DEL DICHO AL HECHO

Trump utilizó el Feng Shui para "activar" su torre de Punta

Piedras pintadas de dorado y cuadros con flores potencian las energías positivas. El presidente de EE.UU. aplicó la misma técnica en Nueva York.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Ricardo Figueredo

Más allá de las polémicas, si hay algo que ha quedado claro en los primeros días de la administración de Donald Trump es que el presidente estadounidense actúa de forma decidida cuando quiere concretar las cosas en las que cree.

Hace años, uno de los edificios de oficinas más prominentes de Nueva York fue transmutado a hotel y residencias, y "revisado" con los principios del Feng Shui. La torre, ubicada en Columbus Circle, fue "renovada" usando los principios de este antiguo sistema filosófico oriental para desviar la energía negativa y atrapar la positiva.

Entre otras cosas, se le instaló al frente un gran globo de plata para protegerla de la agresiva energía del tráfico, que llega desde todas las direcciones, desviándola para que no afecte a quienes allí habitan. Detrás de la obra se encontraba un poderoso empresario, el hoy presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien incluso la inauguró junto a un maestro norteamericano de Feng Shui.

Hace más de un año, la empresa constructora de la Torre Trump en Punta del Este contrató a la experta argentina en Feng Shui Ana Cabuli, quien ha hecho trabajos de consultoría para empresas del vecino país como el Grupo Spadone, la cadena de cafés Birkin y los restaurantes Aldos.

Luego de "agregarle energía positiva" al terreno de la torre frente a la playa Brava, quitándole la negativa, Cabuli "activó" los cimientos del perímetro con la llamada Rueda de los 5 Elementos.

"El showroom fue totalmente intervenido para agregarle vibraciones positivas y lograr una sensación de bienestar al visitarlo y una sensación de querer quedarse a vivir allí para siempre", sostuvo Cabuli en entrevista con El País.

Los cuadros también fueron cuidadosamente elegidos para lograr que todas las áreas positivas se activen: la prosperidad, la buena reputación, las relaciones, el amor, la salud, entre otros aspectos de la vida.

También las áreas comunes y la piscina fueron comprendidas, "activándose" desde sus cimientos para lograr la relajación de los huéspedes.

"Comencé en febrero con un viaje a Punta del Este para iniciar un estudio y ver si era posible hacerlo. Empecé a trabajar desde los cimientos, porque hay un pozo bastante grande, de unos tres pisos para abajo. En ese entonces la plataforma en la que se asienta el edificio, todavía no estaba hecha. Por suerte, vi que se podía activar todo bien", recordó Cabuli

Energía y felicidad.

"En Feng Shui existe un plano que es un octógono. A estos ocho sectores se les suma un noveno, que es el centro. Todos ellos tienen una función en la vida, con un objetivo básico que es el de lograr la felicidad", explica la experta en Feng Shui.

"En este octógono en el que hice la plataforma del edificio, existen la prosperidad, la fama y reputación, las relaciones y el matrimonio, y todas las áreas de la vida en las que uno debería tener equilibrio y buena energía", agrega.

En China se utilizan elementos diferentes a los de, por ejemplo, la Astrología de occidente. "En oriente son cinco elementos: Uno es el agua, que hace crecer a la madera (los árboles). También está la madera que alimenta el fuego y éste, cuando se extingue, crea las cenizas, que representan la tierra. Por último, de la tierra nace el quinto elemento: el metal. Todos ellos tienen que estar de forma armónica, porque uno va alimentando al otro y va creando al siguiente", dice Cabuli.

"Los cinco elementos se pueden proyectar en las nueve áreas del octógono", agrega.

Yin & Yang.

"La simbología es fundamental en Feng Shui, que si lo podés aplicar bien, es una herramienta fundamental para lograr casi todos los objetivos", explica Cabuli. A la entrada de la Torre Trump de Punta del Este, unas piedras pintadas de dorado dan la primera señal.

"En el showroom, al ingresar, había piedras normales en el camino. Existen también los jardines Zen en los que ponen arena y un poco de piedras y la gente medita, pero acá no tiene nada que ver la meditación, porque el Feng Shui es de China y la meditación de India. En la India se busca la paz interior, llegar a la iluminación o a estados en los que uno pueda expandirse y crecer. En occidente tenemos la sicología, y en Feng Shui no tiene nada que ver la meditación", destaca.

"El Feng Shui activa desde el exterior; es lo contrario a lo que se hace en la India. Si vos pintás las rocas de color oro, estás activando la prosperidad", asegura Cabuli.

Ana Cabuli: "Poner muchas flores en los cuartos puede llevar a peleas de pareja".

nAna Cabuli también utilizó los cuadros con flores para "activar" el showroom de la Trump Tower de Punta del Este.

"Cuando vas a un jardín en el que no hay flores, la energía es más yin, es más quieta, más calma. Si hay flores, la energía es yang. En las iglesias, por ejemplo, hay mucha energía yin, porque es donde la gente se va a retirar, a calmar. Pero la energía yang, que es la de las plantas, la de las flores, es la energía de los vivos. Si vos ponés flores, hay mucha energía yang. Pero tampoco podés poner muchas flores en las habitaciones, por ejemplo, porque pueden traer peleas entre las parejas o las familias. Lo que yo hice fue activar el área de la prosperidad del showroom con un cuadro grande con flores de colores", explicó Cabuli.

"La activación más importante es el Puente de la Riqueza. En el ingreso al hall del edificio existen monedas de todos los países enterradas y cada vez que se entra, se activa la prosperidad de los compradores o residentes", agrega la experta.

Ana Cabuli es abogada y escribana, pero desde 1994 se dedica a la consultoría en Feng Shui para empresas y viviendas particulares.

Se hizo más conocida al ser entrevistada por CNN y la editorial Planeta publicó su libro de introducción al Feng Shui "El Poder de los Colores".

La firma YY Development Group la contrató en Argentina para su emprendimiento de la Trump Tower de Punta del Este, en el que trabaja desde hace aproximadamente un año.

"El Feng Shui no es una ciencia, pero utiliza la precisión de los métodos científicos en las medidas, fórmulas y direcciones, con una lógica indudable que produce resultados inmediatos y contundentes", señala Cabuli en su libro.

Y asegura a El País: "No es algo esotérico ni en lo que vos creés o no. Hay reglas, está todo codificado. Vos lo aplicás y tenés un resultado inmediato, contundente y veraz, incluso verificable".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)