VERANO 2020

Picadas, tragos y sunset: cinco paradores para disfrutar en Punta del Este

Los paradores de Punta del Este se basan en productos del mar, pero cada uno tiene su toque personal; aquí cinco opciones para cualquier sibarita

paradores punta del este
Los paradores de las playas tienen algo especial, sobre todo a la hora del mediodía y los atardeceres. Foto: Ricardo Figueredo

Playa, descanso, comida rica y un trago refrescante, el combo perfecto para todo veraneante en cualquier rincón del mundo. Pero suena más tentador no hablar de generalidades. Entonces, ¿qué tal si estas líneas dijeran que, al salir del mar, usted no tendrá que caminar muchos metros para encontrarse con un cómodo lugar para descansar a la sombra y sintiendo la brisa, junto amigos o familia, para picar unas rabas o unos mejillones y tomarse un jugo de naranja recién exprimido?

En la punta esteña de Uruguay sí que saben pasarla bien: con la pesca fresca y variada que hace posible su privilegiada ubicación en el mapa y la creatividad de quienes arman los platos y cócteles del verano ya está la base para que todo funcione.

Si bien en Punta del Este están algunos de los restaurantes más reconocidos de la región, hay muchas opciones que van desde pequeños locales atendidos por sus dueños a cadenas de comida rápida, boliches, parrillas, cafeterías y heladerías. Pero los paradores de las playas tienen algo especial, sobre todo a la hora del mediodía y los atardeceres.

Parada 31.

Uno de ellos es el que está en la parada 31 de la Playa Mansa. Parador 31 Pinares ofrece gran variedad de ensaladas, minutas y mariscos. Hay ensaladas a partir de los $ 300 y hasta los $ 660, minutas desde los $ 80, que es lo que sale un pancho, hasta los $ 1.400, que es el precio de un chivito al plato para dos. En cuanto a pescados y mariscos se puede encontrar desde mejillones a la provenzal (a partir de $ 560) hasta una picada de mar para dos personas a $ 1.700. También hay diferentes sándwiches, hamburguesas vegetarianas y menú infantil.

En los postres hay opciones livianas como ensalada de frutas y helados. Para los más golosos hay otras como panqueque de dulce de leche. Se cobra $ 80 los cubiertos y menores de 13 años no lo pagan.

Lo que más pide la gente que llega a este parador son las picadas del mar, que se pueden compartir entre dos o tres personas.

Está abierto desde las 9 hasta las 21 horas y el momento en que la gente más lo visita es al mediodía pero tarde, llegando a las 15 horas.

Pocos argentinos, muchos brasileros

Hay incertidumbre por la llegada de turistas en esta temporada. Quienes trabajan en los paradores son optimistas pero afirman que, al menos por estos días de fines de diciembre, la presencia de argentinos no es tanta como otros años. Señalan que, sin embargo, los brasileros sí se hacen notar en el balneario y es mayor a lo que suele ser.

Daiquiri.

En la parada 19, también sobre la Playa Mansa, está Daiquiri, un sitio con varias entradas, picadas y ensaladas. Tienen opciones para todos los gustos: hay bruschettas, camarones al ajilllo o rabas. Para tener una idea de precios, las entradas se pueden encontrar a partir de los $ 420. Una picada de mar con rabas, mejillones, miniaturas y camarones al ajillo para dos personas sale $ 1.450. Hay distintas ensaladas a partir de los $ 470. También hay pizzas y distintos pescados, así como minutas.

Entre los postres se destacan el helado artesanal de frutos rojos que sale $ 250 y la mousse de chocolate que cuesta $ 300.

Daiquiri abre desde las 9 hasta las 18 horas por el momento, pero más entrada la temporada seguramente extenderá el horario.

Una de las mozas contó que si se trata de bebidas refrescantes, la limonada que ofrecen es la estrella: es la favorita de los visitantes. En materia de comida lo más solicitado son las minutas y las pizzas.

paradores punta del este
La pesca fresca y variada y la creatividad de quienes arman los platos y cócteles del verano hacen que todo funcione. Foto: Ricardo Figueredo

New Papa Charlie.

A pocos metros de la parada 8 de la Playa Brava está New Papa Charlie con una carta basada en productos del mar, pero muy variada. Este parador está ubicado en una playa que quienes allí trabajan describen como “muy familiar” y cuentan que uno de los platos más pedidos es el pulpo.

Entre las preparaciones que se ofrecen están los mejillones a la provenzal (a partir de $ 520) y una larga lista de productos del mar: chipirones, gambas, rabas, brótola, camarones y salmón. También tienen pasta: por $ 340 se puede pedir un plato de spaghettis.

Para los que busquen ensaladas, está la de la casa que incluye lechuga, tomate, zanahorias, choclo, pepino, remolacha y huevo por $ 720. En la carta hay una decena de otras preparaciones frescas para elegir. Este parador está abierto desde las 10 hasta las 20 horas.

El “sunset”: ese momento del día tan esperado

En Punta del Este hay varios puntos que ofrecen una vista privilegiada del atardecer. Hay paradores que se preparan para el famoso “sunset” con la presencia de DJ´s que amenizan con buena música esta hora mágica.

El parador I’marangatú está ubicado en la parada 7 de la Playa Mansa. Todos los días a partir de las 17 horas cuenta con un DJ para animar la tarde. La carta tiene de todo: mucho pescado y mariscos, pero también algunas preparaciones como bruschetta de chorizo ($ 380) o ensalada de gazpacho ($ 450). Otro de los que cuenta con DJ´s para la tardecita es OVO Beach, en la parada 4 de la Playa Mansa. Quienes llegan durante la jornada piden mucho tragos, cervezas, licuados y clericó. Y en cuanto a comida, son famosas sus ensaladas, rabas, chipirones y miniaturas. Hay platos rápidos como hamburguesas, pizzas o sándwiches y otros más elaborados, por ejemplo, un pulpo grillado con salsa oriental acompañado de olivas negras, cherry, chauchas, hierbas y ralladura de lima limón que sale US$ 35. Este lugar también ofrece cócteles de autor. Se puede pedir el “Serindipia”, que es de Gimena Villarubia y se hace a base de gin, kiwi, melón, jugo de manzana y Sprite zero. El precio es de US$ 14.

Cualquiera de estas dos opciones abren desde la mañana hasta la noche, pero el atardecer es el atardecer y aunque sea una vez en las vacaciones hay que verlo desde allí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)