TENSIÓN MILITAR EN MEDIO ORIENTE

Analistas: ataque iraní a bases fue pensado para evitar guerra a gran escala con EE.UU.

El gobierno iraní se apresuró a responder para contentar a su opinión pública. Eso sí, lo hizo midiendo su respuesta para evitar desencadenar una confrontación a gran escala con Estados Unidos.

La fotografía satelital muestra lo que parecer ser una barraca para depósitos destruida, aparentemente por uno de los misiles lanzado el martes por Irán. Foto: Reuters
La fotografía satelital muestra lo que parecer ser una barraca para depósitos destruida, aparentemente por uno de los misiles lanzado el martes por Irán. Foto: Reuters

El ataque iraní con misiles contra dos bases militares usadas por Estados Unidos en Irak, fue una respuesta calibrada con cuidado y que podría, paradójicamente, alejar la amenaza de una escalda bélica a gran escala.

Tras haber prometido vengar la muerte de Qasem Soleimani, el artífice de su estrategia iraní en Oriente Medio, Irán lanzó 22 misiles contra esas bases. Pero estos ataques no mataron a “ningún estadounidense”, se congratuló ayer miércoles el presidente Donald Trump. “Irán parece estar reculando”, observó.

Según varios analistas, el gobierno iraní se apresuró a responder para contentar a su opinión pública. Eso sí, lo hizo midiendo su respuesta para evitar desencadenar una confrontación a gran escala con Estados Unidos.

“Con estos ataques, Teherán mostró su capacidad y su determinación para responder a los ataques estadounidenses, salvando la cara, pero poniendo cuidado al elegir sus objetivos para evitar causar víctimas y provocar, así, una reacción de Trump”, apuntó Annalisa Perteghella, especialista en Irán en el instituto de análisis geopolítico italiano Ispi. “Ahora, la pelota está en el campo estadounidense”, agregó.

“Los iraníes intentaron la cuadratura del círculo, un ataque muy proporcionado cuya naturaleza no busca necesariamente provocar la respuesta prometida por Trump”, indicó por su parte François Heisbourg, experto de la Fundación para la Investigación Estratégica. “Pero Trump también mostró que sabía actuar con brutalidad. Nadie podrá acusarle de actuar desde una posición de debilidad”, añadió.

Con todo, varios analistas sostienen que cabe esperar que Irán continúe con sus actividades de desestabilización en la región.

“La respuesta iraní son fuegos artificiales, hace creer que se trata de una respuesta, porque ellos no tienen interés en echar más leña al fuego. Lo que hay que esperar ahora es la puñalada trapera, que vendrá más tarde”, afirmó Thomas Flichy de La Neuville, investigador asociado en la universidad de Oxford.

Donald Trump durante conferencia de prensa tras ataque de Irán. Foto: AFP
Donald Trump durante conferencia de prensa tras ataque de Irán. Foto: AFP

“Nadie desea una confrontación a gran escala, ni Trump, por razones electorales, ni tampoco de lado iraní, pues Teherán no tiene los medios, ni económicos ni militares. Pero este tipo de situación puede desbordarse. Los riesgos son altos”, advirtió Marc Finaud, exdiplomático francés y experto del centro de reflexión Geneva Center for Security Policy.

Con los bombardeos, “los iraníes limpian su nombre, lo que es un factor muy importante, debido al valor de Soleimani. La cuestión es saber si eso les bastará”, apuntó John Raine, experto en geopolítica en el centro de reflexión británico International Institute for Strategic Studies (IISS), temiendo que Teherán se plantee “ataques contra intereses estadounidenses”.

Irán tiene más de 500.000 militares en servicio activo, incluidos los 125.000 miembros de las Guardias Revolucionarias de elite, según un informe emitido el año pasado por el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos. Pero las sanciones y restricciones internacionales a las importaciones de armas han dificultado que Irán desarrolle o compre equipos más sofisticados.

Guardianes de la Revolución: ejército de elite de Irán del que Soleimani era uno de sus jefes. Foto: AFP
Guardianes de la Revolución: ejército de elite de Irán del que Soleimani era uno de sus jefes. Foto: AFP

Para compensar el desequilibrio, Irán ha organizado respuestas “asimétricas”: misiles balísticos, drones mortíferos y una red de aliados con milicias en Irak, Siria, el Líbano y Yemen, entre otros, con el objetivo de infligir daño al tiempo que evita el campo de batalla tradicional.

“Desde una perspectiva militar convencional, serían completamente arrasados”, dijo un excomandante militar británico que pidió no ser identificado debido a la delicadeza del asunto. “Su Ejército convencional es muy, muy escaso, bastante viejo y desactualizado. Han gastado todo su dinero en capacidades de ataque asimétrico. En ese sentido, están muy bien preparados”, explicó.

Arabia Saudita, rival de Irán en la región, fue testigo en primera persona del daño que pueden causar los ataques con misiles y drones, al recibir el año pasado un ataque a sus instalaciones petroleras que redujo a la mitad la producción y suprimió el 5% de la oferta mundial de crudo. Arabia Saudita y Estados Unidos culparon a Irán por el ataque.

Irán ha construido la mayor reserva de misiles balísticos en Oriente Medio. Algunos se basan en los diseños “Scud”, más antiguos y muy utilizados, con un alcance de al menos 750 kilómetros. Otros, basados en el No Dong de Corea del Norte, pueden alcanzar hasta 2.000 kilómetros, llegando hasta Israel o el sudeste de Europa, según un informe de la Agencia de Inteligencia de Defensa de Estados Unidos (DIA) del año pasado.

Alcance de los misiles balísticos de Irán. Foto: AFP

Las Guardias Revolucionarias cuentan con una flota de lanchas rápidas armadas con misiles y submarinos enanos que pueden desplegar contra buques militares estadounidenses o petroleros comerciales para interrumpir el flujo de petróleo en aguas del Golfo Pérsico.

“En el Golfo Pérsico, Irán no necesita tener grandes barcos, no le hacen falta fragatas y destructores. Las lanchas rápidas, las botes con cañones y misiles pueden hacer el trabajo”, dijo Hossein Aryan, analista militar que sirvió 18 años en la marina de Irán antes y después de la Revolución Islámica de 1979.

El general Qassem Soleimani era el jefe de la Fuerza Quds de las Guardias Revolucionarias, el ejército de elite de Irán. El grupo ha realizado operaciones clandestinas fuera de Irán, trabajando en estrecha colaboración con fuerzas militares y milicias aliadas en Irak, Siria y el Líbano. (En base a AFP y Reuters)

Hangares y depósitos en la base de Al Asad

Imágenes por satélites muestran daños significativos en edificios de la base aérea Al Asad, en Irak, que alberga a tropas estadounidenses y que fue atacada el martes por Irán. Las imágenes muestra lo que analistas apuntan que podrían ser hangares y lugares donde se guardaba equipamiento. En las fotografías, captadas por la empresa estadounidense Planet y proporcionadas a EFE por el Instituto de Estudios Internacionales de Middlebury, se aprecia que al menos cinco instalaciones sufrieron daños por el ataque a esa base, situada en la provincia iraquí de Al Anbar, en el oeste del país.

Por el momento, el Pentágono no ha publicado fotografías de los daños en las dos bases en Irak atacadas el martes por la noche por Teherán con más de una decena de misiles balísticos: la de Al Asad y la de Erbil, esta última situada en la región autónoma del Kurdistán iraquí.

Principales aerolíneas evitan Irán e Irak
Aeropuerto de Teherán. Foto: Archivo El País

La Administración Federal de Aviación (FAA) prohibió que las aerolíneas comerciales de Estados Unidos operen sobre el espacio aéreo de Irak e Irán, y sobre los golfos Pérsico y de Omán, tras el ataque con misiles contra dos bases iraquíes con tropas estadounidenses. Las principales aerolíneas de Europa también evitarán votar por esa zona de Medio Oriente.

La alemana Lufthansa canceló un vuelo a Teherán y dejó de sobrevolar Irán e Irak. Del mismo modo, Air France anunció que “hasta nueva orden” sus aviones no sobrevolarán los espacios aéreos de esos dos países.

“Los planes de vuelo se adaptan en tiempo real en función de las decisiones de las autoridades francesas y regionales en todo el mundo para garantizar el más alto nivel de seguridad en sus vuelos”, explicó Air France en un comunicado.

La aerolínea holandesa KLM, que forma parte del mismo grupo que Air France, también decidió dejar de sobrevolar Irak e Irán “de forma temporal” y hasta “nuevo aviso”.

British Airways, otra de las compañías del grupo IAG, se limitó a decir que tomará “las medidas apropiadas” y que nunca operará un vuelo si no está garantizada su seguridad.

Algunas compañías aéreas asiáticas, como Singapore Airlines y Malaysia Airlines, habían optado previamente también por desviar sus vuelos para no sobrevolar Irak e Irán.

Las aerolíneas de Emiratos Árabes Unidos, Emirates y Flydubai, han cancelado asimismo sus vuelos a Bagdad. Y las principales aerolíneas rusas también anunciaron ayer miércoles que no sobrevolarán el espacio aéreo de Irán e Irak ante la escalada de las tensiones regionales.

¿Cómo avanzó la crisis desde la muerte del general Soleimani?

Soleimani
Qasem Soleimani, asesinado en Bagdad. Foto: AFP
Ataque de EE.UU.

El 3 de enero, Soleimani muere en un ataque ordenado por Trump, cerca del aeropuerto internacional de Bagdad, tres días después de un ataque a la embajada estadounidense en Bagdad por parte de milicias proiraní. El Secretario de Estado, Mike Pompeo, afirmó que Soleimani estaba preparando una “acción importante” que amenazaba cientos de vidas estadounidenses.

VENGANZA
Miembros del clero en Teherán ante la imagen del general Qasem Soleimani que murió en un ataque de Estados Unidos. Foto: AFP
La amenaza de irán

El mismo día de la muerte de Soleimani, el líder supremo de Irán, Ali Jamenei, y el presidente, Hasan Rohani, llaman a vengar la muerte del general. Una multitud de iraníes invade las calles de Teherán, cantando “¡Muerte a Estados Unidos!”. Un alto funcionario del Pentágono dijo que Washington desplegará entre 3.000 y 3.500 soldados adicionales en Medio Oriente.

CRISIS NUCLEAR
El ayatolá Alí Khamenei, en el poder desde 1989. Foto: Archivo El País
Uranio enriquecido

El 5 de enero Irán anunció la “quinta y última fase” de su plan para reducir sus compromisos en materia de enriquecimiento de uranio contraídos en el acuerdo de 2015 para limitar su programa nuclear. Así, el gobierno afirma que ya no se siente restringido por ningún límite “en el número de sus centrifugadoras”. “¡Irán nunca tendrá un arma nuclear!”, afirmó Trump en la red Twitter.

FUNERAL TRÁGICO
Funeral del general Soleimaní. Foto: AFP
Medio centenar de muertos

El 7 de enero, una avalancha dejó 56 muertos y 213 heridos en el funeral del general Soleimani. Trump retiró su amenaza de atacar sitios culturales iraníes, ante las quejas de la Unesco.

máxima alerta
Bombardeo de Iran en Irak. Foto: AFP
Misiles y sanciones

También el 7 de enero, Irán lanzó su respuesta contra Estados Unidos disparando misiles contra dos bases militares utilizadas por soldados estadounidenses en Irak. Ayer miércoles 8, Trump anuncia fuertes sanciones económicas contra Irán, descartando por el momento acciones bélicas. Además, dijo que Irán parece estar reculando luego del ataque a las bases militares del martes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados