EJECUTIVOS

Creó negocios exitosos y ahora escribió un libro que inspira a emprender y no ser como el Sr. Burns

Federico Lavagna, cofundador de El Viajero Hostels y Sinergia Cowork, relata su historia personal y filosofía de negocios en el libro "Cómo jubilarte a los 40 divirtiéndote mucho en el intento"

Federico Lavagna, cofundador de Sinergia Cowork y El Viajero Hostels. (Foto: Leonardo Barizzoni)
Federico Lavagna, cofundador de Sinergia Cowork y El Viajero Hostels. (Foto: Leonardo Barizzoni)

La fantasía de jubilarse antes de tiempo puede ser una feliz utopía para algunos, pero no para Federico Lavagna. El cofundador de la cadena internacional de hostels El Viajero y de Sinergia Cowork cree que esa idea denota que «un trabajo es algo que se padece». Por eso, insiste en que lo importante es «disfrutar lo que estés haciendo». «Tenés que estar en un lugar que te encante estar y si no es así, replanteátelo, no te quedes ahí por comodidad», aconseja.

En cambio, su idea de «jubilación» tiene un sentido más económico: «no depender del trabajo diario para cubrir mis costos» tras generar un patrimonio o ahorro.

Lavagna reflexiona sobre el desafío y el coraje para emprender, a partir de su historia en los negocios y vivencias personales condensadas en su libro Cómo jubilarte a los 40 divirtiéndote mucho en el intento, de reciente publicación.

Escribir es un proyecto que Lavagna concibió hace unos años a partir del feedback positivo que recibía cada vez que contaba su historia y filosofía emprendedora en distintos ámbitos. Armó un boceto de lo que sería el libro y empezó a escribir en tiempos muertos en aeropuertos.

Inspirar

«Siempre he dicho que no hay una cultura emprendedora en Uruguay en general, es un país muy conservador. Por lo menos, hasta mi generación ha sido así; yo siempre fui un poco más ‘bicho raro’ por tomar riesgos y hacer tantas cosas», apuntó Lavagna.

En el libro cuenta que su espíritu inquieto lo ha guiado desde chico, como cuando pidió cambiarse de liceo o al decidir salir a recorrer Europa por su cuenta con 21 años, en ambos casos para tener nuevas experiencias. «Uno puede ser emprendedor sin necesariamente emprender un negocio, sino corriendo riesgos, haciendo cosas diferentes», explicó.

Lavagna se propone inspirar a otros a ser fieles a sí mismos y a no resignar su sueño de emprender. También, interpela al emprendedor consagrado «a replantearse eso de seguir siempre trabajando para ganar más» incluso a costa de otros emprendedores. Esa estirpe encarna a los «Señores Burns de la vida», según los define Lavagna.

«No hay una cultura emprendedora en Uruguay en general, es un país muy conservador. Por lo menos, hasta mi generación ha sido así; yo siempre fui un poco más ‘bicho raro’ por tomar riesgos y hacer tantas cosas»

Federico Lavagna
Federico Lavagna

Inteligencia, sentido común, suerte -porque no todo el éxito depende del talento-, contactos, pero especialmente «la valentía de animarse» son rasgos que debería tener un emprendedor, resumió el autor.

Lavagna concede que el coraje no siempre es innato y por eso plantea fomentarlo desde la niñez, en la escuela y la familia. «Es importante educar a los niños a animarse a correr riesgos, a que fracasar no es malo», recalcó. Desarrollar esas habilidades blandas los ayudará a ser emprendedores de adultos. «La autoestima sirve para cualquier orden de la vida», remarcó.

Aunque inspirador, Lavagna no quiere transmitir una idea edulcorada sino incluso «desromantizada» del emprendedurismo, por eso asegura que «el camino está lleno de espinas, pero eso también después lo hace mucho mas satisfactorio».

El próximo capítulo

"Cómo jubilarte a los 40", libro de Federico Lavagna.
"Cómo jubilarte a los 40", libro de Federico Lavagna.

Las épocas de crisis, como la pandemia, también pueden ser momentos para emprender, dice Lavagna. En el libro coloca a los emprendedores como «héroes de la crisis social de la pandemia», y argumenta que ante la falta de trabajo, se abre la oportunidad a que más gente inicie su propio proyecto.

«El país debería enfocarse mucho en no solo salir a buscar que vengan grandes multinacionales sino hacer políticas mucho más fuertes para que los uruguayos podamos generar nuestros propios empleos», insistió Lavagna. El libro puede ser un «empujón» que anime a otros a dar el paso, completó.

Un próximo capítulo en su historia girará en torno al desarrollo de proyectos de impacto social. Esos planes pasan por salirse de la gestión diaria de sus negocios para dedicarle su «expertise, capacidad y tiempo» a ese tipo de emprendimientos.

El fin social está presente también en este esfuerzo editorial del emprendedor. Lavagna hizo un acuerdo con la librería solidaria online Broli, por el que por cada ejemplar que se venda, la empresa regala un libro a una escuela pública. El autor, además, donará las ganancias del libro a proyectos sociales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados