Publicidad

Con espacio de cowork, selección de ropa infantil y taller propio abrió un nuevo Recicla

La cadena de tiendas de ropa de segunda mano inagura su cuarto local, un espacio de 380 metros cuadrados en el Centro de Montevideo.

Compartir esta noticia
Recicla
Recicla Centro.
Foto: Estefanía Leal / Archivo El País

La tienda de ropa de segunda mano Recicla acaba de desembarcar en la esquina de Zelmar Michelini y 18 de Julio con su cuarto local, un espacio de 380 metros cuadrados (m2) y dos plantas, una comercial y otra que funcionará como cowork. La inversión rondó los US$ 100.000.

El espacio de trabajo está a cargo de la diseñadora y docente Denise Rozza. Equipado con máquinas profesionales e incluso un estudio de fotografía, el lugar apunta a diseñadores emergentes, estudiantes de diseño de modas y aficionados, que podrán ejecutar todo el proceso de creación, desde la creación hasta la fotografía del producto.

La modalidad de pago es por hora o a través de una cuponera.

El taller, además, forma parte de una nueva iniciativa de Recicla que busca reforzar «la R de reparar».

«Ya usamos el taller para arreglar propios y queremos promover que no tires algo que se te rompió o que no va bien, entonces ofrecemos reparaciones de prendas de acá o de otro lado. La idea es darle más importancia a lo que es extender el ciclo de vida del producto», explicó a El Empresario la directora y fundadora de Recicla, Inés Uriarte. A través de un convenio con la empresa Rotunda, ofrecen alteraciones para prendas de la marca.

Además, para hacer «más universal el acceso a talles» harán un descuento del 50% en las tarifas para quienes precisen modificar las prendas para agrandarlas.

Fundada en 2009, Recicla se encuentra en expansión. Tienen tres tiendas propias y una franquicia, y están en búsqueda de socios para continuar con este modelo.

Los franquiciados deben pagar un fijo de $ 15.000 mensuales, más un 1% de las ventas. Uriarte destacó que la inversión inicial es baja, porque no es necesario comprar mercadería, sino que se la proveen a consignación (se llevan un 60% del precio de venta, mientras que el proveedor cobra un 40%).

«Nos encantaría llegar al interior, nos parece que es súper necesario», remató Uriarte.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad