Inédita sanción

Monolítico respaldo del generalato a Manini Ríos

Murro y Astori querían la destitución; crítica de blancos, colorados y Novick.

Manini fue uniformado a una misa por lo que fue criticado y recordó el asesinato del hermano del dictador Gregorio Álvarez. Foto: F. Ponzetto
Polémico: Manini fue uniformado a una misa por lo que fue criticado y recordó el asesinato del hermano del dictador Gregorio Álvarez. Foto: F. Ponzetto

La dura e inédita sanción del presidente Tabaré Vázquez al comandante del Ejército, Guido Manini Ríos, fue cuestionada por la mayor parte de la oposición, en tanto el general recibió el apoyo unánime de sus camaradas y descarta renunciar, según supo El País.

La mayor parte de la oposición entendió que las críticas que el general hizo a la reforma de la denominada Caja Militar eran acertadas y que, en todo caso, el mandatario pudo haber resuelto la destitución en lugar de un arresto a rigor por 30 días, que dejó al jerarca castigado en situación incómoda frente a sus subordinados.

La sanción fue respaldada por una declaración de la bancada oficialista de diputados. Según supo El País, el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, cuyos dichos sobre la reforma habían sido directamente cuestionados por el general, y el de Economía, Danilo Astori, impulsaban la destitución de Manini Ríos. El Movimiento de Participación Popular, del expresidente José Mujica, incidió para evitar la destitución, según dijeron fuentes militares.

Mientras tanto, en la interna del Ejército el respaldo a la actuación de Manini Ríos es monolítico y es compartido por todo el generalato.

En el Partido Nacional fue donde pareció existir una decisión más clara de "golpear" con este asunto al gobierno. La bancada del sector Alianza Nacional a instancias de su líder, Jorge Larrañaga, encomendó a los diputados Pablo Abdala y Gonzalo Novales que plantearan al mediodía al ministro de Defensa Jorge Menéndez que revocara la sanción. El ministro les respondió negativamente. Luego de comparecer ante la Comisión de Defensa de la Cámara de Representantes, Menéndez explicó que "se hace una evaluación de carácter general". "Existe una serie de reiteraciones, de falta de apego a una serie de indicaciones que son las que determinan esto. En la vida militar las faltas, y por eso existe el R21 (N de R: como se conoce a un decreto del año 2003), tienen como respuesta una sanción de carácter disciplinario. Los oficiales generales deben cumplir esas faltas en alguna unidad donde no desempeñan la función", agregó. Precisó que el gobierno no consideró que Manini Ríos haya violado el numeral 4 artículo 77 de la Constitución (que impide a los militares realizar actividades políticas) sino que se le aplicó un reglamento disciplinario. En aparente contradicción, el presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, dijo que "entiendo que hay una violación del numeral cuarto del artículo 77 de la Constitución". "Correspondía establecer un apercibimiento y una sanción ante un apartamiento de una norma constitucional", agregó.

La declaración de la bancada frentista establece que "frente a las distintas manifestaciones de representantes de los partidos políticos, los legisladores del gobierno respaldamos al presidente de la República que actuó ajustado a las prerrogativas de su cargo y en ejercicio del mando superior de las fuerzas armadas".

"Entendemos, asimismo, que todo el sistema político debería coincidir y apoyar la reafirmación de la conducción civil y política de las fuerzas armadas, en cumplimiento de las normas vigentes", agrega.

Crítica blanca.

El senador blanco Javier García, que preside la comisión de Defensa de la Cámara de Senadores, dijo a El País que Manini Ríos "hizo una apreciación profesional ante las mentiras reiteradas de Murro" que fue a quien se le debieron aplicar medidas disciplinarias y se quejó de que el ministro haya dicho que dará los motivos recién en la próxima semana. García consideró también que le faltó "sensibilidad política" a Menéndez al no informar anticipadamente a la comisión del Senado "de un tema muy importante que no pasa todos los días como es el arresto de un comandante en jefe". "Hay un proceso de provocación del Frente Amplio a las Fuerzas Armadas a las que recurre cuando las papas queman, para levantar la basura. Es el gobierno que más ha recurrido a ellas y las acosa y desmantela presupuestalmente y con la reforma de la Caja Militar", sostuvo. "El presidente y el ministro saben que Manini dice la verdad, y por eso lo sancionan y silencian", escribió Abdala en Twitter.

Matices.

Confianza. Sanguinetti se mostró con ganas de liderar el sector. Foto: archivo El País.
Foto: archivo El País.

Hubo quienes consideraron que Vázquez pudo haber recorrido el camino de la destitución. El expresidente Julio María Sanguinetti opinó que "si un comandante no tiene la confianza del gobierno, lo puede remover, pero aplicarle 30 días de arresto a la máxima jerarquía del Ejército es simplemente un intento de humillación a las Fuerzas Armadas". Según Sanguinetti, los "respetuosos" dichos del comandante "simplemente defendían los derechos de sus subordinados, hoy en estado de pobreza".

El precandidato colorado, Ernesto Talvi, cree que "la sensación que tenemos luego de haber consultado con los constitucionalistas es que no hubo de parte del comandante en jefe ninguna violación a la Constitución de la República". "No corresponde ni una inhabilitación ni una destitución; quizás sí no fue feliz la manera en que se realizaron las expresiones pero creemos que hubiera bastado un apercibimiento, más aún teniendo en cuenta que el comandante en jefe se encuentra en México", opinó.

Pablo Mieres, senador del Partido Independiente, dijo a El País que "en todo lo que dijo el comandante tiene razón; Murro ha dicho cosas equivocadas" pero consideró que "hay un problema y es que Manini está sometido a una línea jerárquica y no debió haber hecho comentarios en público". "Si el presidente tiene tal nivel de distanciamiento con el comandante pudo disponer su destitución, pero esto es una manera equivocada que lo deja (al comandante) de manera desdorosa frente a sus subordinados", consideró Mieres.

El que sí apoyó a Vázquez en este tema fue el diputado de Unidad Popular Eduardo Rubio, que dijo a El País que "corresponde al presidente tomar medidas disciplinarias porque no respetó las normas que marcan su conducta". Rubio no quiso opinar respecto a si los comentarios de Manini Ríos se habían ajustado a la verdad. Tanto Mieres como Rubio rati-ficaron su oposición a la reforma de la Caja Militar. Para el senador debe aprobarse primero una modificación de la Ley Orgánica Militar en tanto Ru-bio buscará incidir para cambiarla.

Casado con una edil blanca, su familia era colorada antibatllista

Guido Manini Ríos en su discurso por el aniversario del Ejército Nacional. Foto: Francisco Flores.
Guido Manini Ríos.  Foto: Francisco Flores.

Guido Manini Ríos tiene 59 años y está casado con la edil nacionalista de Artigas Irene Moreira, con quien tuvo dos hijos (Micaela de 29 años y Bruno de 27). Proviene de una familia "riverista", como se conocía a la facción colorada que se oponía a la conducción del dos veces presidente José Batlle y Ordóñez en las primeras décadas del siglo XX. Su abuelo Pedro fundó el desaparecido diario "La Mañana" y su tío Carlos también estuvo vinculado a esa publicación y escribió varios libros de crónica política además de ser ministro del Interior durante el primer gobierno de Julio María Sanguinetti. Antes había sido diputado, senador y embajador ante el gobierno de Brasil. El general Manini Ríos fue al liceo Francés y al Militar (a donde ingresó poco antes del golpe de Estado de 1973), es licenciado en Historia por la Universidad Católica y habla inglés, francés y portugués. Ha realizado múltiples cursos de su especialidad y estuvo como observador militar en Irán, Irak y Mozambique. La ONU reconoció su labor en Irán e Irak con una medalla.

Su hermano Hugo estuvo vinculado antes de la dictadura al grupo ultraderechista Juventud Uruguaya de Pie. Durante el gobierno de Jorge Batlle, Hugo Manini Ríos presidía la Asociación de Cultivadores de Arroz y participó de movilizaciones de protesta y se mostró dispuesto a votar al Frente Amplio.

El comandante Manini Ríos, que es católico, fue cuestionado por el diputado colorado Ope Pasquet por participar uniformado en actos religiosos. El legislador consideró que había violado la laicidad. También se lo cuestionó cuando hizo alusión a su fe en un mensaje oficial televisado.

Manini Ríos hizo el curso de paracaidista y se lo ha vinculado a la logia "Tenientes de Artigas". Fue agregado militar adjunto en la embajada ante Estados Unidos y dirigió el Hospital Militar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)