Ricardo Reilly Salaverri
Ricardo Reilly Salaverri

Grito de urna

Tras el regreso de la democracia se sucedieron gobiernos que debieron administrar una crisis tras otra.

No obstante, hubieron realizaciones importantes. La forestación, la ley de zonas francas, la construcción de rutas relevantes como las que sirven al turismo, la construcción de los aeropuertos de Laguna del Sauce y Carrasco en régimen de inversión y administración privada, la ley de puertos a la que el actual gobierno viene de herir de muerte con la asignación obligatoria por ley de trece jornales al personal no estable de las empresas de carga, la erección del Hotel casino Conrad, la finalización de las obras del Pereira Rossell, nuevos hospitales, la reforma del sistema jubilatorio, y un largo etc., que habla de circunstancias de beneficio para el país y su población.

La única oportunidad en la que la generación a que pertenezco conoció una prosperidad notable fue cuando los precios de las materias primas se fueron por la nubes en el mercado internacional. Se inició al cierre de la presidencia del Dr. Jorge Batlle (2004) que fue sacudida por la aparición de fiebre aftosa y la crisis financiera argentina que demolió la realidad económica y social nacional. En 2004, pasada la malaria, el PBI creció un 12%. Y, luego, con el viento de cola electoral debido al descontento que las dificultades citadas habían generado, se inició la era del Frente Amplio, de la que van a cumplirse 15 años…

Las condiciones favorables del mercado internacional, nunca vistas, multiplicaron nuestros ingresos merced fundamentalmente a la producción agropecuaria, ganadera y agrícola, y a las agroindustrias. La realidad que vivimos al día de hoy prueba inapelablemente que la oportunidad, que probablemente no se repita más fue desaprovechada. La gente lo sabe. Inseguridad pública, atraso cambiario, utilización del endeudamiento externo, récord histórico, y de las empresas estatales para sostener un Estado deficitario (deficit de 4% del PBI). 70.000 empleados públicos más y alineamiento internacional penoso que nos aísla del mundo y abraza a Venezuela y Cuba, y "ainda mais".

Hay actualmente pronunciamiento rotundos. La Ing. Carolina Cosse precandidata frentista a la presidencia ha dicho que las quebradas satrapías de los Castro y Maduro son "democracias distintas". Al Frente hoy notoriamente lo gobiernan comunistas de estirpe stalinista, tupamaros y socialistas del tronco del espía checoslovaco Vivian Trías. No queda espacio para moderados. Y, un parlamentario Oscar Groba ha dicho que el Estado debe ser el dueño de todo incluida la prensa. Libertad cero. El disparate podría ser un hecho aislado peros en realidad se ajusta al "programa" de los nucleamientos citados en su totalidad.

En medio de escándalos y corrupción, un denominado plenario de la entente aludida ha suspendido "la adhesión" (¿?) a algunos chivos expiatorios. Caso de Raúl Sendic, quien ha subrayado lo que se sabe: "…hay un ejército de acomodados en el Estado", de frentistas, se entiende. "En la OPP, en los ministerios, compañeros, familiares todos rentados". Pidiéndole a Astori diga: "cómo se resuelve el déficit fiscal".

Van a cerrar el ciclo "progresista" entregando un país destruido. Como decía Artigas: "La cuestión es entre la libertad y el despotismo". Confiamos el 2019 las urnas griten un pronunciamiento popular irrevocable de fe republicana y esperanza nacional. ¡Felicidades!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos