CORONAVIRUS

Lo que se sabe de la nueva mutación del COVID-19 que fue hallada en Río de Janeiro

Un estudio realizado en Brasil determinó que hay una nueva cepa derivada de otra que ya circulaba en el país; no se analizó su capacidad de transmisión ni agresividad.

Vacuna estudiada en Brasil. Foto: Reuters
Vacuna estudiada en Brasil. Foto: Reuters

Estudio científico descubrió una nueva mutación del virus del COVID-19 en Río de Janeiro, Brasil. Esta nueva mutación se deriva de la cepa B.1.1.28, que ya estaba circulando en el país desde comienzos de este año.

Si bien se descubrió esta nueva cepa, no se estudió si es más transmisible o más agresiva. De acuerdo a OGlobo, no afectaría la efectividad de las vacunas.

Población del estudio

El estudio fue realizado para analizar cómo cambia el virus a medida que se replica  y evoluciona, explicó OGlobo. 

Se estudiaron muestras de 180 personas de los 19 municipios de Río de Janeiro. 82 hombres y 98 mujeres. 

El 60% de los investigados presentaron una mutación en el virus perteneciente a esta nueva cepa.

¿Es más agresivo o más transmisible?

El estudio no lo niega ni lo afirma, debido a que no lo analizó. No obstante, según el informe publicado por OGlobo, esta cepa presenta una mutación en una región específica del virus, una parte que es necesaria para que se infecten las células humanas. “Pero eso no significa necesariamente que sea más contagiosa o que la infección sea más grave”, publicó el medio.

De acuerdo al estudio, se necesita seguir estudiando la nueva cepa para comprender si tiene un efecto importante en gravedad de la enfermedad.

¿Por qué es tan importante la mutación?

La mutación se identificó en la proteína S del virus. Esta proteína, según el informe periodístico, "es la clave que usa el coronavirus para ingresar a las células". Hay una región, denominada RDB, de esta proteína que permite adherirse e ingersar a las células humanas. 

¿En qué se relaciona con la mutación encontrada en el Reino Unido?

En principio no hay vínculo, no obstante, estas dos mutaciones tienen algo en común: estas nuevas cepas presentan mutaciones en la región RDB, de la proteína S del Sars-CoV-2. 

¿Esta mutación puede afectar a las vacunas contra el COVID-19?

En tanto, de acuerdo a OGlobo “las vacunas están diseñadas para estimular una respuesta completa. Los científicos creen que pueden pasar años para que el coronavirus cambie lo suficiente como para volver ineficaz el tratamiento”. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados