CASO GILBERTO VÁZQUEZ

Contradicción entre Vázquez y exabogada de Defensa: ¿qué dice la versión taquigráfica?

La exjerarca explicó en el Parlamento que es inevitable que el Poder Ejecutivo lea el Tribunal de Honor”, en referencia a las confesiones de Gilberto Vázquez.

Tabaré Vázquez continuará con las charlas virtuales en comités de base hasta septiembre. Foto: Darwin Borrelli
Vázquez deberá responder preguntas de los legisladores. Foto: Darwin Borrelli

El expresidente Tabaré Vázquez negó haber accedido en 2006 a las actas que contenían las confesiones criminales del coronel retirado Gilberto Vázquez, cuando homologó el fallo del Tribunal de Honor. Sin embargo, la directora de Jurídica de Defensa de entonces, Sylvia Usher, aseguró que el ex-mandatario tendría que haber tenido acceso a todas las actuaciones.

“Si se homologa, se tiene acceso a todo”, dijo ayer en rueda de prensa luego de comparecer en la comisión de Derechos Humanos del Senado.

En el Tribunal de Honor, Gilberto Vázquez confesó haber torturado y ejecutado a prisioneros durante la dictadura. A pesar de estas confesiones, la entonces ministra de Defensa, Azucena Berrutti, y el expresidente Vázquez homologaron el fallo sin presentar denuncia penal.

El exmandatario aseguró el 9 de setiembre en una videoconferencia con militantes frenteamplistas que es “totalmente falso” que accedió a todas las actas y agregó que hubo un “ocultamiento”. “Las actas nunca vinieron con este expediente”, dijo Vázquez.

Usher respondió ayer en rueda de prensa a estas consideraciones. “Ni yo ni ningún otro funcionario de la Asesoría Letrada en 2006 retuvo, archivó, guardó o escondió ningún expediente”, sostuvo quien ocupó el cargo de jefa de Jurídica del Defensa hasta 2017.

La exjerarca explicó, según la versión taquigráfica de la sesión parlamentaria a la que accedió El País, que la Asesoría Letrada se encarga del “contralor formal del proceso”. Desde su perspectiva, por los carriles políticos corre la valoración del fallo.

“El Poder Ejecutivo tiene que hacerse una convicción y esa convicción es de acuerdo con su conciencia personal. Como es un órgano que tiene soportes físicos, que son las personas, es la convicción personal del ministro de turno que podrá estar o no de acuerdo con el presidente y verán cómo lo resuelven. Pero es inevitable que el Poder Ejecutivo lea el Tribunal de Honor”, aseguró.

Usher también respondió a lo señalado en esa misma comisión por el entonces secretario de Presidencia de Vázquez, el abogado Gonzalo Fernández, quien la nombró en su declaración. “El error que se cometió en este caso es, a mi juicio, por un lado no haber adjuntado las actas, y por otro -yo lo hubiera hecho como asesor letrado jefe- no ir a hablar con el ministro y decirle: «Mire, ministro, esto que aparenta ser un Tribunal de Honor por una fuga del Hospital Militar, adentro tiene una bomba; esto y esto»”, dijo Fernández.

Como exasesora letrada jefa, Usher contó cómo era su trabajo con Berrutti. “Tal vez no me llamaba como podían hacerlo otros ministros para darme tareas o consultarme porque, como dijo el doctor (José) Bayardi, no hay que tener confianza con los equiparados”. Además, agregó que durante los 31 años que trabajó en el ministerio no recuerda “haber tenido un expediente tan urgente como este, con tanta presión por la urgencia”.

La exjerarca también dijo que en el mandato del ministro Jorge Menéndez se destruyó documentación administrativa por falta de espacio físico. Los senadores blancos que integran la comisión pidieron remitir la versión taquigráfica para poner al tanto de estas palabras al ministro de Defensa, Javier García.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados