Publicidad

calentamiento global

Científicos hallaron virus "zombie" que estuvo congelado 48.500 años y podría ser letal

Los especialistas encontraron partículas y bacterias que pudieron haber provocado pandemias hace miles de años y enfermedades respiratorias o cutáneas como la viruela.

Compartir esta noticia
Virus.
Virus.
Foto: Archivo

Científicos en Estados Unidos han aprovechado el calentamiento global para hacer investigaciones de materiales, partículas, virus y hasta bacterias que estaban congeladas en una de las capas más profundas del suelo.

Se trata del “permafrost”, una capa del suelo que estaba cubierta por grandes cantidades de hielo en el Ártico y que ha venido perdiendo su consistencia debido al calentamiento global.

Según los estudiosos de ese ecosistema, la temperatura del planeta ha aumentado hasta cuatro veces de su valor natural y, por lo tanto, se está produciendo el descongelamiento de suelos que dejan a la intemperie curiosos descubrimientos.

Los científicos hallaron un virus "zombie" que estaba inactivo desde hace 48.500 años, pero que se presume puede ser muy letal para la salud de los seres humanos.

También se han hallado partículas y bacterias que pudieron haber provocado pandemias hace miles de años y enfermedades respiratorias o cutáneas como la viruela. De hecho, se habla de que muchos de esos virus pudieron quedar congelados en ese lugar desde la Guerra Fría.

Por ahora no se conocen qué efectos pueden tener en los seres humanos, ya que los científicos intentan ser muy cuidadosos en la manipulación de las partículas para evitar una posible mutación del virus y exponer al sistema de salud con una inminente amenaza.

Se dice que estos virus podrían permanecer activos debido a las bajas temperaturas en las que se han conservado, a la poca presencia de oxígeno y a la escasa luminosidad que entra en esos ecosistemas.

Así mismo, dicen que pueden ser partículas que tenían una dinámica diferente en esos ecosistemas y que no se sabe cómo podrían reaccionar en los espacios modernos.

Mientras que las consecuencias del estudio sean desconocidas, los expertos en el tema seguirán tratando el virus con precaución y sin extralimitarse en la investigación.

Juan Pablo Contreras Ríos, EL TIEMPO (GDA)

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

GDA

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad