POLÍTICA EXTERIOR

La postura oficial sobre Venezuela divide al FA

Nin: “Es una elección de partido único que nos preocupa”.

El canciller y la vicepresidenta analizaron la situación de Maduro en el gabinete con Vázquez. Foto: F. Flores
El canciller y la vicepresidenta analizaron la situación de Maduro en el gabinete con Vázquez. Foto: F. Flores

La situación venezolana no deja dudas. Para el gobierno uruguayo allí no hay democracia. El canciller Rodolfo Nin Novoa lo dejó más que claro y sin escatimar palabras como sí lo hacia un tiempo atrás. Dijo que en el país que gobierna Nicolás Maduro hay presos políticos, partidos políticos proscritos y falta de garantías democráticas. Un escenario comprometido como para realizar una elección nacional.

Por ese motivo fue que el gobierno frenteamplista de Tabaré Vázquez decidió sumarse al bloque de países contrario a Maduro y apoyar una declaración pidiendo que se suspenda el acto eleccionario.

Sin embargo, esta decisión del gobierno nacional abrió la polémica en la interna del partido de gobierno. Algunos sectores del Frente Amplio salieron públicamente a cuestionar la decisión.

El viernes 23, la Organización de Estados Americanos (OEA) instó —por amplia mayoría— a Venezuela a postergar los comicios presidenciales previstos para el 22 de abril. La decisión de la OEA se da en momentos en los que el gobierno de Maduro anunció que adelantaba los comicios.

La vicepresidenta de la República Lucía Topolansky informó ayer a la bancada de senadores del Frente Amplio sobre la decisión que se tomó en el gobierno y la instrucción que se le encomendó al representante uruguayo en la OEA Hugo Cayrús, de votar a favor de suspender las elecciones en Venezuela.

En la reunión, celebrada en el Palacio Legislativo, luego del informe de Topolansky no hubo otros comentarios pese a que hay sectores frenteamplistas representados en la bancada, como el Partido Comunista (Juan Castillo), Casa Grande (Constanza Moreira) y el MLN que están en contra de lo resuelto por el gobierno de Vázquez.

Participantes de la reunión señalaron a El País que Topolansky justificó la decisión basándose en el reciente fallo de la Corte Penal Internacional (CPI). Este organismo determinó que en Venezuela se han dado excesos en la represión contra las manifestaciones de los meses de abril a julio de 2017 que dejaron al menos 125 muertos y decenas de heridos. Esto fue interpretado como un avasallamiento a los derechos humanos en el país que gobierna Maduro.

Gabinete.

El tema fue conversado horas antes en la reunión del Consejo de Ministros. Al darle la palabra a Nin Novoa, el presidente Vázquez se refirió al tema y justificó la decisión de pedir la suspensión de las elecciones en el marco de la OEA.

A la salida, el canciller Nin Novoa conversó con los medios de comunicación sobre el tema. "Es una elección de partido único que nos preocupa", declaró y sin temor afirmó que Maduro tiene "presos políticos" en su país. Para el canciller, en Uruguay no se aceptaría de buen grado que se realizase una elección si las condiciones políticas fuesen las mismas que actualmente rigen en Venezuela. Pero incluso fue a más. Si bien dijo que es entendible y aceptado que dentro del partido de gobierno haya diferencias sobre este tema, remarcó que nadie de izquierda puede sentirse representado por maduro.

"Hay una mirada que no cree en una mayor apertura comercial como también hay otra que cree que los valores democráticos son para todos iguales y aunque algunos gobernantes se autodefinan de izquierda tienen posiciones que no son de izquierda porque a mí no me representan. Yo creo que nadie progresista o de izquierda puede sentirse representado por gobernantes que toman determinadas decisiones", declaró Nin.

La declaración de la OEA fue aprobada por Bahamas, Santa Lucía, Argentina, Barbados, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Jamaica, México, Paraguay, Uruguay y Perú.

En contra se pronunciaron Venezuela, Bolivia, Surinam, Dominica y San Vicente y las Granadinas. Se abstuvieron Ecuador, Nicaragua, El Salvador, Haití, República Dominicana, Belice, San Cristóbal y Nieves y Trinidad y Tobago.

Comunistas y Tupas cuestionan a Vázquez.

Las discrepancias con la decisión del gobierno nacional contraria a Nicolás Maduro fueron de los sectores que habitualmente apoyan al régimen chavista. Comunistas, tupamaros y Casa Grande que lidera Constanza Moreira. "Se equivoca Nin. No se trata d estar de acuerdo o no con Maduro. Se trata de defender la democracia y una salida pacífica para los venezolanos", escribió en su cuenta de Twitter el diputado comunista Nicolás Nuñez.

El Comité Ejecutivo del Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros (MLN-T) —que integra orgánicamente el Frente Amplio— marcó su claro rechazo a la decisión del gobierno de Vázquez.

Una decisión que horas después, Lucia Topolansky, debió explicar al resto de los senadores frenteamplistas al ser encomendada por Vázquez como vocera del gabinete.

Los tupamaros consideraron un "atropello a la soberanía de Venezuela y una irresponsable reactivación de la violencia en el país por parte de los actores externos, al entrometerse en los asuntos internos de un país soberano".

Casa Grande también rechazó la decisión de Uruguay por entender que el pedido "implica una injerencia inadmisible" de la OEA. En la misma línea se pararon los comunistas. "Decidido rechazo ante un nuevo ataque al gobierno y al pueblo venezolano y al carácter claramente injerencista de la decisión tomada", manifestaron en un comunicado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)