Publicidad

¿Cómo identificar si es ciática, dolor lumbar o dolor de espalda; y cómo prevenirlos?

El dolor de espalda es una de las afecciones más comunes del mundo, pues afecta a 8 de cada 10 personas a nivel global.

Compartir esta noticia
Mitos sobre el dolor de espalda. Foto: Shutterstock

El Tiempo - GDA
El dolor en la espalda es una de las afecciones más comunes del mundo. Según datos de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos (Medline), este problema afecta a ocho de cada 10 personas en algún momento de sus vidas.

“El dolor de espalda puede variar desde un dolor sordo, constante, hasta un dolor súbito e intenso. El dolor de espalda agudo aparece repentinamente y suele durar algunos días o semanas. El dolor de espalda es crónico cuando dura más de tres meses”, señala Medline.

Pero, ¿cómo identificar si es ciática, dolor lumbar o dolor de espalda? Acá, elementos para saber diferenciarlos.

1. Dolor de espalda.

Puede ir desde la columna cervical (cuello o nuca) hasta el otro extremo, el coxis. Entre sus causas están el estrés, el sedentarismo y las malas posturas, que crean un desbalance que hace que los músculos no den la estabilidad adecuada a la columna y entonces esta aumente sus curvaturas anormales apareciendo el dolor. También puede deberse a la osteoporosis, a deformidades de la columna y a síndromes miofaciales (alteraciones de la musculatura).

En el caso del estrés, suele ser común que algunas personas presenten espasmos a nivel de la espalda en vez de desencadenar dolores de cabeza. Igual sucede cuando se maneja un carro en forma continua durante varias horas, cuando se utilizan mal los asientos, los colchones y en general cuando no se tienen hábitos de higiene postural adecuados. O cuando se lleva una vida completamente sedentaria

2. Dolor lumbar.

Se presenta a nivel de la columna lumbar (parte inferior de la espalda). Dentro de sus causas están incluidas las mismas que producen el dolor de espalda, además de otras como esfuerzos mal hechos, debilidad muscular y lesiones o trastornos específicos de la columna (como hernias discales, desviaciones de la columna y otros problemas óseos que se detectan a partir de una radiografía).

3. Ciática.

Cuando el dolor de la parte inferior se irradia a las piernas se habla de ciática. Puede sentirse a un lado más que al otro o en ambos con igual intensidad. Se acompaña de pérdida de fuerza, hormigueo, adormecimiento o falta de sensibilidad. Puede avanzar y avanzar hasta llegar a requerir cirugía. La ciática tiene su causa principal en las hernias discales y en menor incidencia en un canal lumbar (sitio por donde pasa la médula espinal) estrecho, en tumores o en infecciones. 

Otra manifestación es el cansancio y entonces se siente como si se estuviera cargando toneladas de peso. En casos más avanzados, la persona ya no da más y el dolor se hace insoportable.

Entonces, si usted tiene algún síntoma de dolor de espalda, lumbar o ciática es preferible una consulta al especialista. Este, además de indicarle su tratamiento, lo remitirá al servicio de fisioterapia para que sea incluido en un programa de ejercicios.

Para que su espalda viva sana y sin molestias:

—Mantenga una adecuada rutina de ejercicio, mínimo tres veces por semana.

—Conserve un adecuado patrón postural. Siéntese derecho y no maltrate la espalda.

—Utilice un colchón adecuado y cómodo para usted.

Piense en la posibilidad de hacer yoga, ir al gimnasio, usar bandas elásticas o hacer balonterapia (uso de balón para la columna). Aunque cualquiera de estas alternativas las puede practicar en casa, primero debe haber una etapa de orientación especializada, generalmente por parte de un fisioterapista. Solo así se logrará disminuir el dolor y la tensión, mejorar el tono y la fuerza muscular. Si siente algún dolor consulte y no se automedique ni inicie programas o terapias por su cuenta.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

vida sanaDolor

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad