Encuesta

“La seguridad: ¡Qué tema!”

Preocupación de la gente por seguridad está en punto más alto desde que hay registros.

Pese a las críticas que recibe Bonomi, el presidente le brinda su apoyo. Foto: F. Ponzetto
Pese a las críticas que recibe Bonomi, el presidente le brinda su apoyo. Foto: F. Ponzetto

La elección estaba ganada. Quedaba la duda si era por paliza, o el candidato blanco le hacia un poquito de fuerza. Pero varios días antes del balotaje de 2014 todos en el sistema político sabían que el nuevo presidente iba a ser Tabaré Vázquez. Y así fue. Por eso en su último spot publicitario el líder frenteamplista salió a hablarle a los uruguayos ofreciéndoles un contrato.

“Quiero proponerte el siguiente contrato. Yo me comprometo a trabajar a sol y sombra para que este país no se detenga. Y tú a ser parte de este camino al desarrollo”. Luego enumeró -área por área- su promesa de llegar al sillón presidencial y la contrapartida que le solicitaba a la gente. Pero para seguridad no hubo pedido: “¡Yo me comprometo con la seguridad! Yo me comprometo ante ti y tú comprométete ante los que más quieres a seguir adelante. A no volver atrás”, dijo Vázquez en su clásico tono pausado mientras de fondo se escuchaba la melodía del jingle electoral.

Pero la gestión en seguridad no fue uno de los puntos altos en lo que va del mandato de Vázquez. Y así se lo está haciendo saber la gente. Desde que el líder frenteamplista tomó la Presidencia el 1° de marzo de 2015, la preocupación de la ciudadanía por el tema de seguridad subió 18 puntos. En la encuesta de Equipos Consultores, que es el estudio que maneja el Poder Ejecutivo, el temor social por este tema se ubicó en el punto más alto desde que existen registros.

Siete de cada diez uruguayos sienten que la “inseguridad y la delincuencia” son el gran problema del país. Esta tendencia ha estado en clara alza durante todo 2018. Esto coincide con el aumento significativo de las rapiñas. La promesa electoral era que se iban a bajar un 30% al finalizar el período de gobierno. En 2016 y 2017 el Ministerio del Interior logró reducir algo la cantidad. Pero solo en la primera mitad de este año las rapiñas subieron en más de un 50%.

Vázquez se refirió al tema el miércoles en la disertación de ADM y explicó que el aumento de ese delito coincide con la implementación del nuevo Código del Proceso Penal.

“Seguridad. ¡Qué tema la seguridad!”, fue la forma que eligió Vázquez para introducir el tema. “Sabemos que tenemos problemas, no somos necios. Pero despacito por las piedras”, continuó el presidente. A partir de allí dio su argumento apoyado en un informe internacional. Su anuncio fue que sobre el final de este año las rapiñas retomaron la tendencia a la baja.

El segundo tema de preocupación de la gente, según la encuesta, es el desempleo. Pero en este caso en bastante menor nivel que la seguridad. Cuatro de cada diez uruguayos sostienen que el desempleo es un tema a solucionar como prioritario.

Esto también es identificado por los jerarcas del gobierno en disertaciones y declaraciones públicas. Según los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de desempleo en diciembre se ubicó en 8,6%. Un año atrás, la desocupación era de 7,7%.

La educación es el punto número tres. En este tema Vázquez se había comprometido en campaña a impulsar un cambio del ADN de la educación. Así fue el eslogan con que presentó sus propuestas.

En la disertación de balance de año en ADM el jefe de Estado defendió lo actuado en esa área y si bien asumió que hay elementos donde aún se necesita seguir mejorando, explicó que ese “cambio de ADN” que anunció no se puede hacer de un día para el otro.

“Cuando se impacta en un ADN los resultados no son inmediatos. Acá la modificación del ADN en la educación estuvo basada en el concepto de la necesidad de cambiar el ADN”, dijo en su mensaje de cierre de 2018.

El cuarto punto que los uruguayos ven como más complicado es “la economía” en general. En quinto lugar la respuestas de los encuestados fueron que lo que más les preocupa en el país es “la mala administración del gobierno”.

Esta encuesta se hace con una pregunta abierta sin dirigir las respuestas de los encuestados. Por eso es que aparece una larga lista de puntos que los ciudadanos ven como complicaciones en el Uruguay. La droga, y la violencia son parte de las menciones, como también el tema de la corrupción y la limpieza.

Que el tema de seguridad sea visto como un tema tan preocupante por la amplia mayoría de los uruguayos es una de las razones que explica la caída en la aprobación de gobierno de Vázquez en el cierre del 2018. Sin embargo su popularidad no ha caído de la misma forma, es que la ciudadanía valora más la imagen del presidente que la de su equipo de gobierno.

De hecho el ministro del Interior Eduardo Bonomi es el jerarca de gobierno con peor imagen y solo es superado entre los frentistas por el exvicepresidente, Raúl Sendic.

Sin embargo Vázquez lo ratificó en su cargo en varias oportunidades. El presidente optó por no hacer cambios en su gabinete, más allá de los de fuerza mayor, como ocurrió con la muerte de Eleuterio Fernández Huidobro, quien era el ministro de Defensa, y la renuncia del de Ganadería, Tabaré Aguerre.

¿Cuáles son las preocupaciones?

Inseguridad

Desempleo

Educación

Situación económica

Mala administración del gobierno

Problemas sociales y pobreza

Violencia

Droga

Bajos salarios

Suba de precios

Los políticos

Los impuestos

Salud

Actitud de la gente

Corrupción

Limpieza

Mayoría ve un 2019 complicado en lo económico
El 73% de los empresarios espera que empeore el empleo en 2019
Danilo Astori: elevó las metas de déficit fiscal para este año y el próximo en la Rendición de Cuentas. Foto: archivo El País.

Con subas y bajas, en el actual período de gobierno, casi la mitad de los uruguayos ha percibido como “mala o muy mala” la situación económica y solo casi uno de cada cinco cree que es “buena o muy buena”. Niveles tan pesimistas no se observaban desde el final del período de Jorge Batlle, cuando la economía empezaba a repuntar tras la furibunda crisis de 2002.

Pero, también hacia adelante campea el pesimismo. Cerca de cuatro de cada diez uruguayos cree que la situación económica estará “peor o mucho peor” dentro de un año y otro tanto piensa que estará “igual”, frente a solo dos de cada diez que prevén que mejore. Estos niveles de pesimismo no se veían desde mediados de 2003.

Si bien la situación actual dista bastante de la que era hace 15 años, la economía se estancó en el segundo y tercer trimestre y el desempleo no cede del 8,6%.

Los analistas económicos no esperan una mejora en 2019, con un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de entre 1% y 2%.

Otros indicadores, también muestran un escenario complejo. El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) que elabora la Cátedra SURA de Confianza Económica de la Universidad Católica se mantuvo todo el año en la zona pesimista y cayó a niveles históricamente bajos desde que se mide (hace diez años) por el deterioro del mercado laboral.

A su vez, la encuesta empresarial hecha por el Instituto de Competitividad de la Universidad Católica divulgada días atrás, muestra que la mitad (49%) de los encuestados piensa que “sus actividades empresariales van a empeorar” en 2019, “lo cual es una señal de alarma para la economía uruguaya”, señaló el informe. Un 39% cree que estará igual y solo 12% prevé que esté mejor.

A su vez, el 73% de los empresarios espera que empeore el empleo en 2019, frente a 21% que prevé que permanecerá en los niveles actuales y solo 6% que ve una mejoría.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)