ESTRATEGIA SANITARIA

¿Es el momento de vacunar a niños? Documento abre debate

La letra chica del documento estadounidense abre un debate para países como Uruguay: ¿cuándo es el momento idóneo para dar comienzo a esa campaña vacunatoria?

Niño recibe una vacuna en un brazo. Foto: AFP
Niño recibe una vacuna en un brazo. Foto: AFP

Los expertos que asesoran a la agencia de regulación de medicamentos de Estados Unidos -más conocida por su sigla en inglés FDA- recomendaron el martes el uso de emergencia de la vacuna de Pfizer en la población de cinco a 11 años. La noticia podría acelerar el inicio de la inmunización en los niños. Pero la letra chica del documento estadounidense abre un debate para países como Uruguay: ¿cuándo es el momento idóneo para dar comienzo a esa campaña vacunatoria?

Pese a la recomendación de los expertos, la FDA aún no dio la autorización. Es probable que lo haga la semana próxima y, a juzgar por los antecedentes en esta pandemia, de manera favorable: siempre siguió las recomendaciones de sus asesores independientes. Pero, incluso cuando se dé la autorización, los países tienen vía libre para adoptar la decisión que más los satisfaga. En este sentido, el documento oficial deja en claro que “la vacuna es segura y eficaz”: la dosis de 10 microgramos (tres veces inferior a la que se administra en adultos) evita casi el 91% de las infecciones sintomáticas a causa del coronavirus y los efectos adversos son infrecuentes (las chances de una miocarditis postvacunal es de 98 en cada millón de niños, es decir, menos probable que tener una miocarditis a causa de la enfermedad).

Sin embargo, la incidencia del virus en la comunidad -es decir, el nivel de transmisión viral- será determinante. Porque como los niños cursan (casi siempre) la infección sin síntomas o de manera leve, entonces, en un escenario de alta circulación del virus, las hospitalizaciones de niños con COVID-19 superarían cualquier riesgo eventual de la vacuna. Pero cuando la transmisión viral es baja, entran en consideración otras variables: ¿la vacuna evita la transmisión? En adultos se demostró que, al menos con Pfizer, la disminuye, pero no la corta. ¿La variante Delta cambia el escenario de transmisión? ¿El verano? ¿Y la apertura de fronteras?

En definitiva, “el documento de los expertos está diciendo que si solo tenés 10 niños positivos por mes, en una masa de dos millones, no tiene sentido la vacunación inmediata. Pero si son 150.000 en dos millones, sí y cuanto antes”, explicó el pediatra e infectólogo Álvaro Galiana.

En este esquema Uruguay está “a mitad de camino”. “Hay un aumento de la transmisibilidad en niños, cambió el paradigma y se está viviendo algo similar a lo que pasó en Miami: en poco tiempo hubo un ascenso brusco”.

Por eso, según Galiana, el gobierno debería “aguardar la autorización oficial” de la FDA, solicitarle “cuanto antes” a la comisión de vacunas que estudie la vacunación en niños y tener tiempo para negociar la compra, “cosa de que la campaña pueda desarrollarse ni bien los científicos hayan finalizado la discusión”.

Según Catalina Pírez, profesora titular de Pediatría, “en los niños debe considerarse que la protección no solo es para prevenirlos de casos graves de la enfermedad (aunque sean pocos, ocurren), sino para evitar que la infección les corte las actividades que necesitan los niños”. Entre ellas está la pérdida de clases por transitar la infección o estar en cuarentena.

En Lavalleja hubo ayer 21 personas que dieron positivo al test del SARS-CoV-2; la mitad, según la dirección de Salud departamental, eran niños. En Canelones hubo 51 casos, el 40% eran niños. En ese sentido, advierte Pírez, “puede que los números hoy parezcan aceptables hasta que dejen de ser aceptables… más aun con la prevalencia de la variante Delta, que se confirmó que es más transmisible en espacios cerrados como los salones escolares”.

Distintos integrantes de la comisión asesora de vacunas, así como Galiana y Pírez, coinciden en que no sería oportuno que Uruguay hiciera diferenciación entre los niños. Ninguno de los consultados estima conveniente que se priorice la vacunación solo en niños de mayor riesgo o en niñas, en las cuales los efectos postvacunales suelen ser apenas inferiores a sus pares varones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados