48% de los niños judíos reside en Squirrel Hill.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)