Mascotas

Las razas de gato que se destacan por ser las más cariñosas

Los gatos tienen fama de ser animales de carácter complicado; la realidad es que esta característica depende mucho de la raza, la crianza y los cuidados dados por los seres humanos.

Seductor y rodeado de misterios, el gato crea adeptos a su alrededor.
Foto: Archivo

El temperamento de los felinos, curiosamente, a veces también depende de su color. Los gatos tienen fama de ser animales de carácter complicado y poco cariñosos. La realidad es que esta característica depende mucho de la raza, la crianza y los cuidados dados por los seres humanos.

Pero... ¿cuáles son las razas de gatos que tienden a ser más cariñosas y las variables que pueden afectar su carácter? Luis Fernando Aldana, veterinario especializado en gatos, aseguró que hay 82 razas reconocidas a nivel mundial.

"Dentro de las razas más conocidas tenemos el gato persa, el bengalí, el siamés y, por supuesto, el gato criollo", explicó el veterinario.

¿Influye el proceso de gestación y crianza?

El especialista señaló que el temperamento de los padres del gato influye significativamente en el ejemplar. Además, el proceso de gestación (de 60 a 65 días) debe ser ideal y tranquilo para la madre.

Después de nacer, el gatito debe ser amamantado durante los primeros tres meses. Luego se dará una una etapa de socialización para el animal: "El gato debe estar con otros animales domésticos y personas para que aprenda a interactuar".

¿Qué necesita un gato para tener buen carácter?

Debe tener los cuidados básicos para que tenga un temperamento adecuado: la nutrición completa, una arenera, un ambiente tranquilo y la atención por parte de sus dueños.

"Cuando se rompe cualquiera de esos procesos, cualquier gato puede ser muy agresivo, ansioso o miedoso", aseveró Aldana.

¿Qué necesita un gato para tener buen carácter?

Persa

Los hay en infinidad de colores: rojizos, blancos, negros, plateados, incluso marrones. Tienen una extensa capa de pelo y sus patrones, también diversos, son el unicolor, bicolor, tricolor, sombreado, color más oscuro en los extremos, entre otros.

Birmano

Los gatos de esta raza tienden a ser perezosos, por lo que es necesario que el dueño esté pendiente de su peso. Así mismo, tienen una personalidad calmada. No suelen ser temperamentales y tampoco agresivos.

Los ejemplares de esta raza tienden a tener todo tipo de colores, principalmente los marrones, rojizos y cremas. El patrón predominante en sus pelajes posee un tono más oscuro en los extremos. Tienden a apegarse más a una sola persona, lo que los vuelve celosos. Aun así, no son agresivos.

Siamés

Sus tonos predominantes son los marrones y los cremas. El patrón que los caracteriza es el color más oscuro en los extremos, como los birmanos. Son considerados elegantes por sus características físicas.

Su personalidad tiende a la inteligencia. Son astutos, lo que permite que sean adiestrados para salir a pasear con correa. También son muy cariñosos y necesitan de mucha atención por parte de sus dueños.

Criollo

Sus características físicas varían dependiendo de la raza de sus padres. La tendencia de estos gatos es a ser inteligentes. Suelen ser buenos adaptándose a los cambios y buenos cazadores. Si su etapa de socialización es adecuada, serán cariñosos y afectuosos con sus propietarios.

Esfinge

Estos gatos tienen una característica que los diferencia de los demás: son lampiños. Algunos ejemplares tienen poco pelo (como pelusa de melocotón) y otros son completamente calvos. Su carácter suele ser cálido y cariñoso. Además de ser muy juguetones, les gusta estar en compañía de sus amos.

"Son gatos, a veces, muy queridos y, a veces, muy odiados porque algunas personas no los ven estéticos por el hecho de que no tienen pelo", explicó Aldana.

La mascota del futuro

El veterinario recalcó la practicidad que representa un gato como mascota: "A diferencia de los perros, no hay que sacarlos al parque, no hay que estar pendientes de que hagan sus necesidades, son independientes, no huelen mal y no son ruidosos".
 
Finalmente, el especialista aclaró que el color del gato tiene también una influencia en su comportamiento. Los gatos que tienden hacia los colores rojizos suelen ser más agresivos, por su genética proveniente de los felinos silvestres. Por el contrario, los gatos de tonos oscuros suelen ser temperamentales y los de tonos diluidos (como es el caso del persa) suelen tener buen temperamento.

Eso sí: siempre, ante cualquier circunstancia, es necesario brindarles las herramientas necesarias para tener buen carácter.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados