"LLEGÓ EL MOMENTO DE AHORRAR", DICE

Lacalle Pou: "Se gastó mucho, se gastó mal y se endeudó al país"

Señalando la gestión de los gobiernos del Frente Amplio, dijo que “se gastó mal, se gastó mucho, se dejó al país endeudado y hay que reaccionar.

Luis Lacalle Pou durante su visita a Paysandú. Foto: Presidencia
PPresupuesto Quinquenal y marcha de la pandemia, algunos de los temas sobre los que habló Lacalle Pou en Paysandú. Foto: Presidencia

El presidente de la República Luis Lacalle Pou participó ayer, en el puerto de Paysandú, del bautismo de un buque portacontenedores que viajará semanalmente desde la capital departamental a Montevideo, haciendo escala en Fray Bentos. Allí habló de todo, desde la necesidad de ahorrar en el próximo Presupuesto Quinquenal, hasta la marcha de la pandemia en Uruguay.

A un mes de que finalice el plazo para presentar el Presupuesto Quinquenal ante el Parlamento, el presidente dijo que todos “sabíamos que es necesario ahorrar” porque el camino “es más impuestos o ahorro” situación que se agravó con la llegada de la pandemia del coronavirus.

“Los caminos siguen siendo los mismos. Ya hay efectos recesivos notorios en la economía nacional, había antes de la pandemia y ahora hay más, pero recargar más el peso del Estado sobre los uruguayos es generar más efecto recesivo, más gente que desensille, no emprenda y no trabaje. Con la cantidad de seguro de paro que hemos tenido algunos que han terminado en despido, si seguimos cargándole al que emprende, industrializa o comercia, estamos fritos”, indicó el mandatario.

Señalando la gestión de los gobiernos anteriores del Frente Amplio, dijo que “se gastó mal, se gastó mucho, se dejó al país endeudado y hay que reaccionar. Por eso es necesario ahorrar, la plata no crece arriba de los árboles” indicó.

Hidrovía del río Uruguay.

Por otra parte, Lacalle Pou reafirmó en Paysandú que la hidrovía del río Uruguay, constituye uno de los proyectos principales de su gestión. Prometió avanzar con Argentina y Brasil en las esclusas de Salto Grande, para extender la navegabilidad al alto Uruguay y de esa forma captar cargas del país norteño. Desde Torre Ejecutiva se enviaron los proyectos al presidente argentino Alberto Fernández.

El barco de cuyo bautismo participó el mandatario ayer, propiedad de la compañía Guaran Feeder de origen paraguayo, tiene capacidad para 400 contenedores de 20 pies y 6.200 toneladas. Transportará arroz, madera, cítricos y probablemente carne, bajando considerablemente los costos en el transporte de la producción.

“Es una excelente noticia. Es una apuesta de una empresa privada que usufructuando infraestructura del Estado y con cargas suficientes para la ecuación económica, hace que de alguna madera se abarate el transporte y la logística de aquellos que producen. Seguramente esto beneficiará al puerto de Fray Bentos, en breve y ojalá que otras líneas decidan seguir este camino” indicó el presidente.

“Hay un sueño de muchos uruguayos de utilizar en todas sus formas este precioso río”, aseguró Lacalle Pou y destacó que el país debe fortalecer el transporte multimodal como se hace en el mundo. “El río Uruguay está llamado a ser nuestro gran socio y si logramos convencer a argentinos y brasileños de la utilización de este río, mediante la instalación de infraestructura, no me cabe la menor duda de que estamos ante un futuro muy promisorio para toda la zona” indicó.

Luis Lacalle Pou durante su visita a Paysandú. Foto: Presidencia
Trabajadores del puerto de Paysandú no perdieron la oportunidad de sacarse fotos con el presidente. Foto: Presidencia

Esfuerzo binacional

Lacalle Pou dijo que es partidario “de hacer un esfuerzo binacional muy grande” para concretar la extensión de la navegabilidad del río Uruguay hacia Brasil.

“A fines de 2010 tomamos contacto con el proyecto para “bypasear” el salto grande y el salto chico y somos partidarios de hacer un esfuerzo muy grande, binacional, para concretar esta obra. No me cabe la menor duda que de ser factible habrá un antes y un después en el litoral del país, en lo que hace al precio del transporte de su mercadería. Si se tiene igualdad de competencia, esta zona ha demostrado que le pone ganas, capacidad y empeño al trabajo” afirmó.

Reconoció que el proceso no es sencillo y hace falta “tener el visto bueno de Argentina. Sé que hay interés de gobernadores de la zona al otro lado del río y después poder hablar con Brasil, porque podemos meternos 500 kilómetros adentro, con alguna obra más y dragando algunos bancos” sostuvo.

Recordó que el viernes 13 de marzo, cuando se produjeron los primeros casos de COVID-19 en Uruguay, se encontraba inaugurando la cosecha de arroz en el norte del país y allí un senador brasileño que asistió al evento, se mostró muy interesado en poder acceder a esta vía navegable para que Río Grande do Sul pueda sacar su producción.

“Es un proyecto ambicioso pero posible y cuando uno analiza costos y beneficios, hay que dar el puntapié inicial. No me animo a poner fechas porque no depende del gobierno uruguayo solamente, hay que pensar en la utilización de la esclusa que están del lado argentino y está el proyecto de las esclusas en San Antonio, que es utilizando el arroyo e inundando algunos lugares, lo que es un poco oneroso. Existen estudios técnicos sobre las dos obras. Hace poco tiempo se los envié al presidente de Argentina (Alberto Fernández) para que tomara mejor conocimiento” indicó y además reafirmó ante medios de la vecina orilla su clara intención de promover esta iniciativa. “El otro día un medio argentino me preguntó qué proyecto tenía y le contesté: «la hidrovía del río Uruguay», está en primer plano de nuestras intenciones”.

El presidente Luis Lacalle Pou viajó a Paysandú para participar de viaje inaugural. Foto: Daniel Rojas.
El presidente Luis Lacalle Pou viajó a Paysandú para participar de viaje inaugural. Foto: Daniel Rojas.

Consideró que muy a pesar de la pandemia, Uruguay “vive un momento de mucha efervescencia, hay mucha gente mirando el país y tenemos que hacer que se terminen de instalar”.

No hay una fecha estimada para la reapertura de fronteras

Al referirse a la marcha de la pandemia el presidente Luis Lacalle Pou dijo que el gobierno avanza con “lentitud, pero con serenidad” y que por el momento no hay paso atrás

Frenar no, pero lo que hemos hecho hasta el momento es escalonar, porque ya casi parece un tema de historia, pero acuérdense de los centros escolares rurales, había nerviosismo, después vino la apertura de otros centros escolares y la construcción. Vamos de a poco porque estábamos todos ilusionados con el hecho de haber contenido del todo al virus y era una ilusión. Este brote que es básicamente metropolitano, nos desafía mucho y en ese sentido no hemos frenado aperturas, pero como vamos aprobando protocolos de a poco queremos abrir todo lo que podamos rastrear o controlar. Las disculpas del caso a aquellos que están esperando, pero uno trata de ser equilibrado”, expresó el mandatario al informar que existen un total de veinte protocolos por aprobar.

Por otro lado, el presidente sostuvo que por ahora la apertura de fronteras “es un sueño”.

“Sería un sueño por hacerlo sobre todo previendo el verano; hoy es complejo. El escenario lo tenemos todos, pero formalmente hoy no podemos dar una fecha porque no depende de Uruguay, depende de Argentina, lo mismo que la frontera con Brasil y no podemos arriesgar. Todos los días me levanto y espero que haya pocos en Argentina y pocos casos en Brasil, a la región y a nosotros nos vendría bárbaro, pero por ahora no tenemos posibilidades de decir ningún tipo de fecha” insistió. Lacalle consideró que el sector turístico es el más afectado y volvió a destacar la campaña publicitaria de la cámara del sector exhortando a que la gente no saliera y se cuidara, pero reconoció que abrir las fronteras sería contraproducente desde el punto de vista sanitario. “Todos sabemos que si abrimos hoy a la Argentina o el Brasil, es tener una alta posibilidad de que crezcan los contagios”.

Evitó seguir la polémica con gobierno de Venezuela
La ONU criticó a Nicolás Maduro por la intervención de partidos políticos. Foto: AFP

El presidente Lacalle Pou prefirió no emitir comentarios sobre las críticas recibidas desde la administración de Nicolás Maduro en Venezuela por el hecho de que él calificó a ese gobierno como un dictadura. “No voy a entrar en una dialéctica con el régimen venezolano. Capaz si algún día nos encontramos en algún foro internacional, podamos conversar mirándonos a los ojos”, dijo ayer. Entrevistado esta semana por el portal de noticias argentino Infobae, reiteró que Venezuela es un dictadura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados