OBSERVATORIO DE CRIMINALIDAD

Homicidios, rapiñas y hurtos siguieron creciendo en 2015

El programa PADO bajó estos delitos entre el 11 de abril y el 10 de mayo

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Hay penas, pero los delitos se cometen igual", afirmó Pablo González. Foto: Archivo El País.

El Ministerio del Interior presentó ayer el informe con las cifras 2015 de homicidios, rapiñas y hurtos. En los tres delitos se registraron aumentos. En tanto, subrayó una disminución importante en el último mes, a partir del Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO).

En lo que refiere a los homicidios, mientras en 2014 hubo 268, el año pasado se registraron 289, el crecimiento es de un 7,8%.

Las denuncias por rapiña pasaron de 20.114 a 21.129. Esto quiere decir que en 2015 hubo un aumento del 5%. Las consumadas fueron 19.423 contra 18.577 de 2014, un 4,6% más. Y las tentativas, 1.703 contra 1.537, un 10,8% más.

El área metropolitana (Montevideo, Canelones y San José) concentra el 94% del total de las rapiñas del país. En Montevideo ocurrieron el 81,2% y en Canelones el 13,2%.

En tanto, en lo que respecta a las denuncias de hurto, se pasó de 105.892 a 108.755, un 2,7% más. Las consumadas pasaron de 101.683 a 104.443 (un 2,7% más) y las tentativas de 4.209 a 4.312 (2,4% más).

También se registró un aumento de las personas que fueron procesadas por la Justicia Penal. Este equivale a un 3,4% y se pasó de 11.771 a 12.177 procesados.

El informe también muestra en qué horas es que se registran más rapiñas. El mayor pico se da de 20 a 23 horas, y decae fuertemente entre las 8 y las 9 de la mañana.

PADO.

En conferencia de prensa, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, sostuvo que las cifras se están revirtiendo gracias al PADO, un programa formado por 500 policías de Montevideo, 250 de Canelones y 50 de San José, más 200 de la Guardia Republicana. Funciona solo en esos departamentos que es donde se concentra la gran mayoría de los delitos.

Con un mes de este programa, sostuvo el jerarca que, pe-se a que es demasiado pronto para evaluar su efectividad, los datos hasta ahora son positivos.

En las zonas donde el programa se ha instrumentado se han notado bajas de un 14% de las rapiñas en Montevideo y un 33% en Canelones, en comparación con el mismo período del año pasado.

En Montevideo esto significa que en el mismo período de 2015 hubo 1.351 rapiñas, con el PADO en funcionamiento hubo 1.150. Esta última cifra, además, es menor a la de la misma franja de tiempo en 2013, cuando eran 1.255, y 2014, cuando eran 1.277.

En las horas pico se nota también la caída. Mientras del 11 de abril al 10 de mayo en estas zonas críticas hubo 78 rapiñas en el entorno de las 20 horas, con el PADO fueron apenas 23.

El Ministerio del Interior explicó cómo funciona el programa por zonas. En el caso del Circuito A, que abarca Marconi, Piedras Blancas, Casavalle y Las Acacias, en las mismas fechas antes nombradas, se bajó un 38% el número de rapiñas con respecto a 2015. En el horario más conflictivo, desde las 17 a la 1 de la mañana, estas cayeron un 57%. En el caso del Circuito B, que abarca Cerro Norte, en total la caída fue de un 70% y de un 83% en las horas pico.

El proyecto se basa en la idea de que las rapiñas están concentradas en determinadas zonas de la ciudad. El 63% ocurren en los mismos barrios, todos de la zona oeste y norte de la capital. La cartera explicó a través de un comunicado que "a partir de esos estudios del comportamiento criminal, se definieron para el caso de Montevideo un conjunto de 28 micro territorios que tienen una extensión de 42 km2 y que representa al 8% del total de la ciudad. Allí viven 360.000 personas, es decir, el 27% de los habitantes".

En estas zonas el Ministerio identificó 120 tramos de calles, que se resumen en 27 kilómetros, que implican menos del 1% del entramado vial de Montevideo. Allí fue donde se instaló el nuevo sistema de patrullaje, con 500 policías que trabajan ocho horas por días pero que varían las horas de trabajo.

"El patrullaje de cercanía implica recorridas a pie del personal policial que a su vez cuenta con apoyo de móviles y patrulleros. En el primer mes se detuvieron 101 personas que estaban requeridas. Un total de 17.505 personas y 6.473 vehículos fueron controlados durante el patrullaje", expuso el Ministerio.


Si no puede ver el documento haga click aquí


El Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO).


El Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO), que el Ministerio del Interior dice que funciona de manera exitosa, implica 1.000 efectivos distribuidos en Montevideo, Canelones y San José (500 en la capital; 250 en Canelones, 50 en San José) y 200 más de la Guardia Republicana.

En un mes de operaciones, según la cartera, 24.337 personas fueron controladas por PADO (18.738 en Montevideo y 5.599 en la suma de Canelones y San José).

Los vehículos controlados fueron 7.156 (4.266 en Montevideo y 2.890 entre Canelones y San José).

La cartera expuso que hubo 293 detenidos en Montevideo por delitos o faltas. En Canelones y San José fueron 61 en total. En tanto, advirtió sobre 161 requeridos en la capital del país.

Hay 28 circuitos que son patrullados por PADO. Los miembros del programa trabajan ocho horas por día en horarios que van cambiando.

360.000 habitantes viven en las zonas controladas; 120 segmentos o tramos de calles vigilados suman 25 kilómetros (menos del 1% de la ciudad).

En resumen, los resultados que dejó el programa fueron 14,2% de rapiñas menos que en 2015 en Montevideo; en Canelones fueron 33% menos y en San José 14%. La medición se hizo desde el 11 de abril al 16 de mayo. La cartera reconoció ayer que habrá que esperar si se confirma la tendencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)