PERSPECTIVA

Trump inicia el Año de la Rata, que le traerá suerte; prudencia para Enrique y Meghan

El presidente de Estados Unidos y el duque y la duquesa de Sussex han puesto fin al Año del Cerdo de forma agitada. ¿Qué les depara el futuro?

Donald Trump en el Foro Económico Mundial. Foto: AFP.
Donald Trump en el Foro Económico Mundial. Foto: AFP.

Donald Trump tendrá suerte durante el Año de la Rata que empieza hoy sábado, auguran los maestros taiwaneses del feng shui interrogados por la AFP, que se muestran en cambio mucho más prudentes sobre Enrique y Meghan.

El presidente de Estados Unidos y el duque y la duquesa de Sussex han puesto fin al Año del Cerdo de forma agitada. El primero es objeto de un juicio político y la famosa pareja acaba de cortar el cordón con el Palacio de Buckingham.

Pero si se cree a los expertos del horóscopo chino, Trump se va a librar en los próximos meses de sus problemas.

“Trump tiene un destino próspero” afirma a la AFP Gao Yu-lin, un maestro de feng shui de Taiwán, tras haber consultado su texto de “Yi Jing”, o “Clásico de los cambios”, un antiguo manual muy utilizado para las predicciones.

Harry y Meghan. Foto: Reuters
Harry y Meghan, la famosa pareja acaba de cortar el cordón con el Palacio de Buckingham. Foto: Reuters

Historia del feng shui

“Tiene el destino de un ‘niño del paraíso’ que tiende hacia un camino seguro y tranquilo, y que puede superar todos los obstáculos”.

El arte del feng shui -que significa “viento y agua”- tuvo siempre gran influencia en Asia. En China, Hong Kong o Taiwán, los habitantes siguen sus principios para arreglar sus casas y tomar decisiones, esperando maximizar su bienestar, suerte y fortuna.

El arte reposa en una antigua filosofía que considera que todos los acontecimientos son el producto de un sutil equilibrio entre los cinco elementos que forman el universo: el metal, la madera, el agua, el fuego y la tierra.

El calendario lunar y solar chino se inscribe en un ciclo de 12 años simbolizados cada uno por un animal, y asociados a los cinco elementos, creando así un sistema de combinaciones que se reiteran todos los 60 años.

En la presente jornada, el año de la “rata de metal” sucederá al del “cerdo de la tierra”.

Wang Hsin-yi, que basa sus previsiones en un sistema de pronósticos utilizado en los templos dedicados a la diosa del mar, Mazu, cree por su lado que Trump obtendrá un segundo mandato presidencial en las elecciones de noviembre.

“La fortuna le va a sonreír en 2020. Hay muchas posibilidades de que consiga todo lo que emprenda”, dice.

En cambio Tsai Shang-chi, un maestro feng shui basado en Taipéi, es más prudente.

“Sus posibilidades de reelección dependen también de la fortuna de sus adversarios”, advierte.

Nuevo ciclo.

Por su parte, Enrique y Meghan protagonizaron recientemente una espectacular ruptura con la Corona británica, que tiene repercusión mundial, y se mudaron a la punta sur de la isla canadiense de Vancouver.

Para ellos, el Año de la Rata podría ser más complicado, según Wang Hsin-yi, a quien preocupa la distancia que han puesto con la familia real británica.

Enrique y Meghan deben reflexionar tranquilamente sobre todo esto, y tomarse las cosas con calma para preservar la armonía familiar”, asegura.

Todavía no está definido el estatus económico que tendrán Enrique y Meghan. Foto: EFE
Todavía no está definido el estatus económico que tendrán Enrique y Meghan. Foto: EFE

El Año Nuevo lunar es la fiesta más importante del calendario chino, con reuniones de familias y distribución de sobres rojos.

La rata no es desde luego el más glamuroso de los doce animales que definen el calendario, pero puede ser festejado como un símbolo de fertilidad y riqueza, además de inteligencia.

La leyenda cuenta, en efecto, que la rata ganó la carrera de animales organizada bajo la égida del Emperador Jade para determinar el orden del calendario. El roedor, muy listo, había convencido al búfalo para subirse a su grupa y poder atravesar el río, antes de saltar en el último momento y cruzar primero la línea de llegada.

El año nuevo es recibido con tristeza

Los más de 1.400 millones de chinos reciben su Nuevo Año lunar con preocupación y bastante tristeza debido a los efectos del coronavirus de Wuhan. En varias ciudades se han cancelado espectáculos, fuegos artificiales y todo tipo de actos masivos, pero además se ha aconsejado a la gente que evite las reuniones familiares numerosas y se limite a pasar las festividades con sus parientes más cercanos, según comprobó Efe.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados