En todo el país

Hubo cinco muertes violentas en cuatro días

El barrio Aeroparque de Canelones se vio conmovido ayer con la muerte de un adolescente de 14 años que recibió un disparo accidental.

Patrullero. Foto: Ministerio del Interior
Foto: Ministerio del Interior

Al parecer, un grupo de adolescentes se encontraba manipulando el arma de reglamento de una funcionaria policial, madre de uno de ellos, cuando se produjo el fatal desenlace.

La funcionaria policial había salido de su casa a realizar un mandado cuando los adolescentes tomaron el arma de fuego. El tiro dio en el cuello de la víctima.

En esta jornada todos los involucrados prestarán declaración ante la Fiscalía. El caso está en manos de los investigadores de la Jefatura de Policía de Canelones y de la fiscal Alicia Guione.

Mientras tanto, en la madrugada de ayer un adolescente de 17 años de edad fue asesinado en el barrio Casabó. El hecho sucedió en el frente de una casa ubicada en el pasaje Budapest.

La víctima se encontraba en la vereda cuando varios desconocidos pasaron y abrieron una ráfaga de balazos, según informó la Policía.

El adolescente cayó herido y otro joven que se encontraba a su lado alertó de inmediato al 911. Un médico constató el fallecimiento del joven y en la escena del crimen la Policía incautó varias vainas y se ubicaron varios orificios en paredes, puerta y cercos de la casa.

Por otra parte, en la esquina de Chile y Japón, en pleno Cerro, fue localizado el cuerpo sin vida de Axel Tellechea, un joven de 25 años de edad. Presentaba una herida de arma blanca en el pecho.

Fuentes de la investigación dijeron a El País que la víctima llegó herido al lugar donde fue hallado su cuerpo. Hasta el momento se desconocen las características del incidente fatal. Se hizo presente la fiscal Mónica Ferrero, quien dispuso diversas actuaciones.

En lo que va del año 2019 ya ocurrieron cuatro homicidios, tres de ellos en la zona IV. El primero tuvo lugar en la ciudad de Dolores. El segundo ocurrió en la mañana del jueves en el barrio Casabó. Un hombre entró a un kiosco y pidió cigarrillos. La persona que atendía el comercio fue a buscar la mercadería a una pieza contigua y al volver se encontró al cliente muerto, con una herida en el cuello.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)