FUERTE SISMO

Cinco muertos y amenaza de tsunami por terremoto en México

El movimiento telúrico, ocurrido cuando el país se encuentra en el pico de la pandemia por la COVID-19, desató escenas de pánico en Ciudad de México.

Terremoto en México. Foto: EFE
Pese a la fuerza del terremoto de ayer, de 7,4 grados, los daños fueron menores, aunque se vivieron escena de pánico. Foto: EFE

Al menos cinco personas murieron tras el fuerte sismo que sacudió ayer martes el centro y sur de México provocando daños en viviendas y edificios, derrumbes en carreteras y una alerta de tsunami en el Océano Pacífico que fue levantada horas más tarde.

Los decesos ocurrieron en el sureño estado de Oaxaca, donde según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) ocurrió el epicentro del terremoto de magnitud 7.4. Cuatro de las muertes se debieron a derrumbes de techos de viviendas, mientras que la quinta víctima fatal fue un trabajador de la petrolera estatal Pemex, quien cayó de una estructura,

El movimiento generó escenas de pánico entre los residentes en la capital y otros estados, que se lanzaron a las calles con el recuerdo fresco del sismo de 2017.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) emitió una alerta de tsunami para México, Guatemala, El Salvador y Honduras, mientras usuarios de redes sociales compartían imágenes del mar retrocediendo en las playas de Oaxaca.

Protección Civil dijo que se esperaban “variaciones anómalas” del nivel del mar de hasta 113 centímetros y recomendó a la población mantenerse alejada de la orilla, pero horas más tarde la NOAA levantó la advertencia.

Los temblores de magnitud superior a 7 suelen causar daños generalizados y graves. El terremoto de magnitud 7.1 que azotó el centro de México en 2017 mató a 355 personas en la capital y los estados circundantes, además de causar el derrumbe de decenas de edificios y daños en miles de estructuras.

Atrapados por el COVID-19

El movimiento telúrico, ocurrido cuando el país se encuentra en el pico de la pandemia por la COVID-19, desató escenas de pánico en Ciudad de México.

Familias enteras que viven recluidas por la epidemia salieron a la calle, muchos con ropa de dormir y sin utilizar mascarillas.

Los pacientes con COVID-19 ingresados en el Hospital Juárez de Ciudad de México y el personal a su cargo vivieron con miedo el sismo, pues aunque no hubo daños para lamentar, no pudieron ser evacuados durante el temblor.

“Se espanta uno, porque ve que todo se mueve, todo se mueve, que va y que viene, y uno aquí sentado. Porque ya ni modo de correr”, relató a EFE María Teresa Rosas, una paciente con COVID-19 aislada junto a otras tres enfermas.

Esta anciana, en la recta final de su recuperación, escuchó la alarma sísmica mientras comía una gelatina, lo que hizo que le entrara “más miedo”.

Sismo en México. Foto: Reuters
Sismo en México. Foto: Reuters

Los doctores ocupados en la tercera planta del Hospital Juárez, donde está el área COVID-19, tampoco pudieron desalojar el edificio una vez oyeron la alarma, 62 segundos antes del episodio, ya que su equipo especial está infectado con el virus.

“Es una sensación horrible. Mientras estás aquí en el tercer piso, la indicación es replegarte a los muros y quedarte ahí. Aunque escuches la alarma sísmica no puedes salir, te tienes que quedar aquí en el piso”, manifestó la doctora Angélica Ruiz, una neuróloga que apoya en la atención de pacientes con COVID-19.

Esa situación de reclusión durante el sismo provocó “muchas crisis nerviosas” sobre todo entre el personal sanitario, como declaró una de las psicólogas del área de salud mental del centro, Mayela Padrón.

“Eso también influyó en que se sintieran limitados, que incrementara la angustia, además de la angustia que ya hay por el temblor que hubo hace dos años y medio. También por esta situación del coronavirus la gente está más sensible, más susceptible”, manifestó.

Daños menores.

La alcaldesa de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, afirmó en rueda de prensa que solo hubo daños menores en una treintena de edificios y afectaciones en inmuebles deshabitados desde el terremoto de 2017. Añadió que ninguno de los hospitales que atienden a enfermos de COVID-19 tuvo que ser desalojado.

Según Sheinbaum, el 97% de los más de 12.000 altavoces dispuestos en la urbe de casi nueve millones de habitantes para emitir la alerta sísmica sonaron a tiempo y los ciudadanos tuvieron 72 segundos para salir a la calle.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) se vio obligada a aplicar un protocolo especial para atender a cerca de dos millones de residentes en la ciudad de México que se quedaron sin luz pero que vieron restablecido el servicio pocas horas después.

Tras el sismo, Pemex puso durante algunas horas en paro seguro las operaciones de su refinería en Salina Cruz, en Oaxaca, debido a un conato de incendio.

Seis horas después del temblor, que tuvo lugar a las 10.29 hora de México (12.29 en Uruguay), el Sismológico Nacional había registrado 447 réplicas, siendo la de mayor magnitud de 4,6, añade el comunicado.

En Oaxaca el sismo provocó además daños leves en cuatro hospitales y una clínica, y afectaciones en fachadas de tres iglesias, mercados y otras construcciones.

El aeropuerto del balneario de Huatulco sufrió daños menores, mientras que se registraron derrumbes en cuatro carreteras.

Unas horas después que en México, en Puerto Rico también se registró ayer un temblor pero de magnitud 4,59, con epicentro a 78 kilómetros de la localidad de Aguadilla.

Terremotos más poderosos que han sacudido a México

- 23 de junio de 2020. Un sismo de 7,5 grados Richter con epicentro en el sureño estado de Oaxaca, en la costa del Pacífico, se percibió en el centro y sur cuando el país se encuentra aún en lo más alto de la pandemia por la covid-19. Familias enteras salieron a la calle, muchas de ellas sin tapabocas y rompiendo los protocolos de distancia social. En el sur se reportó una persona fallecida.

- 19 de septiembre de 2017. Un terremoto de 7,1 grados en el centro del país dejó 369 muertos, la mayoría en la superpoblada capital, donde se derrumbaron unas 40 construcciones. Uno de los epicentros de la tragedia fue una escuela privada en la que murieron 19 menores.

- 7 de septiembre de 2017. Poco antes de la medianoche, en Oaxaca se registró un sismo de 8,1 grados según el sismológico estadounidense y de 8,2 de acuerdo con el mexicano, lo que lo haría el más poderoso en un siglo. La zona más afectada fue el sur, donde murieron 96 personas.

- 30 de septiembre de 1999. El centro y sur de México fueron remecidos por un sismo de 7,5 que dejó 22 muertos, la mayoría en Oaxaca.

- 15 de junio de 1999. El centro del país fue sacudido por un sismo de 7,0 grados con saldo de al menos 25 muertos en el estado de Puebla.

- 9 de octubre de 1995. Un poderoso terremoto de 8,0 con epicentro en el Pacífico central sacudió gran parte del país con saldo de 48 fallecidos. De las víctimas, 30 murieron al derrumbarse un hotel en el puerto de Manzanillo.

- 19 de septiembre de 1985. Un devastador terremoto de 8,1 con epicentro en la costa del Pacífico sacudió a gran parte del país y dejó en ruinas una amplia zona de Ciudad de México. Más de 10.000 personas murieron, la gran mayoría en la capital.

- 28 de julio de 1957. Un sismo de magnitud 7,7 derribó de su columna de 36 metros al Ángel de la Independencia, majestuosa escultura de bronce símbolo de la ciudad. El llamado "sismo del Ángel" dejó unos 50 muertos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados