DINAMA

Nario: hay "intereses económicos" que quieren "menoscabar la ampliación de áreas protegidas"

El director de Dinama explicó su vinculación con una empresa que se encarga de presentar proyectos para obtener autorizaciones ambientales ante el organismo.

Alejandro Nario. Foto: Archivo El País
Alejandro Nario. Foto: Archivo El País

El director nacional de Medio Ambiente (Dinama), Alejandro Nario, dijo esta mañana que tomó todos los recaudos para estar apartado de las aprobaciones ambientales vinculadas a una consultora que él mismo montó en 2013 y que gestiona permisos ambientales para empresas ante el organismo. Además afirmó que existen “intereses económicos” en dañar su imagen ante la decisión que se apresta a tomar el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente sobre la ampliación del área protegida en la Quebrada de los Cuervos en Treinta y Tres.

“Cuando avanzamos en temas ambientales y tocamos ciertos intereses nos pasan estas cosas. Claramente hay intención de menoscabar todo el proceso de ampliación del área protegida”, dijo Nario entrevistado por radio Carve.
“Antes de ingresar al cargo consulté a un estudio jurídico importante sobre si había algún tipo de incompatibilidad; le presenté a la ministra el informe y mi excusa de toda empresa que tuviera algo que ver con mi pasado profesional o con Sigmaplus”, la consultora de la que era socio, dijo Nario.

El director de Dinama explicó que él no participa “de ninguna parte del proceso” de aprobación porque se estableció que cuando ingresa un expediente que no está en la lista original que Nario presentó, pero se constata que la misma está vinculada, “en administración tienen que identificarlo con un sticker visible e incorporarlo a la lista de empresas que yo estoy excusado”. En caso de que pueda haber habido una omisión, en la instancia siguiente son los técnicos quienes tienen que comunicar que el expediente “no puede tener ningún tipo de vínculo” con Nario.

En este sentido Nario afirmó que si se constata que hubo aprobaciones de empresas asesoradas por Sigmaplus “se está acusando” al subsecretario Jorge Rucks, a la ministra Eneida de León o a los técnicos “de haber favorecido a Sigmaplus”, pero no a él.

Consultado acerca de por qué estuvo dos años ejerciendo la dirección de la Dinama entre 2015 y 2017 sin desprenderse de la consultora (cedió sus acciones a uno de sus socios ese último año), Nario dijo que fueron “decisiones personales, si no hay ilegalidad, ni actuación mía que pueda generar ilegalidad. Yo quise siempre tener una actuación legal y ética por eso me asesore, por eso con la ministra garantizamos un procedimiento. Acá no hay ningún caso concreto que se diga que yo presione a un funcionario”, afirmó.

“Aca hay intencionalidad. Estoy convencido. Justo estamos en el momento en que hay que publicar cuando va a estar de manifiesto la audiencia pública de la Quebrada de los Cuervos. Yo ya lo viví con la ley de bolsas, me paso con la ley de residuos y cada vez que uno avanza en los temas ambientales y genera conflicto con los intereses económicos esto me ha pasado. Yo voy a seguir más allá de estas cosas. Estoy muy tranquilo del punto de vista jurídico, moral ético de cómo he actuado y este tipo de operetas no van a condicionar mi accionar”, remarcó Nario.

El proyecto en Quebrada de los Cuervos propone incluir más territorio dentro del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas (SNAP), lo que implica que la zona protegida y el área adyacente se ampliará a 51.128 hectáreas en total -hoy alcanza aproximadamente 14.000 hectáreas-. Esta medida abarcará 171 padrones rurales del departamento olimareño dentro del área natural protegida y 388 padrones rurales de la zona adyacente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados