19 de enero

Coronavirus, lo último

Una newsletter para que estés informado sobre lo que pasa con el coronavirus. Gratis, de lunes a viernes en tu email.

Hola. Este martes en que Dolly Parton celebra 75 años -¿sabías que donó un millón de dólares para ayudar a la investigación del COVID-19 y que parte de eso se destinó al desarrollo de la vacuna de Moderna?- mando una nueva edición de esta newsletter para que estés al día con todo lo que pasa en el mundo coronavirus. 

590 casos este martes 

Este martes se realizaron 6.396 tests de COVID-19 y se detectaron 590 casos nuevos de la enfermedad, según el boletín del Sistema Nacional de Emergencias (Sinae).

Hoy se confirmaron 11 muertes por coronavirus, lo que eleva el total de decesos desde la aparición de la enfermedad en Uruguay a 330. Se trata de nueve pacientes de Montevideo de 93, 90, 88, 86, 83, 82, 76, 76, y 60 años, un paciente de Maldonado de 87 y un paciente de Cerro Largo de 49.

Hay 7.706 personas cursando la enfermedad y 104 pacientes internados en CTI.

Lo que dijo Delgado

Desde hace meses ya la obsesión del planeta -y no es para menos- es conseguir alguna de las vacunas contra el COVID-19 para empezar a inmunizar a la humanidad y lograr que esta pesadilla colectiva quede atrás. 

En las últimas horas hubo novedades respecto a la compra de vacunas por parte de Uruguay -ayer, después de que envié la newsletter, se conoció la firma de un decreto para autorizar esta adquisición-, pero este martes el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, dijo que las eventuales dosis no son la panacea sino que tienen que seguir respetándose otras medidas de prevención de la enfermedad. 

"Estamos en otra fase, y para mí es muy importante dar esta señal, porque más allá de los procesos de inmunización (...) es un proceso que además no va a estar exento de los cuidados personales", dijo hoy el jerarca en rueda de prensa. 

Distanciamiento físico siempre que sea necesario, higiene de manos, tapabocas, todo esto, dijo Delgado, "vino para quedarse". El resto de lo que comentó hoy lo encontrás en esta nota

El Sinae por dentro

Una sigla casi omnipresente en los medios desde marzo: Sinae. El Sistema Nacional de Emergencias tiene un rol clave desde la aparición del coronavirus en Uruguay, y cada noche informa a través de sus reportes los últimos números que permiten dar cuenta del avance de la enfermedad en el país. 

Esta crónica cuenta cómo se trabaja en el Sinae, que hasta antes de la irrupción del COVID-19 era un sigla asociada sobre todo a las inundaciones, por ejemplo. “En vez de evacuados, se empezó a trabajar con casos de infectados. Eso al principio sirvió para ir viendo cómo se iba diseminando el virus, es ese mapa que muestra los primeros casos muy centrados en Carrasco y luego en otras zonas”, dijo el director del Sinae, Sergio Rico.

Puesto de tests en Los Dedos

El coronavirus nos acostumbró a -casi- todo, incluso a ver un punto turístico por excelencia como Los Dedos de Punta del Este convertido en un puesto de tests gratuitos de COVID-19, como anunció ASSE este martes. 

"Cualquier persona podrá concurrir de forma voluntaria y sin necesidad de agenda previa", de acuerdo a lo que planteó en un comunicado hoy. 

Este puesto funcionará entre el 21 y 31 de enero, entre las 16 y las 22 horas. Se entregarán 100 números por día. 

Los centros de confinamiento de China 

En el norte del país, en la ciudad china de Shijiazhuang, se construye a toda velocidad un enorme centro para que pasen allí la cuarentena más de 4.000 personas, en un intento de detener un brote de la enfermedad en ese lugar. 

China -país donde se detectaron los primeros casos de COVID-19- había hasta ahora logrado mantener a raya al virus, pero una serie de brotes hizo que las autoridades del gigante asiático ordenaran un testeo masivo, cuarentenas más estrictas y también la preparación necesaria para llevar a pueblos enteros a estos centros de confinamiento que ahora se levantan. 

Centro de cuarentena en Shijiazhuang, China. Foto: AFP.
Centro de cuarentena en Shijiazhuang, China. Foto: AFP.

Las casas tienen baño, wifi, aire acondicionado, y en los próximos días alojarán a los contactos de quienes reciban un resultado positivo en su test de coronavirus. 

Antes de irme -y como desde marzo creo que nuestro consumo de contenidos vía streaming no ha hecho otra cosa que crecer- recomiendo dos notas que hablan de dos series bien diferentes pero igualmente merecedoras de tu tiempo de ocio. Esta cuenta cómo The Office, años después de su último episodio, se convirtió el año pasado en la serie más popular en streaming en Estados Unidos, con 57.100 millones de minutos vistos en total en los últimos doce meses, según la consultora Nielsen. En ese país las andanzas de Michael Scott y su grupo de empleados disfuncionales estuvo disponible hasta diciembre en Netflix -por estas latitudes no tuvimos la misma suerte-. 

Esta otra nota habla de una serie que sí está disponible en Netflix acá y que todavía nos depara nuevos capítulos, pero cuyo final fue anunciado ayer: Peaky Blinders. Ahora -demora por el COVID-19 de por medio- se filma la sexta (y última) temporada de esta historia de gángsters amantes de la nicotina y el whisky en la Birmingham que quedó en pie después de la Primera Guerra Mundial. 

Si me querés comentar algo esta es mi cuenta de Twitter.

Coronavirus es una de las newsletters de autor gratuitas de El País. Si querés suscribirte a alguna de las otras hace clic aquí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error