EL AVANCE DE LA PANDEMIA

"Esto es como un incendio", dijo Delgado tras el nuevo récord de casos de COVID-19

El Poder Ejecutivo prevé incrementar las medidas de testeo y rastreo de casos para evitar perder el hilo epidemiológico de los positivos, y así tener la situación bajo control.

Test de coronavirus. Foto: EFE.
Se incrementarán las medidas de testeo y rastreo de casos para evitar perder el hilo epidemiológico. Foto: EFE

Los casos de coronavirus no dan tregua en Uruguay, y ayer se confirmó un nuevo récord diario al alcanzarse los 186 infectados en tan solo 24 horas.

El gobierno admite que el panorama es preocupante, pero que no deja de estar dentro de lo esperado, ya que el país está en plena actividad y movilidad. Por ahora, en el Poder Ejecutivo no planean hacer cambios drásticos e insisten en que se incrementarán las medidas de testeo y rastreo de casos para evitar perder el hilo epidemiológico, y así tener la situación bajo control.

“El mensaje es que tenemos que redoblar el esfuerzo”, indicó el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, ayer a la noche a El País tras conocer los datos del Sistema Nacional de Emergencias (Sinae).

El jerarca comentó que las medidas son las anunciadas en estos días: ya se decidió aumentar la cantidad de exámenes para detectar contagios, y contratar personal para hacer el rastreo de los contactos de los positivos a COVID-19. Para eso trabajan con la Facultad de Medicina y el Ministerio de Defensa en concretar acuerdos y así sumar gente a esa tarea.

“Esto es como un incendio, hay que llegar rápido con el camión de bomberos y rápidamente tener cerca la fuente de agua para apagar el incendio. Hay que hacer un cortafuego para que no se propague. Eso son los rastreadores. Aumentamos rastreadores, y más test”, graficó el secretario de la Presidencia.

Más temprano, el presidente Luis Lacalle Pou se mostró tranquilo en San Carlos (Maldonado). “No preocupa enormemente el número. ¿Por qué? Por lo que les decía ayer a muchos colegas de ustedes: Uruguay está en plena actividad”, dijo.

“Si uno ve las gráficas que manejaban algunos miembros del GACH (Grupo Asesor Científico Honorario), están dentro de lo esperable cuando abriéramos el país”, agregó el mandatario. Lacalle dijo que ahora el foco está puesto en la próxima temporada estival. “¿Cuál es la preocupación que tenemos ahora? El verano. Ahí sí tenemos preocupación”, planteó.

“Por eso el tema del cierre de fronteras, por eso el tema de las recomendaciones, por eso muchas cosas sobre las cuales vamos a trabajar. Esas sí son preocupación”, insistió. El mandatario agregó que hay que “seguir pidiéndole a la gente esa convivencia solidaria, que es la que hace que Uruguay tenga una vida muy parecida a la normal”.

Por otro lado, consultado acerca de la vacuna contra el COVID-19 que el país comprará, dijo: “Decisión no hay, estamos evaluando todo”. Este viernes El País informó que el gobierno recibió dos propuestas de laboratorios para adquirir las dosis. El Poder Ejecutivo ya se aseguró un millón y medio de dosis al ingresar al fondo Covax, un mecanismo de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud.

Advertencia.

Mientras tanto, en el Ministerio de Salud Pública (MSP) prefirieron por el momento no comentar las cifras de ayer. Incluso, si bien no descartan ninguna medida, no está entre los planes de las autoridades volver hacia atrás con algunas de las medidas de apertura ya adoptadas.

“Vienen momentos complicados, de muchas movilidades y tenemos que compararnos con otros países”, dijo Delgado ayer a El País. En ese sentido, agregó: “Si no nos cuidamos, tenemos el riesgo por una fiesta clandestina, que no podemos seguir el hilo epidemiológico; corremos riesgo de perder en una noche todo lo que venimos remando”.

El secretario de Presidencia pidió a la población cuidarse y cuidar a su entorno. “Hay que cuidarse con más medidas, más libertad responsable y solidaria. Ya nadamos el 60% del río, nos queda el 40% donde vemos la orilla”, graficó. También envió un claro mensaje a todos aquellos que hoy quiebran las reglas: “Vamos a ser inflexibles con los controles”.

Álvaro Delgado, secretario de Presidencia. Foto: Francisco Flores
Álvaro Delgado, secretario de Presidencia. Foto: Francisco Flores

La estrategia del gobierno seguirá siendo la misma: más diagnósticos, más testeos y más seguimiento de los casos. El anuncio se realizó justamente esta semana luego de que Delgado recibiera en Torre Ejecutiva a los representantes de ASSE, las mutualistas, los laboratorios y los gremios médicos. En este sentido, no solo se contratarán más rastreadores para ayudar en las tareas de seguimiento y trazabilidad de los casos, también se pidió triplicar los análisis a las instituciones médicas.

Quien también se refirió a la situación actual de la pandemia fue el presidente de ASSE, Leonardo Cipriani. En diálogo con Subrayado, el jerarca dijo que “la mortalidad está aumentando” dado que “estamos con un muerto por día”. Cipriani contó que hay nueve pacientes en CTI de hospitales públicos, y que cuatro de ellos están en el Hospital Español que es centro de referencia para COVID-19. De ellos, tres que están en CTI de 62, 66 y 69 años requieren respirador mecánico, mientras que el cuarto es un hombre de unos 36 años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados