VERANO 2017

Yates argentinos en el río Uruguay

Los visitantes llegan a disfrutar de la navegación en sitios privilegiados por la naturaleza.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Velero: es uno de los más grandes que llegó esta temporada. Foto: D. Rojas

Hay más argentinos que uruguayos disfrutando de los arenales del río Negro, un paraíso natural que en estos días está repleto de lanchas, veleros y pequeños cruceros.

Las embarcaciones, que vienen en caravanas desde la provincia de Buenos Aires, llegan buscando disfrutar del verano en la tranquilidad de alguna playa desierta a la que solo se puede llegar por agua.

El viaje se hace sin mirar el reloj. Importa disfrutar del paisaje y gozar de la tranquilidad en las zonas menos pobladas. Los navegantes aprovechan el buen clima hasta abril.

Apuntando al desarrollo de este corredor, se habilitó en Villa Soriano la primera estación fluvial del litoral y luego la Intendencia dotó al puerto de Mercedes de todos los servicios requeridos: electricidad, agua potable y suministro de combustible, aspectos básicos para atraer este tipo de "clientes".

"Venimos desde hace 20 años porque aquí encontramos paz, el agua limpia y la atención de la gente, todo lo que contribuye a la tranquilidad de uno", contó a El País, Armando López que viajó junto a su esposa desde el puerto de San Fernando.

Para Patricio Niveiro, que vino con su familia desde San Isidro, "esto es lo más lindo que hay y la gente es inmejorable".

Salir desde Buenos Aires y llegar hasta aquí "se hace bien lento durante todo un mes para disfrutar del paisaje". El navegante afirmó que este encanto no se encuentra en el Paraná: "Queremos salir de nuestro país, para escapar de la rutina".

"Paramos en Nueva Palmira y luego por este curso hacemos la primera escala en Villa Soriano", narró el visitante.

Juan llegó a bordo del Tequila, uno de los veleros más grandes que hoy se encuentran atracados al muelle de Mercedes.

"Cambié las vacaciones, en lugar de salir al mar, venimos para este lugar donde encontramos mucha tranquilidad y aprovecho a acomodar el barco", explicó el hombre que este verano no desplegó velas y debió utilizar el motor para internarse en el río, que cautiva cada año a más argentinos.

Familias argentinas se lanzan a recorrer los ríos uruguayos en yates. Foto: D. Rojas
Familias argentinas se lanzan a recorrer los ríos uruguayos en yates. Foto: D. Rojas

Acciones.

La Intendencia de Soriano ha trabajado fuerte para desarrollar el turismo en este departamento, una industria de la que hace tan solo 10 años nadie hablaba.

El director de Turismo de Soriano, José Luis Perazza, informó a El País que en estos días hay en los ríos del departamento entre 250 y 300 embarcaciones de diferente porte.

Durante los meses de invierno las autoridades locales realizan viajes de promoción. "Concretamos varias presentaciones en la provincia de Buenos Aires y hemos logrado que navegar el río Negro ya sea un clásico. Vamos como acompañantes porque quien hace la presentación es un navegante argentino que adora esto", informó el jerarca.

Para el futuro cercano, la intención de las autoridades de Soriano es extenderse hasta la ciudad de Rosario "que si bien está bastante más lejos por río, estamos fomentando que las embarcaciones vengan por tierra y tengan la posibilidad de disfrutar del lugar que les ofrece la oportunidad de sumergirse y verse los pies, algo que les gusta mucho".

Para facilitar el ingreso de visitantes argentinos, se ofrecen diversos servicios, como la carta náutica y el mejoramiento del boyado. También se dispone del servicio de baqueano para el ingreso a Villa Soriano y la remonta hasta Mercedes.

BID.

El viernes pasado se reunió en el Catamarán Soriano I la mesa estratégica del corredor turístico del litoral. "La hicimos en el catamarán por varias cosas: primero para mostrar el producto catamarán para nuestros colegas, porque esto es parte de la oferta turística del corredor, el buque estrella del turismo náutico", indicó.

Adelantó que un crédito aprobado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para fomentar el turismo náutico en todo el litoral tendrá un impacto significativo en la zona. Los fondos permitirán consolidar el llamado Corredor de los Pájaros Pintados, una apuesta del Ministerio de Turismo para ofrecer alternativas a las opciones tradicionales.

"Nos potenciemos el uno al otro y ayudamos a las pequeñísimas empresas y prestadores de servicios que van a encontrar un fácil acceso a créditos, capacitación y promoción en mercados importantes", dijo.

Villa Soriano y su encanto histórico.

En la campaña oficial del Ministerio de Turismo se recomienda visitar Villa Soriano, un sitio fundado en el año 1624. Se trata del asentamiento europeo más antiguo del territorio uruguayo, dice la promoción. Es un lugar especial para la actividad náutica.

"El pueblo mantiene las características coloniales y aún hoy en las costas del Hum y en sus calles se percibe la historia donde el tiempo parece no transcurrir", dice.

Aventura natural en Nuevo Berlín.

Un destino interesante para los navegantes es Nuevo Berlín. Ubicada a 45 kilómetros de Fray Bentos, se encuentra frente al Parque Nacional Esteros de Farrapos e islas del Río Uruguay, una zona de gran valor natural. En torno a esta pintoresca localidad se realizan diversos paseos náuticos. Uno de ellos es el denominado Sendero La Yeguada, que supone una hora de navegación en canoas por el arroyo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados