ELECCIONES

Ya en campaña, Sanguinetti anuncia otro “cambio en paz”

Confirmó su candidatura y busca tener peso en una futura coalición.

Sanguinetti fue presidente en dos períodos: 1985-1990 y 1995-2000. Foto: Leonardo Mainé.
Sanguinetti fue presidente en dos períodos: 1985-1990 y 1995-2000. Foto: Leonardo Mainé.

Faltan menos de diez minutos para las once de la mañana. El expresidente Julio María Sanguinetti camina ansioso, entre cámaras y micrófonos, por el angosto pasillo de entrada de la residencia de la calle José Luis Zorrilla de San Martín, en Punta Carretas. Llegó el día: es el momento de anunciar el regreso. Sanguinetti será precandidato a la Presidencia, con la mente puesta en lograr un cambio de partido de gobierno en 2020 y tener peso en una eventual coalición junto al Partido Nacional.

Dos veces presidente -entre 1985 y 1990 y entre 1995 y 2000-, Sanguinetti prueba el micrófono, conversa con los periodistas que llegaron hasta su abarrotada oficina y hace algunas bromas. “Hoy solo prensa”, le dice a un militante que vino a dar apoyo pero debe irse. “¿Los de atrás oyen bien?”, pregunta después, antes de iniciar su discurso.

Como si fuera un museo, en una esquina se ve en una vitrina la banda presidencial junto al bastón. “Esta es la que yo usé en las dos ocasiones”, cuenta. Un periodista le pregunta si se podrá usar por tercera vez. Sanguinetti larga una risotada, piensa un instante y dice que eso “lo dirá la gente”. Relata que decidió volver a la lucha electoral como un deber de conciencia, al ver que su partido “se deshilachaba”. Agrega: “Se imaginan que a mi edad no ha sido una cosa sencilla, pero hice una campaña de pretemporada y salió bien. Una avalancha me trajo hasta aquí. Vamos a ver hasta dónde me lleva”.

Está será su tercera campaña y ganó las dos anteriores. Con 83 años de edad y un partido muy disminuido (los antecedentes son de 12,89% de los votos en 2014, 17% en 2009 y el piso de 10,61% en 2004), la verdad es que el plan de Sanguinetti no es ganar la elección y ni siquiera llegar al balotaje. Mucho más simple: recuperar terreno y tener poder de decisión en una eventual coalición de gobierno liderada por Luis Alberto Lacalle o Jorge Larrañaga.

Julio María Sanguinetti confirmó su candidatura. Foto: Leonardo Mainé.
Julio María Sanguinetti confirmó su candidatura. Foto: Leonardo Mainé.

¿Presidente?

“Lo fundamental es el cambio en el país y el cambio depende del crecimiento del Partido Colorado”, afirma Sanguinetti en la improvisada conferencia de prensa. “Presidente o no presidente es otra historia, eso no es lo que me conmueve”, dice después.

Pasan los minutos y no termina de confirmar su candidatura.

-¿Va a ser precandidato sí o no? -le preguntan.

-Estoy tratando de explicarle y no lo dije formalmente. Voy a ser candidato a presidente, a la presidencia de la República, sí señor -dice y se ríe.

Un dirigente sanguinettista contó a El País que si en octubre llegan al 20% o un poco más de los votos “ya es un éxito”. Otro, más optimista, afirmó que tampoco se puede descartar del todo que el Partido Colorado quede segundo en la elección de octubre. Pero esa opción, hoy poco probable, en realidad complicaría los planes del expresidente, quien no tiene en mente la posibilidad de volver a conducir el país.

“Ya nos tocó una vez conducir un cambio en paz. Ahora vamos a ser parte de un nuevo cambio en paz, de una coalición frentista a una coalición democrática de las fuerzas opositoras”, advierte Sanguinetti. Su razonamiento es que Venezuela será un tema que dividirá aguas: “El balotaje será entre los que creen que Venezuela es una democracia y los que creemos que es una dictadura”.

Los dirigentes sanguinettistas dicen una y otra vez que el expresidente está en excelentes condiciones físicas e intelectuales. Que los años le dieron tranquilidad, más sabiduría y que esta es su mejor versión.

Dinosaurios

Sanguinetti llama a su mujer, Marta Canessa. “Vení, vení, Marta”, dice y la esposa se integra a la charla. “Somos dinosaurios sobrevivientes de una especie en extinción”, bromea él.

En la vuelta están también su hijo Julio Luis, una de sus nietas y parte del equipo de prensa. También la diputada Susana Montaner, quien hace pocos días le quitó el apoyo a Talvi y respalda a Sanguinetti.

Termina la conferencia y empieza una suerte de recorrida guiada por la sala, envidia de cualquier amante del arte. Su escritorio está repleto de cosas. Hay una lupa, hojas, marcadores y varias copias de un libro sobre Giuseppe Garibaldi que escribió junto a Canessa. Libros y más libros.

“Esta es de Michelena, ¿no papá?”, pregunta Canessa a su marido y señala una estatua de José Batlle y Ordóñez. Sanguinetti dice que sí y cuenta que esa obra de Bernabé Michelena la encontró en un remate de Castells. Después muestra las “claraboyas” del artista plástico Nelson Ramos, que están en una pared. La pareja sale y despide a los periodistas en la puerta de la casona. El tiempo dirá en qué termina esta nueva aventura electoral.

Julio María Sanguinetti junto a su esposa. Foto: Leonardo Mainé.
Julio María Sanguinetti junto a su esposa. Foto: Leonardo Mainé.

De Opertti a su hijo Julio Luis: ¿quiénes lo rodean?

¿Quiénes integran el círculo más cercano al expresidente? “Julio María marca la cancha: él es el jefe de campaña. Maneja los discursos y los tiempos”, contó un allegado al hoy precandidato. No hay un comando de campaña, pero sí un equipo que se reúne periódicamente donde están los cuatro legisladores (Germán Cardoso, Conrado Rodríguez, Tabaré Viera y Walter Verri) y otros dirigentes: su hijo Julio Luis Sanguinetti, Guzmán Acosta y Lara, Tabaré Hackenbruch y a veces Luis Hierro. Julio Luis ocupa el rol de coordinador y se encarga de la agenda. Sanguinetti dijo a El País que no tendrá agencia de publicidad y que su campaña será “sobria”.

Entre los asesores del expresidente hay unas cuantas figuras conocidas: el excanciller Didier Opertti; el constitucionalista Ruben Correa Freitas (exdirector de la Oficina de Servicio Civil); los exministros de Economía Isaac Alfie, Luis Mosca y Ricardo Zerbino; el exdirector de la OPP Ariel Davrieux; el expresidente del Banco Central, Ricardo Pascale; los economistas Horacio Bafico y Gustavo Michelin y el especialista en Negocios Internacionales Nicolás Albertoni.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)