Barrio Conciliación

Compraba cigarrillos cuando lo mataron

Un hombre entró a un kiosco del barrio Conciliación y pidió una caja de cigarrillos. La persona que atendía el pequeño comercio fue a buscar la mercadería a una habitación contigua. Al volver, se encontró con el cliente muerto, con una herida en el cuello.

Patrullero, Policía, Foto: Fernando Ponzetto.
Foto: archivo El País

Testigos del hecho dijeron a la Policía haber sentido una detonación. Sin embargo, nadie dijo haber visto el momento en que fue asesinado el hombre. Tampoco se escuchó ruido de motor.

Hasta ayer no estaba claro si la herida que recibió la víctima fue producida con un arma de fuego o con un puñal. La autopsia determinará la verdadera causa de la muerte y desde entonces los investigadores comenzarán a analizar los hechos para aclarar el caso.

Se sospecha que la detonación que escucharon los vecinos del lugar pudo haber sido un petardo.

Frente al kiosco funciona una cantina. Los parroquianos dijeron que no sabían quién era la víctima. Varios vecinos fueron consultados y nadie ubica a la persona asesinada. Por ese motivo, la Policía sospecha que no era de la zona.

Los documentos que llevaba consigo estaban a nombre de Luis Suárez, de 36 años de edad.

La fiscal de Estupefacientes, Mónica Ferrero, se hizo presente en el lugar de los hechos. La División Investigaciones de la Zona IV está trabajando en el caso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)