LA BITÁCORA

Otro golpe a la sociedad abierta

Lo peor es que hay algo aún más grave que las muertes en cada ataque. Lo más grave es la sensación, acertada, de que nada se puede hacer contra ese tipo de terrorismo.

Fuerte despliegue policial por tiroteo en Manhattan. Foto: Reuters
Hubo un fuerte despliegue policial por tiroteo en Manhattan. Foto: Reuters

Igual que en la dimensión de las "células dormidas", la espectral estructura del terrorismo global diseñado por Al Qaeda, en la última y más aún espectral dimensión de los "lobos solitarios" el blanco es la sociedad abierta, libre y diversa. Nueva York es una exponente de la "polis" abierta a la mayor pluralidad de razas, culturas, religiones y lenguas. Eso la hace blanco reiterado de la expresión más abyecta y cobarde del terrorismo global. Y contra ese modo de atacar la sociedad abierta, la convivencia en la diversidad y el Estado de Derecho, no existe ningún arma.

ISIS no solo se adueñó de buena parte de la estructura de células dormidas montadas por Al Qaeda. Dio un paso más, al descubrir en internet la vía de una modalidad de propaganda creada para activar el gatillo que está en la mente de los psicópatas y los fanáticos.

Los expertos en propaganda del Estado Islámico crearon los mensajes sicológicamente calibrados para engendrar al terrorista espontáneo. Ese lunático que, sin tener vínculos orgánicos con una organización y sin haber recibido adoctrinamiento y adiestramiento, abreva en esos mensajes hasta que entra en trance exterminador.

En la dimensión del lobo solitario, para ser terrorista no hace falta saber manejar armas sofisticadas ni armar o detonar bombas. Con saber manejar alcanza.

Ese sería el caso del lunático que ensangrentó Nueva York y también a la Argentina. No es el primero que proviene de un rincón centroasiático como Uzbekistán. Igual que Turkmenistán y Tadjikistán, los uzbekos se intoxicaron con las guerras del país que tienen en sus fronteras: Afganistán.

La diáspora musulmana proveniente del Cáucaso y de exrepúblicas soviéticas seguirá engendrando células dormidas.

El objetivo es que la sociedad abierta se cierre, la diversidad sea reemplazada por la homogeneidad y al Estado de Derecho lo sustituya el totalitarismo.

Gobernantes como Donald Trump son funcionales a los designios del terrorismo global. De hecho, su primera reacción fue impulsar medidas contra la inmigración. Los ideólogos de ISIS habrán brindado por el triunfo tan inmediato que lograron.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)