NUEVO GOBIERNO

Semana de definiciones: se conocerá la ley de urgencia

El miércoles 22 los socios de la coalición de gobierno van a acceder al texto del que todos hablan y muy pocos conocen su contenido.

Luis Lacalle Pou estará el sábado en La Paloma en el acto de los blancos, será su última presencia partidaria por cinco años. Foto: Darwin Borrelli.
Luis Lacalle Pou estará el sábado en La Paloma en el acto de los blancos, será su última presencia partidaria por cinco años. Foto: Darwin Borrelli.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

En 40 días habrá un nuevo presidente y en 25 días se inicia una nueva legislatura. Las grandes definiciones reclaman su espacio en la agenda política. En la semana entrante se producirá la presentación del proyecto de ley de urgente consideración.

El miércoles 22 los socios de la coalición de gobierno van a acceder al texto del que todos hablan y muy pocos conocen su contenido. De esa forma, la espina dorsal del nuevo gobierno quedará a la vista.

Mientras tanto, el viernes se oficializará la designación de los tres candidatos por el Frente Amplio a la Intendencia de Montevideo: Daniel Martínez, Carolina Cosse y Álvaro Villar.

En la tarde del jueves 23 tendrá lugar una nueva asamblea de Un Solo Uruguay en Durazno. En esta oportunidad, la agrupación contará con la presencia de dos ministros designados: Azucena Arbeleche, de Economía, y Carlos María Uriarte, de Ganadería.

Al final de la semana, el sábado 25, las principales figuras del Partido Nacional se darán cita, como es tradicional cada verano, en La Paloma, Rocha.

El presidente electo, Luis Lacalle Pou, anunció que ese día cumplirá con su último acto de carácter político partidario hasta que culmine su período de gobierno cuando vuelva al partido como “un militante más”.

Cargos.

Por otro lado, se espera que esta semana continúe la designación de nombres para las distintas responsabilidades de Estado. El objetivo es culminar este proceso antes que finalice el mes de enero. De esta forma se completaría la nómina de 130 cargos “Clase A” que se venían distribuyendo entre los socios de la coalición.

Para ello, se aguarda la respuesta del Frente Amplio sobre si va a ocupar o no los cargos que le ofreció el nuevo gobierno. El viernes se reunió la Mesa Política del Frente Amplio y no se trató el tema. De hecho, el presidente, Javier Miranda, no se participó de la reunión ya que sigue de licencia.

Una vez se conozca la resolución frentista se continuará con la distribución de cargos entre los miembros de la coalición de gobierno.

Hasta el momento, se designó las tres primeras líneas de los ministerios y algunos cargos de rango ministerial, como la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), con Isaac Alfie como director y José Luis Falero como subdirector.

Falta nombrar los directorios de todas las empresas del Estado, las autoridades de otros organismos con conducción política, las representaciones nacionales en organismos binacionales, entre otros. Además, se desconoce las embajadas que estarán a cargo de diplomáticos que no son de carrera.

Las designaciones se produjeron hasta la segunda semana de diciembre. Posteriormente, no se conocieron nuevos nombramientos. Han trascendido nombres, pero no se han confirmado de manera oficial. Por ejemplo, no se sabe quiénes ocuparán las jefaturas de Policía y las principales reparticiones ejecutivas del Ministerio del Interior.

Luis Lacalle Pou junto a los miembros de la coalición. Foto: Gerardo Pérez
La coalición de gobierno. Foto: Gerardo Pérez

Expectativas.

Por otro lado, dos sectores, que cuentan con cuatro de los ocho senadores del Partido Nacional, están esperando ampliar su presencia en cargos del gobierno electo. Se trata del llamado Grupo de los Intendentes, de Enrique Antía y Sergio Botana, en alianza con el Herrerismo ortodoxo.

En esa posición también se encuentra Todo por el Pueblo, sector del senador Juan Sartori.

Hasta el momento, el Herrerismo recibió la titularidad del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, con el experimentado senador Luis Alberto Heber a la cabeza.

En tanto, los intendentes podrían hacerse de la secretaría de Descentralización que funciona dentro de la OPP, cargo que se supone ocuparía la alcaldesa de Nueva Helvecia, María de Lima.

A mediados de diciembre el sector de Sartori aseguró en un comunicado que el presidente electo “no consideró al sartorismo para los principales cargos ejecutivos”.

En esa línea, el “Sartorismo” destacaba que su líder “recogió votos con perfil de izquierda y del llamado electorado flotante”. Además, lo ponía en números haciendo constar que “el Partido Nacional ganó por unos 38.000 votos y que el Sartorismo con su sector aportó 97.000 votos” “asegurando la segunda vuelta o balotaje y en definitiva el triunfo en noviembre”.

Más allá de la expectativa todavía sin concretar, fuentes de las tres agrupaciones han subrayado su intención de apoyar al presidente electo en todo lo que sea necesario, tanto en el Parlamento como en otras acciones políticas.

“El gobierno fue electo para cambiar”

El movimiento Un Solo Uruguay (USU) se define como “una organización de alcance nacional que representa a trabajadores y productores de las áreas de la economía nacional que dinamizan y dan vida al país”.

Nacido en el interior, se ha caracterizado por su defensa a los productores y comerciantes de todo el país mediante el reclamo de políticas que apoyen sus emprendimientos productivos.

La convocatoria del jueves será la tercera de esas características. La semana pasada se reunieron los principales referentes para definir el alcance de la proclama.

Guillermo Franchi, vocero de la agrupación, explicó a la prensa que el objetivo de la proclama “es que se puedan resaltar y destacar aquellas actividades y aquellos cambios que son necesarios en el marco de un gobierno que fue electo para cambiar”.

Por otro lado, agregó que los contenidos de la proclama siguen a las dos anteriores. Entre ellos destacó temas vinculados a la competitividad, a baja de costos del Estado, a la reducción de gastos superfluos del Estado, a políticas para generar empleo y la seguridad rural.

Preguntado sobre si espera que el gobierno electo modifique la postura que mantuvo hacia Un solo Uruguay la administración frenteamplista, Franchi respondió que “la reunión que tuvimos con Lacalle Pou y parte de su gabinete muestra un cambio de 180 grados”. “Pasamos de un gobierno (el de Tabaré Vázquez) que automáticamente nos puso en la vereda de enfrente. Nos paró en la vereda de opositores, trató de desacreditarnos de todas las maneras posibles, trató de desactivarnos. Varios operadores vinculados al gobierno han tratado de vincularnos a cuanto delito hay para desacreditarnos y ahora nos encontramos, por lo menos, en una primera reunión con una disposición a hablar y a tratar de generar los espacios para el trabajo en conjunto. Así que ha sido un cambio abismal”, afirmó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados