RITMO Y PASIÓN DE FEBRERO

Con un calor abrasador ya comenzaron las Llamadas

Ayer tronaron por Sur y Palermo los primeros tambores; la etapa de hoy pasó para mañana sábado.

Desfile de Llamadas 2018. Fotogalería: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour

Las lluvias y tormentas pronosticadas para toda la jornada de hoy, asociadas a vientos con ráfagas de 55 kilómetros por hora, motivaron la suspensión de la etapa de las Llamadas en donde concursarían las comparsas más clásicas y ganadoras.

Este desfile se realizará mañana sábado 10 de febrero desde la hora 20:30. Serán 24 las agrupaciones que partirán desde Carlos Gardel y Zelmar Michelini, para seguir a lo largo de casi un kilómetro por Isla de Flores hasta la calle Minas.

Cualquiera de las localidades adquiridas para hoy tendrá validez mañana. De existir remanente, se venderá en el circuito en el día del desfile.

El valor de las preferenciales es de $390, la Platea Turista $650, los palcos $ 900 cada uno y las sillas populares $190.

Arrancandonga.

En la noche de ayer, a pesar del pronóstico del Instituto Uruguayo de Meteorología que anunciaba precipitaciones y tormentas aisladas, con una temperatura cercana a los 30° C y una sensación térmica bochornosa, comenzó a las 20:30 la primera etapa de las Llamadas, con la participación de las comparsas de menos renombre pero con ansias de ir ascendiendo a fuerza de amor y ensayos callejeros que desarrollan todo el año y también con más esmero y producción para lucirse en la avenida del candombe.

Con el tronar arrollador de los tambores, la gracia y sensualidad de las bailarinas en cada coreografía, el colorido de los estandartes y la cuota ancestral de las mamaviejas, los gramilleros y escoberos, la comparsa en concurso que abrió la fiesta fue Kalema, de Aires Puros, debutante, con ex integrantes de Makalé y los colores de Kenia.

Su propuesta fue armar candela y lo consiguió, haciendo batir las palmas a miles de personas que disfrutaban desde el cordón de las veredas, los balcones o las azoteas.

Después pisó la calle, recién pintada de blanco y sin avisos de sponsors, La Fuerza, de la Curva de Maroñas, que cumple 15 años y se dio el gusto por momentos de tocar al ritmo del milongón. Le siguieron Mandinga, de Villa Española, con su homenaje a los indios americanos y una propuesta visual francamente "endiablada", con varias bailarinas vestidas de rojo, uno de los colores del club del barrio.

A continuación desfiló Nimba con ex componentes de Nigeria, con nombre de diosa africana, con un vestuario diverso al habitual de las féminas danzantes, muy colorido, y con una cuerda de tambores que se desdobló incluso a nivel de vestuario para arraigar en lo más arcaico de los orígenes africanos, algo que realzaban las banderas de países de aquel continente.

Las Panteras de Benguela, desde el Cerrito, arribaron también con un homenaje a la cultura afro y un espectacular despliegue sonoro, como también lo demostró enseguida Templando en Puerto Rico, que viene de ese barrio que integra su nombre y se ubica entre la Unión y Villa Española. Al frente de la cuerda de tambores, su principal vedette, Jessi López, se mostró esplendorosa, brillante, simpática. Ella fue además la encargada del vestuario y la coreografía de la comparsa.

Pasadas las 22:00 horas, la mesa ya estaba bien servida pero seguía el festejo, con Makondo, la verdirroja de la calle José Cabrera y Pernas, frente al club de Baby Fútbol Estudiantes de la Unión, que surgió el año pasado con el deseo de renacer cada día en el mundo del candombe, con una imponente variedad rítmica y con tres vedettes bien pegadas a las lonjas, por si no alcanzaba con una.

Otro debutante provino de San José, fue la primera del interior del país en desfilar y probar la expansión del tambor más allá de Montevideo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)