ENTRANDO EN EL POZO

Mutualistas tienen déficit anual de US$ 27,2 millones

El déficit operativo mensual por cada afiliado oscila entre $ 42 y $ 68.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Por orden del MEF, ASSE exigió a hospitales que controlen el gasto. Foto: F. Ponzetto

Las mutualistas de Montevideo tienen en promedio un déficit operativo anual de US$ 27,2 millones. Se calcula que por cada usuario el déficit mensual es de entre $ 42 y $ 68. Así lo señala un informe realizado por las Instituciones de Asistencia Médica Colectiva (IAMC), organización que las aglomera, y con el que negocian ante el Ministerio de Salud Pública (MSP).

El documento, al que accedió El País, destaca un dato que los centros de salud ya habían hecho saber a la cartera el año pasado, cuando negociaban un aumento del dinero que reciben por concepto de cápitas, y es que de 11 mutualistas que hay en Montevideo ocho verifican déficit. Lo que agrega es que la crisis se concentra sobre todo en tres instituciones.

Una institución presentó en 2015 un superávit de $ 129 millones, otras dos un superávit de $ 42 millones cada una, pero otras cinco tienen un déficit de $ 119 millones, otras dos de $ 244 millones y hay una que tiene un déficit de $ 545 millones. El documento no especifica a qué centro de salud corresponde cada una de las cifras.

La conclusión del trabajo precisa que "la no existencia de superávit operativo y resultados finales positivos provoca un debilitamiento de la estructura patrimonial de las empresas que, frente a limitadas posibilidades de acceder a fuentes de financiamiento de largo plazo provocan la necesidad de recurrir a fondos de terceros de corto plazo que agravan la situación económico-financiera de las empresas".

Las mutualistas señalan que "la revisión de las actuales tendencias depende fundamentalmente de determinar el objetivo de rentabilidad que las empresas mutuales deben tener por objetivo para poder alcanzar un círculo virtuoso entre los aspectos operativos y financieros del sistema".

Desfasaje.

El informe, con fecha de octubre de 2016 y el último que hicieron las IAMC, dice que los ingresos operativos de las mutualistas en Montevideo crecieron. Allí se cuenta tanto el dinero que reciben las instituciones por parte del Fondo Nacional de Salud (Fonasa) por concepto de cápitas, como lo que cobran por tiques y órdenes, y por la venta de servicios (como ser camas de CTI a hospitales públicos). No se cuenta, en tanto, el dinero que reciben por la Sobrecuota de Inversión, un dinero extra que el Fonasa les da a los centros en casos de que apuesten a mejorar su infraestructura. Pero, al mismo tiempo, crecieron los Costos Asistenciales.

"Es necesario hacer notar —advierte el informe— que solo en el caso de las instituciones de Montevideo se verifica que el incremento real de los Costos Asistenciales (21,33%) se encuentra por encima de la evolución de los ingresos operativos (17,33%), mientras se registra una fuerte reducción de los Gastos de Administración y Ventas (GAV)".

Con estos números, sostienen las mutualistas, "el déficit operativo de las IAMC en todo el país estuvo oscilando en el período analizado entre 1,65% y 2,03% de los ingresos por cápitas percibidos por empresas. En el caso de las instituciones con sede en Montevideo dicho déficit es permanente y se sitúa entre 2,75% y 4,70% de los ingresos por cápitas recibidos cada año". Fuentes de las IAMC comentaron a El País que la diferencia entre las cifras corresponde a que hay muchas instituciones del interior que presentan superávit, esto es lo que hace que el porcentaje baje en el cálculo a nivel nacional.

Se señala que "cada 100 pesos de activo (en las mutualistas, es necesario negociar 5,37 pesos adicionales de pasivos corrientes de corto plazo con el consiguiente costo financiero".

Más dinero.

A mediados del año pasado, cuando el MSP planteó la posibilidad de rebajarle a las instituciones privadas el dinero que cobran por concepto de cápitas, estas señalaron que si se cumplía este plan las empresas que iban a estar en aprietos financieros no iban a ser ocho de 11, sino diez.

Una comisión técnica con miembros de cada uno de los ministerios y la Junta Nacional de Salud (Junasa) consideraba en ese momento que estaba "sobrevaluado" el dinero que se les entrega a las mutualistas que están dentro del Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS). Las instituciones, en tanto, señalaron que "el sistema requiere de un ajuste al alza de un 4%", según advierten en una carta que enviaron directamente al Poder Ejecutivo.

"Esta diferencia de aproximadamente 6,5% en el valor de cápitas puede estimarse en una cifra ubicada entre los 70 y los 80 millones de dólares anuales", manifestaba la misiva.

Las mutualistas sostienen que de 2012 a 2015 (aún no hay un informe de 2016), la población Fonasa se incrementó un 14,4% y que cada vez los usuarios demandan más asistencias.

Las instituciones dijeron en ese entonces al MSP que no tienen margen ni intención de cubrir el dinero que dejarán de cobrar con una suba de los tiques, ya que el precio de estos está topeado por el MSP y además por el temor a que eso implique que en la apertura del corralito mutual algunos socios opten por pasarse a ASSE.

Tras esto, el Ministerio, pese a que decía justificar su recálculo de las cápitas a partir de parámetros de la Organización Mundial de la Salud (OMS), llegó a un acuerdo con las instituciones por el cual no les recortó el monto que reciben por concepto de cápitas, pero tampoco se los incrementó.

Déficit, corral y megaestafa.

La salud en Uruguay sabe de números rojos. El Fondo Nacional de Salud (Fonasa) tuvo en 2016 pérdidas récord, que llegaron al 1% del PIB. Una medida que se quiso tomar para revertir esta situación es la de bajar el dinero por concepto de cápitas a las mutualistas. Esto fue denegado por las empresas, que según sus balances ya están en números rojos. La situación económica de las instituciones es la que las lleva a hacer los mayores esfuerzos para captar usuarios durante la apertura del corralito mutual. Una de las cosas que hacen es contratar promotores. Esto es criticado por el Ministerio, que sostiene que a través de estos se pueden llevar adelante estafas como la que se perpetró contra el Fonasa y la que le hizo perder una cifra millonaria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)