INFORME FINAL

La SCJ respaldó explicaciones de juez sobre el caso de la testigo asesinada

La SCJ consideró "suficientes" las explicaciones del magistrado Ricardo Míguez, quien afirmó que "jamás llamó para retirar custodia alguna" a la mujer.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Suprema Corte de Justicia. Foto: G. Pérez

La Suprema Corte de Justicia (SCJ) respaldó las explicaciones del juez Ricardo Míguez sobre su actuación en el caso de la testigo que fue asesinada de un disparo, cuando no tenía la custodia policial que se le había asignado.

En el informe publicado este jueves en la página de la SCJ explica que "el día 9 de mayo Míguez recibe un llamado de la policía de 'Zona 4' manifestándole que querían levantar la custodia del lugar donde se estaba realizando porque la testigo se habría ido del mismo sin dar aviso".

El magistrado "manifestó su negativa a levantar la medida" y aclaró que "en ningún momento" revocó la misma. Míguez añadió que se debe diferenciar "entre ordenar levantar la medida de vigilancia" que él mismo había dispuesto, al hecho de "que no se opusiera a que la patrulla policial dejara de permanecer en el lugar en el que ya no se encontraba residiendo la testigo".

"Se trata de dos situaciones muy diferentes", puntualizó.

En otra parte del informe enviado a la Suprema Corte aclara que "jamás llamó para retirar custodia alguna al personal policial" y agrega que "si así lo hubiera entendido necesario, correspondía lo hiciera revocando previamente el auto que la dispuso expresamente en el expediente y luego librando un oficio, pero nunca llamando personalmente a la autoridad policial".

En ese sentido solicitó que se remitieran los registros correspondientes a las llamadas realizadas a su celular el día 9 de mayo, pero desde la Jefatura de Policía de Montevideo se le informó que no existían registros de llamados de ese día.

El asesinato.

La mujer asesinada había sido testigo del crimen de un hombre a principios de abril y por ese motivo solicitó en la sede penal mayor patrullaje en torno a su vivienda. El autor de ese crimen había sido procesado con prisión.

Recibió un balazo en la cabeza próximo a las 6 de la mañana del 11 de mayo cuando tomaba mate en el pasillo de una vivienda ubicada en la calle Real esquina Adolfo Vaillant.

Un hombre se acercó y le gritó: "¡Esto es por alcahueta!" y le disparó. La mujer falleció horas más tarde en el Hospital Maciel por impacto de bala en cráneo.

Con ella estaba su hijo de 6 años y dos jóvenes de 23 y 19 años, hermanos entre sí. Uno de ellos fue baleado al forcejear con el atacante y éste también resultó herido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)