AUDIO DESDE LA CÁRCEL ALERTA A LAS AUTORIDADES

Violencia entre barras de Peñarol y Nacional preocupa a Interior y puede llevar a la suspensión del clásico

Un audio del recluso Erwin Parentini, condenado por haber sido el autor intelectual del asesinato del hincha de Nacional Lucas Langhain en diciembre de 2019, preocupó a las autoridades. 

Ignacio Ruglio y José Decurnex. Foto: Archivo El País.
Ignacio Ruglio y José Decurnex. Foto: Archivo El País.

La principal preocupación por estas horas en el Ministerio del Interior es determinar si el asesinato del adolescente de 17 años este lunes en el barrio La Unión está relacionado con lo ocurrido en la madrugada del jueves pasado en la Vía Blanca, cuando se dio un tiroteo que terminó con dos hombres heridos y otro muerto. El menor vestía una camiseta de Peñarol al momento de recibir el ataque -un vecino declaró que los agresores gritaron “venganza” al momento de disparar-, y el que murió en la feria de la avenida 8 de Octubre era hincha de Nacional, y a su vez coautor del homicidio de Hernán Fiorito, parcial del club mirasol que fue asesinado en la ciudad de Santa Lucía, en 2016.

Por eso, en una conferencia de prensa convocada ayer en la sede de la cartera de seguridad, el ministro Luis Alberto Heber dijo que “lo más importante” para la Policía es determinar “el móvil por el cual se mata a un muchacho que estaba con la camiseta de Peñarol”. “No descartamos nada, ninguno de los rumores”, afirmó en ese sentido, y también queriendo decir que, pese a los claros indicios, los investigadores igualmente evalúan la posibilidad de que la muerte del menor -sin antecedentes de ningún tipo- se deba a razones por fuera del conflicto entre las barrabravas.

Pero la hipótesis de que detrás de estos ataques hay un trasfondo de conflicto entre grupos criminales de Peñarol y Nacional cobró fuerza en la Policía y la Fiscalía en las últimas horas, sobre todo luego de que se difundiera un audio del recluso Erwin Parentini -alias “el Coco”-, condenado, precisamente, por haber sido el autor intelectual del asesinato del hincha de Nacional Lucas Langhain en diciembre de 2019. Quien lo conoció muy bien es el actual fiscal de Corte, Juan Gómez, que por entonces era el fiscal actuante de esa causa, y quien logró que Parentini fuera condenado a 28 años de prisión por ese asesinato. Ahora Gómez no dudó al reconocer la voz del delincuente, según comentaron a El País allegados al jerarca.

“Las cosas son como son, las cosas son entre grandes. Un niño, un adolescente que va en una bicicleta a hacer los mandados, que no tiene nada que ver con una barra de fútbol, eso no se hace”, comienza la voz de Parentini, preso desde hace años, hoy recluido en el penal de Libertad. “Es un acto de cobardía. Hicieron lo que son y con razón. Si ellos saben dónde vive cada quién, cada jefe, ¿entendés? Eso es cobardía, como lo que hicieron en Santa Lucía con Fiorito, otra cobardía más. Siempre lo mismo con ustedes”, agrega Parentini, en un audio de casi un minuto al que accedió El País y también divulgó Subrayado.

Quien fue el encargado de contratar un sicario para matar a un parcial tricolor tras la final de 2019 , dice también: “Aténganse a las consecuencias. Ya saben ahora, ¿no? La violencia se combate con violencia. Vamos para ahí. De una. (...)”.

Consultado al respecto, Heber dijo que no da “por cierto lo que afirma la grabación”, la que a su vez “enrarece un poco el clima que tiene que haber en esta sociedad”, en particular previo a un clásico entre los dos clubes grandes.

Parentini, que también había usado un celular para dar las instrucciones de cómo llevar a cabo el asesinato de dos años atrás, concluye así su breve mensaje: “No van a saber cómo, ni cuándo, ni dónde, pero les van a aparecer por todos lados. Olvidate, ahora se viene un vendaval. Ahora se viene un vendaval. Ahora se viene un vendaval. No se asombren de nada”.

Heber no descarta suspender los clásicos

En la conferencia de prensa, el ministro Luis Alberto Heber fue consultado acerca de si todos estos antecedentes que marcan un clima de violencia y amenazas, podían generar la suspensión de los clásicos que disputarán Peñarol y Nacional el 22 y 26 de enero, en el marco de torneos de verano. Y en eso fue muy claro: “Vamos a hacer el seguimiento del caso. Los partidos de fútbol son una fiesta, no una guerra. Y si es para hacer una guerra, se van a suspender”.

También dijo que estaban “todas las alternativas arriba de la mesa”, como por ejemplo que los encuentros se jueguen sin presencia de público. Afirmó que en las horas siguientes se comunicaría con los presidentes de Peñarol (Ignacio Ruglio) y Nacional (José Fuentes) para que transmitan tranquilidad a las barras.


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados