INSEGURIDAD

En seis meses, la delincuencia explota 24 cajeros automáticos

En más de la mitad de los ataques se llevaron dinero

Cajero explotado cerca de Nuevo Centro Shopping. Foto: El Pais
Cajero explotado cerca de Nuevo Centro Shopping. Foto: El Pais

Esta madrugada explotaron un nuevo cajero en Parque del Plata. El Ministerio del Interior informó que lograron detener dos personas tras una persecución.  Ayer de madrugada, explotaron otro cajero automático: esta vez fue en Luis Alberto de Herrera y Gualeguay, cerca del shopping Nuevo Centro.

La Policía llegó al lugar sobre las cinco de la mañana, cuando ya habían fugado los delincuentes. En el sitio se encontró una manguera, el cajero dañado y las bandejas de dinero vacías. Investigan si a esa hora no tenía dinero o si los delincuentes se llevaron los billetes.

Tras la explosión, testigos vieron a cuatro delincuentes escapar en un auto. Según información primaria, el cajero no tendría el dispositivo de entintado de billetes.

Tendencia.

Esta modalidad delictiva, que tuvo un desarrollo importante en países de la región, empezó a afectar a los operadores uruguayos hace seis meses y cuatro días.

En este período, fueron explotados 24 cajeros automáticos. La gran mayoría ocurrió en Montevideo, aunque también atacaron algunos en Canelones y en Maldonado. De 12 máquinas violentadas los ladrones lograron llevarse dinero. En 10 no lograron hacerse del efectivo y en el de ayer y hoy no se sabe.

Durante estos 188 días de cajeros atacados, hubo otros dos intentos de explosión que fueron frustrados debido a la acción policial.

Los hechos obligaron al gobierno a tomar decisiones para frenar la ola de ataques. En noviembre de 2017, una delegación del gobierno viajó a Paraguay para conocer qué medidas aplicaron, que hicieron decrecer las explosiones en ese país.

En febrero, el ministro interino del Interior, Jorge Vázquez firmó un decreto que exhorta a los bancos a instalar un sistema de seguridad en sus cajeros que "entinta" e inhabilita los billetes una vez que ocurre una detonación. La semana pasada, fue explotado el primero que tenía este sistema en el punto de extracción ubicado en un supermercado Disco de Malvín. Luego, las instituciones bancarias informaron que algunos ubicados en "zonas críticas" dejarían de tener dinero en la noche y repondrían la plata a la mañana siguiente. Otros serían relocalizados.

Estas medidas lograron mitigar los ataques de los delincuentes durante dos meses: entre el 19 de febrero y el 14 de abril no hubo explosiones. Sin embargo, desde esa fecha hasta ayer ya van siete sitios de extracción destrozados.

Un detenido.

Desde el primer cajero afectado, el 30 de octubre de 2017, la Policía detuvo a una persona que participó en alguna de estas maniobras. Fue por el que explotaron en Lezica el pasado 18 de abril. Según informó el Ministerio del Interior, "el rastro dactilar (del delincuente) que se halló en un plástico de color negro del cajero siniestrado fue determinante para los investigadores". El hombre, con antecedentes penales, quedó en prisión preventiva por 90 días. Esta madrugada se sumaron dos personas detenidas por estos hurtos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)