ELECCIONES DEPARTAMENTALES

Confesiones de Bauzá: dice que siempre le dijo que no a Lacalle sobre candidatura a IMM

La situación generó malestar en el entorno del futuro presidente, confiaron a El País siete importantes dirigentes blancos consultados.

Bauzá dice no estar preparado para asumir la candidatura a la IMM. Foto: Fernando Ponzetto (Archivo)
Bauzá dice no estar preparado para asumir la candidatura a la IMM. Foto: Fernando Ponzetto (Archivo)

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Fue la “estrella” en el arranque del año electoral del ahora presidente electo. Luis Lacalle Pou interrumpió su primer discurso político del 2019 para anunciarle a su dirigencia que Sebastián Bauzá se incorporaba a las filas blancas. El expresidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) era la carta que el líder del Partido Nacional jugaría para salir a disputarle la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) al Frente Amplio.

Pero el plan se cayó. La negativa -irreversible- del empresario y dirigente del fútbol, dejó sin plan B a los blancos y desató un chisporroteo entre los partidos que integraron la coalición para ganar el balotaje en el pasado noviembre.

La situación generó malestar en el entorno del futuro presidente, confiaron a El País siete importantes dirigentes blancos consultados. Incluso Bauzá fue obviado por Lacalle Pou en su discurso de despedida el sábado en La Paloma, Rocha. Para algunas de las fuentes consultadas, fue un mensaje hacia el expresidente de al AUF.

“Luis (Lacalle Pou) es detallista. Y mide todo ¿Te parece que se le va a olvidar un nombre de tal importancia?”, comentó una de las fuentes consultadas por El País que integrará el futuro Poder Ejecutivo.

El presidente electo repasó los grandes mojones de su campaña electoral que lo llevó al triunfo. Destacó el ensanchamiento de su sector, la salida a buscar a dirigentes políticos fuera del partido como Jorge Saravia, Graciela Bianchi, y Gonzalo Mujica, y la búsqueda de hombres y mujeres fuera del sistema político.

“Convocar hombres y mujeres de afuera de la política, con un sentido humanista. No se trataba de ir a buscar técnicos sin sensibilidad social, pero sí en la academia y actividades profesionales. Gente que le quiere poner el hombro al país. Y fuimos por ellos y no me quiero olvidar: Pablo Bartol, Pablo da Silveira, Azucena Arbeleche, Diego Labat, son exponentes, son de la sociedad civil que estaban dispuestos a involucrarse y dar su tiempo”, dijo Lacalle Pou.

El del sábado fue el último discurso político partidario del presidente electo. A partir del 1° de marzo, cuando se cruce la banda presidencial en el pecho, quedará imposibilitado de hacer política partidaria.

Buscando algún lugar de sombra, en medio del calor intenso de La Paloma varios dirigentes blancos comentaron el discurso. Se llevaron unos cuantos deberes de los mensajes políticos que les dejó su líder.

Que trabajen en silencio y con prudencia para concertar bajo un mismo lema e intentar disputarle la IMM al Frente, pero también comentaron el caso Bauzá.

El malestar era claro. Pero no lo querían hacer público. “Ya hay demasiado alboroto”, dijo uno de los blancos a este medio. “La situación era evitable si él no se hubiese negado”, comentó otro.

Es que Bauzá era aceptado por los cinco partidos de la coalición. Incluso su nombre fue reservado en junio y no se lo incluyó en las hojas de votación. Pues el entorno del presidente electo asegura que se lo fue a buscar para ser el hombre que le salga a pelear al Frente.

Incluso destacan que el cargo que ahora -ante su negativa- le ofreció Lacalle Pou estaba pensado para otro dirigente de especial confianza del líder blanco: la secretaría de Deportes estaba pensada para Armando Castaingdebat.

En la tarde de ayer, El País consultó a Bauzá y aclaró que él en ningún momento entró a trabajar con Lacalle Pou pensando en la IMM. Dijo sí que el líder blanco le ofreció la candidatura, que le insistió en varias oportunidades, pero que respetó su negativa a no competir por el gobierno departamental.

“Por supuesto que sí (que me lo planteó) y yo le dije que no. Que la verdad que no me interesaba. Primero por lo que es mi laburo, por mi empresa y porque no estoy preparado. Sí me lo planteó por supuesto pero nunca le dije: “lo voy a pensar”. Siempre fue negativo. Él lo sabe. Y aparte Luis siempre me respetó la posición. Que la otra gente pensara que yo iba a ser candidato porque me veía para ser candidato, es otra cosa”, explicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados