Diego Fischer
Diego Fischer

¡Papá! Empezá por casa

Y finalmente habló. Me refiero al locuaz expresidente José Mujica, siempre predispuesto a vociferar ante cuanto micrófono se le cruce. Había desaparecido, casi por completo, de los medios en los días previos a la concentración de Durazno.

Mujica, que cuando era candidato a la Presidencia, se mostró tan interesado en los temas del campo, al punto tal de convencer a muchos productores agropecuarios para que lo votaran; aunque nunca sabremos cuántos efectivamente lo hicieron, se había llamado a silencio.

Pero el viernes último habló.

"Los productores que vivieron las vacas gordas... ¿por qué no guardaron? Le están reprochando al Estado lo que no hicieron ellos... ¡Papá! Empezá por casa... Si tuviste tiempo de gastar, mascaste a dos carrillos, y ahora le venís a pedir a los otros lo que tú no hiciste... La paja se ve en el ojo ajeno", dijo.

Si no fuera porque las expresiones salieron de la boca del exmandatario, uno hubiera quedado anonadado. Sí, dejó a muchos indignados.

Mujica, cuyo gobierno fue uno de los peores, sino el peor de la historia de las administraciones democráticas de este país, habló con desparpajo de falta de ahorro y despilfarro.

Si alguien tuvo la suerte de gobernar en un período de bonanza y vacas gordas fue él. Los resultados están a la vista.

¿Qué sucedió con Ancap? ¿Qué pasó con la regasificadora? ¿Quién encendió la velita al socialismo en el Fondes? ¿Qué fue de Pluna? ¿Dónde reportan los 50 mil nuevos funcionarios que ingresaron al Estado durante su mandato? ¿Son todos policías y maestros? ¿Cuántos de los créditos que otorgó el Fondes se han pago?

El legado de Mujica en materia económica lo venimos costeando todos con los ajustes de tarifas de los últimos tres años. También está el otro legado intangible, el de comunicar con palabras, actitudes y gestos su desprecio por la academia, por la superación a través del estudio y el ascenso social por medio del trabajo y el esfuerzo personal. ¿Se acuerdan de su afirmación que los uruguayos "somos medio atorrantes, no nos gusta tanto trabajar"? Fueron hechas en Madrid ante empresarios españoles.

Mujica aseveró que los autoconvocados y el resto de los productores rurales ven la paja en el ojo ajeno. No, señor. Estas personas se cansaron de un Estado voraz que se lleva la mayor parte de lo que generan con su trabajo. Ese Estado que usted hizo crecer como nadie lo había hecho en las últimas siete décadas.

En algo estoy de acuerdo con las declaraciones de Mujica: "tiene que venir otra generación, yo soy de un mundo que se va".

Mientras termino de escribir esta columna el presidente Tabaré Vázquez, está anunciando una serie de medidas para los productores agropecuarios. El viernes pasado en un cambio de actitud recibió a los autoconvocados en la Casa de Gobierno. Enhorabuena.

No soy productor rural, ni tampoco tengo intereses en el sector, pero no ignoro que el 78 por ciento de las exportaciones uruguayas del año 2016 (últimas cifras oficiales disponibles) provinieron de la agroindustria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)