COMBATES EN SIRIA

Surge una débil tregua de Turquía con kurdos

Un acuerdo temporal y precario de cese el fuego fue alcanzado entre las fuerzas turcas y las milicias kurdas en el norte de Siria, donde la intervención de Ankara sumergió en más confusión el rumbo de la guerra civil.

"En las últimas horas hemos recibido la garantía de que todas las partes implicadas dejarán de dispararse y se concentrarán en la amenaza del Estado Islámico", aseguró el coronel John Thomas, portavoz del Centcom, el Comando militar estadounidense en Medio Oriente.

Thomas se refirió de ese modo a turcos y a kurdos, ambos aliados de Washington en la guerra contra el Estado Islámico.

A raíz de esa tregua, las fuerzas del opositor Ejército Sirio Libre (ESL) apoyadas por Ankara que habían partido desde la localidad de Yarablus y llegado a unas decenas de kilómetros al norte de Manbij, bajo control kurdo, tuvieron que detenerse.

El miércoles pasado, las tropas turcas y los rebeldes opositores del ESL conquistaron Yarablus, en la frontera turco-siria, que controlaba el Estado Islámico.

La ofensiva del ESL debería apuntar ahora al oeste, precisamente hacia Al Bab, otro importante centro aún en manos del Estado Islámico. Las milicias kurdas Unidades de Protección del Pueblo (YPG), que Turquía considera "terroristas", no cuentan sólo con el respaldo de la aviación y de las fuerzas especiales enviadas por Washington, sino también con el de voluntarios estadounidenses.

Tres de ellos, según fue reportado ayer por el Observatorio Nacional para los Derechos Humanos en Siria, fueron asesinados en los combates contra el Estado Islámico.

Según fuentes citadas por la ONG, los voluntarios muertos fueron identificados como Jordan Andrew, Will Savage y Levi Jonasn, y fueron retenidos en el paso fronterizo de Simalka, entre la provincia siria de Al Hasaka e Irak.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)