Opciones acuáticas

No todo es sedentarismo en el verano

Windsurf, paseos en catamarán e inflables en el mar, son parte de las ofertas de las playas.

Un abanico de opciones acuáticas en las playas de Punta del Este. Foto: R. Figueredo
Un abanico de opciones acuáticas en las playas de Punta del Este. Foto: R. Figueredo

Tomar sol, jugar en la arena o nadar no son las únicas actividades para hacer en las playas de Punta del Este. Si el clima acompaña, se pueden alquilar motos de agua, hacer paseos en catamarán o kayak, pesca embarcada, o tomar clases de surf, entre otras cosas.

Sebastián y sus amigos surfaban desde chicos en la playa El Emir. La gente se les acercaba, mostraba curiosidad por aprender y les pedían que les enseñaran. Los porteros de los edificios de la zona les comentaban que sus hijos querían surfar o que algún propietario también estaba interesado.

Así fue que el hobbie entre amigos se transformó en un emprendimiento laboral. Hace quince años fundaron la escuelita de surf que funciona en el Emir. Allí enseñan este deporte a niños desde 4 años hasta adultos. "Primero se hace un teórico y un práctico en la arena, y luego ya se entra al mar donde estamos unos 40 minutos". La clase cuesta $400 y con cuatro lecciones se aprende lo básico.

Vela y remo.

Un abanico de opciones acuáticas en las playas de Punta del Este. Foto: R. Figueredo
Foto: Ricardo  Figueredo

En la parada 10 de la Mansa, está emplazado desde hace 20 años Aloha Deportes Náuticos, donde enseñan actividades de remo o vela:

kayak, paddle surf y el stand up pedal, la novedad de esta temporada. Es similar a la elíptica que suele verse en los gimnasios pero en el agua. "En vez de remos, funciona con pedales y un manillar incrustado en la tabla, que permite avanzar", cuenta Federico, uno de los instructores del lugar. La media hora cuesta 25 dólares y la hora 45. El paddle surf vale 30 dólares la hora y 20 los 30 minutos.

Aloha también brinda clases de windsurf y de catamarán, y ofrecen un paseo familiar en esa embarcación por la costa de Punta. Ese recorrido vale 25 dólares por persona si se logra completar los seis cupos.

El lugar cuenta con actividades que los niños mayores de 5 años pueden hacer solos, como aprender windsurf. "Hay un instructor que los acompaña todo el tiempo", explica Federico. El curso de 6 clases cuesta 270 dólares. Próximamente sumarán entrenamiento funcional básico mezclado con actividades náuticas.

A varios kilómetros, en Laguna Garzón, funciona hace dos décadas la Escuela de Laura, Kite and Windsurf. Llegar es simple: hay ómnibus de diversas compañías que dejan a 200 metros. Se puede navegar y volver en el día a casa.

Alfredo da la bienvenida a los interesados en practicar deportes náuticos desde las 9:30 hasta que se oculta el sol.

Se puede alquilar un catamarán para hacer paseos, o un bote de rescate, aunque el verano es la mejor época para el kite y el windsurf. Los novatos toman clases y los expertos practican por su cuenta. "Los días de viento se llena. Es un lugar de reunión, todos los windsurfistas vienen acá, se conocen entre ellos y a Laura (la dueña) porque es un referente en el ambiente", dice Alfredo.

Portuario.

Todos los mediodías sale un barco desde el Puerto de Punta del Este para conocer la Isla de Lobos. El paseo dura dos horas y vale 50 dólares a los adultos, y 30 para los niños de 3 a 9 años.

Se puede nadar con los lobos u observarlos desde la embarcación, según contó Walter, dueño de Camoa, una de las cuatro compañías que permite realizar esta actividad.

Camoa también ofrece pesca embarcada. Las lanchas se alquilan a 150 dólares la hora e incluyen tripulación para manejar, y seis cañas. Los días que el mar está muy picado no hay salidas. "El argentino es fanático de este paseo", según Walter.

Parque de agua.

Un abanico de opciones acuáticas en las playas de Punta del Este. Foto: Splash Aqua Park
 Foto: Splash Aqua Park

Un parque acuático en el medio del mar es otra de las atracciones que puede hallarse en la Parada 11 de la Mansa. El juego consiste en un circuito inflable que incluye una tirolesa, juegos, obstáculos, lugares para trepar, una banana que se hamaca y dos colchonetas desde donde se puede saltar hacia el agua.

Hay dos opciones para aprovechar el parque: una hora sale US$ 35, y todo el día cuesta US$ 45. En ese caso, se puede entrar y salir en cualquier ocasión desde las 10:30 a las 19:30.

Un abanico de opciones acuáticas

Un abanico de opciones acuáticas en las playas de Punta del Este. Foto: Aloha Deportes Náuticos
 Foto: Aloha Deportes Náuticos

Arriba, un paseo en catamarán, un bote fácil para aprender a navegar. Al lado, paddle surf, la actividad acuática que este verano incorporó Aloha Deportes. Abajo, Splash Acqua Park en la Parada 11 de la Mansa. Al lado, kite surf, un deporte que en Aloha también lo pueden hacer niños desde los 5 años acompañados de un instructor. Abajo, algunas empresas ofrecen paseos de una hora recorriendo la costa de Punta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)