Inseguridad

A gritos, víctima alertó que estaba secuestrado

En un piquete de rutina, Policía detuvo el auto en que viajaba.

Efectivos realizaron controles de rutina en el marco de la Operación Gavilán VI”. Foto: R. Figueredo
Efectivos realizaron controles de rutina en el marco de la Operación Gavilán VI”. Foto: R. Figueredo

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

A las 23:30 horas del domingo pasado, un grupo de policías de la seccional de Balneario Solís se apostó en la Ruta Interbalnearia, en una zona conocida como “Los Cardos” (kilómetro 86). Al lugar también concurrió personal del grupo de choque de la Policía de Maldonado.

El objetivo del “piquete”, realizado en el marco de la “Operación Gavilán VI”, era efectuar chequeos a autos que podrían estar requeridos o buscar personas prófugas.

Durante una hora y media, el control fue rutinario. Minutos antes de la 1:00 horas de ayer, los policías pidieron documentos a varios autos hasta llegar al Mercedes Benz detenido. Los agentes observaron que no había nadie en el asiento del acompañante y que detrás viajaban dos personas.

Esa actitud generó sospechas a los policías. Les pidieron documentos. Percibieron que el dueño del auto viajaba detrás. El chofer dijo un nombre falso. Los tres hombres estaban rígidos en sus asientos, según relató un policía a El País.

Los agentes rodearon el auto e invitaron a los ocupantes a descender abriendo las puertas del vehículo. En ese momento, una de las personas que viajaba en el asiento trasero salió corriendo mientras gritaba: “Me secuestraron, me secuestraron”. Se trataba del dueño de una automotora ubicada en Las Piedras, de 33 años.

Los policías detuvieron en forma inmediata a los dos secuestradores. Cuando estos dejaron vacío el Mercedes Benz, los efectivos observaron que arriba del asiento trasero se encontraba un arma de fuego. Se trataba de un revólver calibre 38. Más tarde, los policías constataron en la base de datos que uno de lo dos secuestradores tenía antecedentes penales por rapiña, pero eran antiguos. Enseguida separaron a los detenidos: uno de ellos fue llevado al carcelaje de la comisaría de Balneario Solís y el otro a la Jefatura de Maldonado.

Posteriormente, los policías informaron de la detención a la Fiscalía de Maldonado, la que dispuso las primeras actuaciones investigativas.

La trama.

En la primera declaración, el empresario relató que su privación de libertad se produjo en el departamento de Rocha, según informó ayer la Jefatura de ese departamento en un comunicado de prensa.

Al tratarse de un caso complejo, personal de Investigaciones de la Zona Operacional 2ª se hizo cargo de la indagatoria.

El empresario declaró que su exesposa le había realizado continuas extorsiones y pedidos de dinero desde que se separaron tiempo atrás.

Y agregó que fue citado por la mujer la noche del domingo 10 a un encuentro en la ciudad de Castillo, para que entregara dinero.

Según su relato, la exesposa le pidió que la esperara sobre una parada de ómnibus próxima a la Ruta 9. Cuando el empresario llegó en su auto Mercedes Benz al punto acordado, fue abordado por dos individuos armados.

La Policía de Rocha sospecha que la mujer se encontraba en otro auto a corta distancia.

La fiscal García dijo a El País que el empresario llevaba encima $ 20.000 y US$ 500.

“Como la víctima no tenía suficiente dinero, lo secuestraron para que le entregara los papeles de su Mercedes Benz, un auto del año 2013”, expresó.

Luego de la audiencia realizada en la mañana de ayer, la fiscal letrada de Rocha, Josefina García, dispuso que los dos detenidos permanecieran encarcelados a su disposición. Posteriormente, ordenó a la Policía que los condujera al mediodía a una audiencia en la sede de la Fiscalía.

Allí la fiscal García tomó declaraciones a los dos hombres, sobre quienes pesan acusaciones por secuestro y extorsión.

A las 21:00 horas de ayer, la Justicia hizo lugar al pedido de la Fiscalía y acusó a los dos detenidos por el delito de secuestro. También dispuso una prisión preventiva para ambos por 120 días.

La fiscal García también dispuso una orden de captura para la expareja del empresario secuestrado, tras constatar que estaría vinculada a la maniobra investigada.

Al saberse buscada, la mujer se entregó en una seccional de Las Piedras. Quedó detenida. Es posible que hoy sea acusada por la Fiscalía como autora de un delito de secuestro.

Secuestro impactó en Las Piedras

Apenas trascendió que el empresario secuestrado era oriundo de Las Piedras, la noticia conmovió a la población de esa ciudad canaria.

Los periodistas de diversos medios de comunicación de Las Piedras trataron ayer de conseguir en forma infructuosa el nombre de la víctima. Simultáneamente, los siete u ocho empresarios del ramo automotor de esa ciudad intercambiaron llamadas para conocer el nombre del colega que había sido privado de libertad por su exmujer. En un principio, las miradas apuntaron a un joven empresario que posee un perfil similar a la víctima del secuestro ocurrido en la ciudad de Castillos (Rocha).

Este empresario dijo a El País que recibió llamadas de colegas y de familiares que pensaron que había sido extorsionado.

En tanto, fuentes policiales señalaron que, por orden de la Fiscalía, procurarán preservar el nombre del empresario para no dañar la investigación penal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)