FRASE DESATÓ UN ESCÁNDALO

Repudio global a insultos racistas de Donald Trump

La expresión “países de mierda” despertó indignación también en EE.UU.

Trump admitió que dijo cosas "duras", pero negó la expresión "países de mierda". Foto: Reuters
Trump admitió que dijo cosas "duras", pero negó expresión "países de mierda". Foto: Reuters

Ayer en el mundo sacaban número para criticar a Donald Trump. Su frase "países de mierda" desató un escándalo planetario. Trump buscó arreglar el lío y recurrió a su arma favorita, la red Twitter, para negar haber calificado de esa forma a El Salvador, Haití y países africanos, pero rápidamente fue desmentido por un senador demócrata que estuvo en la reunión donde lanzó la frase.

Primero Trump admitió que en una reunión el jueves en la Casa Blanca para discutir sobre inmigración se dijeron cosas "duras", pero aseguró que "ese no fue el lenguaje utilizado". Una hora más tarde, volvió al tema en Twitter para asegurar que nunca dijo "alguna cosa despectiva sobre los haitianos, más allá de decir que Haití es, obviamente, un país muy pobre y con muchos problemas".

Pero, poco después, el senador demócrata Rick Durbin, quien participó de la reunión, dijo que Trump efectivamente se refirió a "países de mierda" y que además lo hizo reiteradamente. Trump "tuiteó esta mañana negando que utilizó esas palabras. No es verdad. Él dijo esas cosas llenas de odio, y las dijo repetidamente (...), llamando a esas naciones países de mierda", sostuvo Durbin.

"¿Por qué todas estas personas de países de mierda vienen aquí?", habría dicho Trump, para añadir que quería inmigrantes de países nórdicos, como Noruega, según publicó el jueves The Washington Post, y confirmaron otros medios estadounidenses.

En pocas horas, el asunto se transformó en un escándalo internacional y generó una fuerte oleada de indignación. En Ginebra, el portavoz del Alto Comisionado para Derechos Humanos de la ONU, Rupert Colville, dijo que "si se confirman, son comentarios escandalosos y vergonzosos por parte del presidente de Estados Unidos. Lo siento, pero la única palabra que se puede utilizar es racista", dijo. Según Colville, lo que trasuntan esos dicho es "el peor lado de la humanidad, validando y alentando el racismo y la xenofobia".

El gobierno de Haití emitió una enérgica nota en la que consideró "inaceptables" las palabras "odiosas y abyectas" de Trump. El embajador de Haití en Washington, Paul Altidor, dijo que era angustiante que la atención se centrara en los comentarios de Trump cuando se cumple el octavo aniversario del devastador terremoto que causó 220.000 muertes en la isla, en un día que debiera ser de conmemoración.

Por su parte, la Unión Africana condenó las declaraciones "hirientes" y "perturbadoras" del mandatario.

En El Salvador, el presidente Salvador Sánchez Cerén protestó enérgicamente. "El Salvador demanda respeto a la dignidad de su noble y valiente pueblo", dijo Sánchez Cerén al leer un comunicado durante un acto público. Esas expresiones "golpean la dignidad" de los ciudadanos salvadoreños, dijo.

El lunes, Estados Unidos anunció que la protección temporal que da desde 2001 a unos 200.000 salvadoreños concluiría en septiembre de 2019, por lo que podrían ser deportados. En Estados Unidos residen y trabajan unos 2,8 millones de salvadoreños, cuyas remesas a los familiares que siguen viviendo en El Salvador son la base de la economía de ese país.

Por su parte, el gobierno de Botsuana convocó al embajador estadounidense para que explique si esa nación africana es "considerada un país de mierda".

Hasta los propios noruegos, elogiados por Trump, quedaron helados por las declaraciones del presidente. "Soy un noruego que apreció estudiar y trabajar en EEUU. Lo único que me llevaría a emigrar a EEUU es su animada sociedad multicultural. No la eliminen", declaró Jan Egeland en Twitter. Exsecretario general adjunto de ONU, Egeland dirige ahora el Consejo Noruego para los Refugiados.

Para Andreas Wiese, reputado comentarista noruego, quedó "en evidencia el racismo" de Trump.

Según el instituto de estadísticas noruego SSB, 502 noruegos emigraron a Estados Unidos en 2016, es decir 59 menos que el año anterior. "¿Serán más numerosos ahora?", se pregunta el instituto. Las estadísticas oficiales muestran que en realidad son más los estadounidenses que emigran a Noruega que al revés.

En el plano interno, las reacciones tampoco tardaron en aparecer. La excandidata presidencial Hillary Clinton señaló en Twitter que Trump sometió al país a una "visión ignorante y racista de cualquiera que no se parezca a él".

A su vez, el legislador Luis Gutiérrez, nacido en Chicago de padres puertorriqueños, apuntó que "ahora se puede decir con 100% de seguridad que el presidente es un racista". "Tengo vergüenza de nuestro presidente", añadió.

POLÉMICAS RACIALES, UNA CONSTANTE

CONTRA OBAMA. Antes de lanzarse en búsqueda de la presidencia, Trump tomó la batuta de una campaña de tenor racista que cuestionaba la nacionalidad estadounidense de Barack Obama, poniendo en duda la validez de su certificado de nacimiento.

“VIOLADORES”. Al anunciar su entrada en el ruedo electoral el 16 de junio de 2015, Trump pintó a los inmigrantes mexicanos como “violadores”, y calificó a los inmigrantes latinos de “bad (malos) hombres”.

SOLDADO MUSULMÁN. Trump se enfrentó en 2016 con el padre del capitán Humayun Khan, muerto en Irak en 2004. Abogado de origen pakistaní, Khizr Khan dio un emotivo discurso en la convención demócrata, reprochando a Trump su proyecto de prohibir la entrada de musulmanes a Estados Unidos.

JUEZ MEXICANO. En 2016, Trump acusó a un juez de sesgo en un proceso judicial por fraude que involucraba la desaparecida Trump University, porque el magistrado era de origen mexicano.

EXTREMA DERECHA. Tras los actos violentos que sacudieron la ciudad de Charlot-tesville el 12 de agosto de 2017, Trump se mostró reticente a condenar claramente los militantes xenófobos.

DEPORTISTAS. Trump se enfrentó con los jugadores de la NFL, en su mayoría negros, que se arrodillaban durante el himno nacional para protestar contra la violencia policial y las tensiones raciales. Trump calificó a esos jugadores de “hijos de puta”.

DECRETOS. Desde finales de enero de 2017, Trump lleva adelante una feroz batalla judicial para restringir la entrada de extranjeros a Estados Unidos. Esa voluntad tomó la forma de varios decretos sucesivos que diferentes jueces consideraron discriminatorios contra los musulmanes.

Pacto con una actriz porno

Un abogado del presidente Donald Trump pagó 130.000 dólares a una estrella porno un mes antes de las elecciones de 2016 como parte de un pacto que le impedía hablar en público de un encuentro sexual que ambos habrían mantenido años antes, según publicó ayer The Wall Street Journal. El principal abogado de la empresa de Trump, Michael Cohen, habría negociado el pago con Stephanie Clifford, en octubre de 2016, según informaron al diario. Clifford, conocida en la industria del porno como Stormy Daniels, habría reconocido en privado que el encuentro tuvo lugar después de que ambos coincidieran en un torneo de golf en California en el verano de 2006, cuando Trump ya estaba casado con Melania. Fuentes de la Casa Blanca aseguraron al diario que se trata de “informes antiguos y reciclados, que ya fueron publicados y totalmente desmentidos antes de las elecciones” pero no quisieron pronunciarse sobre el acuerdo económico revelado por el WSJ. En 2016, el WSJ ya publicó que Clifford, de 38 años, habría estado en conversaciones con el canal ABC para dar una entrevista.

“Excelente salud” del presidente

Donald Trump superó ayer viernes el primer examen médico de su mandato y goza de una “excelente salud”, según un breve comunicado el médico encargado de supervisar la salud del mandatario. Ronny Jackson, que ofrecerá más detalles en una rueda de prensa el martes, aseguró que obtuvo buenos resultados del examen que le realizó a Trump en el centro médico militar nacional Walter Reed, un hospital a las afueras de Washington al que tradicionalmente han acudido los presidentes para evaluar su estado de salud.

“El examen presidencial en el centro médico militar nacional Walter Reed fue excepcionalmente bueno. El presidente goza de excelente salud y espero poder informar de algunos detalles el martes”, dijo Jackson, que fue el médico del expresidente Barack Obama desde 2013.

Antes de su cita médica, Trump pronosticó que le iba a ir “muy bien”, y dijo que estaría “muy sorprendido si no es así”. “Más vale que vaya bien, o si no la bolsa no estará contenta”, bromeó el presidente en declaraciones a periodistas.

Según informó esta semana la Casa Blanca, el examen médico no incluye una evaluación psiquiátrica.

La nueva sede de Londres costó US$ 1.000 millones. Foto: AFP
La nueva sede de Londres costó US$ 1.000 millones. Foto: AFP
CANCELACIÓN

Malestar en Londres por cancelación de visita

La decisión de Donald Trump de suspender su viaje a Londres, donde iba a inaugurar el edificio de la nueva embajada de Estados Unidos, le ahorrará toparse con grandes protestas. "La razón por la que cancelé mi viaje a Londres es que no me entusiasma que la administración Obama vendiera la que quizás era la mejor embajada de Londres", escribió Trump en Twitter. "Mal negocio. Querían que cortara la cinta: ¡NO!". Así, Trump atribuyó a Barack Obama una decisión que en realidad tomó George W. Bush.

El ministro británico de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, lamentó la decisión y acusó a los laboristas —concretamente al alcalde de Londres, Sadiq Khan, y al líder del partido, Jeremy Corbyn— de poner en peligro la relación con Estados Unidos por alentar manifestaciones contra Trump. Johnson se refirió a Khan en Twitter como ese "fantoche presumido del ayuntamiento".

Un aliado británico de Trump, Nigel Farage, otrora líder del partido antieuropeo UKIP, dijo que la decisión es "decepcionante". "Ha estado en países de todo el mundo y sin embargo no ha estado en el que le es más cercano", dijo en la cadena LBC. "Quizás", especuló, "no le gustaba el aspecto" que estaba cobrando su visita, añadió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º