Publicidad

mujeres

Testing, la rama femenina de la tecnología informática

Según la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información (CUTI), solo el 28% de las personas empleadas en la industria de las TICs son mujeres.

Compartir esta noticia
Una mujer con una laptop.
Una mujer con una laptop.

En América Latina las mujeres representan 30% de las personas que trabajan en empresas de TI, según el estudio “El futuro de la tecnología: inclusión femenina”, elaborado por Laboratoria, organización que potencia a las mujeres a entrar en el sector de las Tecnologías de la Información.

El porcentaje se replica casi exactamente en nuestro país: según la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información (CUTI), solo el 28% de las personas empleadas en la industria de las TICs son mujeres, cuando a nivel población este porcentaje asciende a más de la mitad.

Sin embargo, dentro del mundo de las TI hay una rama en la que la participación femenina experimenta un crecimiento y está a punto de llegar a la paridad: el testing, el área de control de calidad del software.

De acuerdo a los estudios de la multinacional de TI Baufest, el porcentaje de mujeres en el puesto de automatizadora de pruebas aumentó constantemente, pasando de 25% en enero de 2021 a 30% durante el mismo mes en 2022; y llegando al 45% este 2023. ¿De qué se trata exactamente y porqué implica una oportunidad para el género femenino?

Probar… y volver a probar

El software QA o testing de software es el proceso de verificar y validar la funcionalidad de un programa o aplicación de software, para garantizar que el producto esté libre de defectos.

Durante el proceso de desarrollo de software es normal encontrar errores y no debería suponer un gran inconveniente, ya que todavía se está en la fase de prueba. Sin embargo, continuar desarrollando el proyecto sin abordar esos errores puede generar problemas graves para todas las partes involucradas en el proceso de desarrollo del proyecto. Por lo tanto, el testing de cierto software es un proceso paralelo al desarrollo de ese software en cuestión, cuyas tareas deben ir realizándose a medida que se construye el producto para evitar inconvenientes en la funcionalidad de manera previa a su lanzamiento. Además, no solo se trata de detectar y corregir errores actuales, proporcionando calidad y confiabilidad del software, sino que también se debe anticipar futuros errores y evitar la aparición de nuevos defectos en el futuro que puedan afectar al software.

“Cada vez más mujeres trabajan en testing y se inclinan o especializan en técnicas dentro de esta rama. Este es uno de los pocos puestos de trabajo de la industria en la que es posible encontrar paridad de género”, señaló Mercedes Bravo, Head de la práctica de Software Quality en Baufest, informando que en esa empresa actualmente el 47% del personal en el área de testing son mujeres.

“Años atrás la mayor proporción de mujeres en testing que en otras áreas se relacionaba con la idea de que una mujer es más prolija que un hombre: “tiene un ojo más crítico, es cuidadosa, y presta mucha atención a los detalles”, se decía, todas características que se adecuan al estereotipo clásico del rol femenino, un estereotipo que no nos visualizaba en áreas más `duras`”, expresó.

“La realidad es que hoy las mujeres empujamos un cambio de paradigma dentro de IT. Las áreas de programación, como de testing automatizado, las conformaban muy poca proporción de mujeres. Pero durante la pandemia se incrementó la demanda de soluciones digitales, provocando un incremento de puestos laborales. Esto ayudó a la inclusión femenina en el sector. Sin embargo, aún queda mucho por recorrer”, meditó.

“En el sector hay muchas oportunidades laborales que requieren de capacidades técnicas y pensamiento crítico. El rol del Quality Engineer abarca no sólo dichas capacidades, sino también, pensamiento estratégico y metodológico para implementar una arquitectura de pruebas”, agregó.

“Es un rol muy completo y por eso, las personas se forman en distintos programas académicos (ya sean terciarios o universitarios) y lo complementan con cursos y certificaciones más específicas, provistos en general por distintas plataformas online. Como consecuencia de la pandemia, hoy tenemos acceso a más herramientas virtuales para la capacitación de las personas. En Baufest, por ejemplo, adoptamos la plataforma Udemy” informó.

En favor de las mujeres

De acuerdo con el estudio “El futuro de la tecnología: inclusión femenina”, realizado por Laboratoria, una visión empresarial que incluya a más colaboradoras es favorable para el negocio, ya que las compañías que cuentan con más del 40% de mujeres en sus equipos ejecutivos aumentan 21% las probabilidades de tener un rendimiento sobresaliente en sus respectivas industrias en comparación con aquellas que tienen menos de 5% en puestos ejecutivos.

Otro dato que revela la importancia del trabajo femenino es que las compañías con más mujeres en puestos directivos tienen 28% más valor económico y un retorno sobre capital 47% mayor que aquellas sin mujeres en estas posiciones. El mismo estudio de Laboratoria da cuenta de que los consejos directivos que tienen al menos una consejera mejoran su desempeño en términos de crecimiento y ganancias.

Esta información permite entender que las mujeres aportan tanto conocimiento como valor financiero a las organizaciones en las que trabajan. “De aquí la relevancia de impulsar estrategias que permitan la entrada de las ingenieras, científicas, técnicas y ejecutivas a las empresas en general y en particular a las de Tecnologías de la Información”, reflexionó Bravo. “Hoy en Baufest podemos decir que somos una empresa que impulsa la incorporación de mujeres a nuestro trabajo, lo cual hacemos tomando su experiencia y conocimiento. Como compañía nos sentimos orgullosos de contribuir con un grano de arena en favor del crecimiento y reconocimiento de la labor que realizan nuestras colegas”, agregó.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad