Publicidad

Cómo podemos ayudar a una persona que sufre un ataque de pánico, paso a paso

Los ataques de pánico pueden provocar mucho miedo, estrés y ansiedad. Afecta a una de cada tres personas.

Compartir esta noticia
Ansiedad, angustia, pánico.jpg
Joven con ataque de pánico.
Foto: Freepik.

El Tiempo/GDA
Los ataques de pánico son episodiosrepentinos de miedo intenso que provocan reacciones físicas graves cuando no existe ningún peligro real o causa aparente que los desencadene. Los ataques de pánico pueden provocar mucho miedo, estrés y ansiedad.

Expertos estiman que se trata de una condición que afecta al menos a tres de cada diez personas a nivel global y puede presentarse mediante diversos síntomas físicos como palpitaciones, sudoración, temblor de manos, náuseas, molestias abdominales, mareos, dolor de cabeza, opresión en el pecho y sensación de ahogo.

Si bien las manifestaciones suelen ser en su mayoría físicas, los síntomas cognitivos son el punto de partida de estos episodios. Las personas que los padecen sienten miedo a morir o a que algo terrible esté por suceder, sumado a una sensación de descontrol. Llama la atención que en los niños estos signos no son tan frecuentes, puesto que en la mayoría de los casos no son capaces de comprender lo que les sucede.

Sin embargo, especialistas en salud mental de Vithas en Canarias, subrayan que el cuidado de la salud mental en la infancia y la adolescencia "es fundamental" para evitar un deterioro en la calidad de vida adulta.

De acuerdo con Franklin Scheider, codirector de la Clínica de Trastornos de Ansiedad del Instituto Psiquiátrico del Estado de Nueva York, aunque se estima que entre el 15 y el 30 % de las personas sufrirán al menos un ataque de pánico en su vida, solo entre el 2 y el 4 % desarrollará un trastorno de pánico.

Existen algunas técnicas que pueden ayudar a prevenir este tipo de episodios, aunque lo más recomendable siempre será acudir con un profesional de la salud que pueda estructurar un plan específico para cada persona.

Pero, ¿qué hacer para ayudar a una persona que está padeciendo de un ataque de pánico?

Según explica la secretaria de la Sociedad Española para el avance de la Psicología Clínica y de la Salud. Siglo XX (SEPCyS), Noelia Morán, lo primero que hay que hacer es, sobre todo, controlar la hiperventilación que, a juicio de la secretaria de SEPCyS, es "una de las claves" de este tipo de ansiedad.

"Cuando una persona respira de forma rápida y profunda porque está muy ansiosa es importante modificar esa pauta respiratoria. Para ello es recomendable realizar una respiración más lenta", expone Morán.

Los trucos más conocidos (y socorridos) son utilizar "una bolsa o el hueco de las manos con el fin de estabilizar la respiración y, por ende, la ansiedad", asegura la experta, que añade que "es necesario, además, ayudarle a desacelerar la respiración respirando con él o ella".

"Podemos acercanos a la persona y, hablándole con un tono de voz tranquilo utilizando frases cortas y simples, será necesario explicarle que está teniendo un ataque de pánico", según la secretaria de la SEPCyS. Así, por ejemplo, se le podría decir: "Tienes una crisis de ansiedad, es muy molesta, pero se pasará dentro de poco. Empieza a respirar más despacio, es importante", ejemplifica Morán.

Por último, también "se puede ayudar a la persona a concentrarse pidiéndole que repita una tarea simple, como contar hasta diez, o que se focalice en cualquier elemento que le distraiga de los síntomas, como que describa parte del mobiliario que está a su alrededor", concluye la experta.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Mente

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad