INN CONTENT PARA GLS 

Lentes de contacto: cómodos y ventajosos, pero deben estar limpios

Daniela Garese, experta de la firma GLC, da una serie de recomendaciones de productos y procedimientos para asegurar la salud de los lentes y de los ojos

Lentes de contacto
Shutterstock

Los lentes de contacto, que cada vez resultan más accesibles, ofrecen a sus usuarios ventajas de comodidad y buena visión, con la condición de mantenerlos con una adecuada limpieza, de forma de asegurar la salud de los lentes y de los propios ojos.

“Hay muchas cosas a tener en cuenta en la limpieza de los lentes de contacto, tanto en los productos como por los procedimientos que se emplean”, señaló Daniela Garese, directora técnica de GLC, una firma con más de un siglo de tradición en el país que representa varias marcas de lentes y sus accesorios, entre ellos soluciones limpiadoras que se distribuyen solo en ópticas de Montevideo y el interior (no se venden en farmacias).

“Las soluciones son muy importantes en la protección de los lentes y la propia vista. Por eso recomendamos leer siempre las instrucciones. Algunas no deben tener contacto con los ojos porque pueden irritarlos. Son las que llevan tapa roja, un código de los fabricantes. Las soluciones protegen y limpian el lente de contacto en su estuche. Las soluciones protectoras tienen elementos preservantes que pueden afectar a las personas alérgicas”, explicó.

Sin embargo, hay una solución de tapa roja, el peróxido, que luego de cumplir su función limpiadora se transforma en un suero inofensivo para la vista. Como además cumple mejor que otros productos esa función limpiadora, es “altamente recomendable”, según enfatizó Garese. El producto lo comercializa GLC bajo la marca H2O2 Envision.

El peróxido tiene tres características esenciales. “La primera es que realiza una desinfección impecable. Se puede decir que arrasa con cualquier célula que contamine el lente de contacto. La segunda es su transformación, durante la noche, en un suero inofensivo: de H202 se vuelve H20, o sea agua, con una pequeña proporción de sal. Unas burbujitas van anunciando ese cambio. La tercera es que permite colocarse el lente en el ojo sin producir ardor ni alergia en los tejidos oculares, incluso sin necesidad del enjuague”, indicó la especialista. “Por todo eso, la solución permite el mayor confort del usuario y alarga la vida de los lentes por estar mejor cuidados”, añadió.

Lo ideal es usar el peróxido todos los días, pero si el usuario ya tiene otra solución limpiadora puede utilizarlo una vez por semana, porque incluso así su efecto desinfectante es muy bueno.

GLS

Otra solución limpiadora distribuida por GLC es Hy Care, que contiene ácido hialurónico, destinado a reparar las células de la superficie de la córnea. Al sacar los lentes del estuche se enjuagan con el mismo producto antes de colocarse en el ojo.

La solución All In One, mientras tanto, se recomienda para las personas alérgicas, porque es más suave.

Estos productos se complementan con gotas humectantes Comfort Drops, aunque las pueden aprovechar también quienes no usan lentes de contacto. Por ejemplo, ambientes con aire acondicionado intenso o el uso prolongado de computadoras generan una sequedad que afecta los ojos. Cuando se fija la vista en la pantalla durante un tiempo prolongado, el parpadeo se vuelve más lento y el ojo no se refresca naturalmente. Las lágrimas comunes contienen agua y elementos como proteínas y lípidos, que ayudan a limpiar la vista. Las gotas humectantes solucionan el déficit de esa limpieza natural.
La limpieza indispensable para usar lentes de contacto involucra otros elementos y acciones. Por ejemplo, los recipientes plásticos donde se guardan los lentes con la solución limpiadora deben cambiarse cada seis meses, advirtió Garese. Pueden lavarse, pero no es lo mismo, porque se van contaminando con el ambiente.

Cuando se lava, el estuche debe quedar perfectamente seco, porque cualquier humedad permite que permanezca alguna presencia bacterial. Además, resulta recomendable dejar el estuche boca abajo cuando se encuentra vacío, durante el día, mientras se están usando los lentes.
Por supuesto, el lavado de manos antes de cualquier manipulación es fundamental. Luego de la higiene hay que secar las manos con una toalla seca y sin pelusas.

Quienes no tienen buena visión de cerca (hipermetropía) deben manipular los lentes de contacto mientras usan sus anteojos para ver de cerca. De otra manera, si se les cae uno de contacto en el momento de colocarlos o sacarlos, les va a resultar difícil encontrarlos.

Otro consejo para la mejor limpieza es frotar brevemente el lente sobre la palma de la mano. “Es una práctica que mucha gente dejó de cumplir porque algunas soluciones limpiadoras decían en la caja que no había necesidad de frotar. Pero si se hace dos, tres, hasta cuatro veces, con suavidad, el frotado permite desplazar sustancias del la lágrima que quedan adheridas al lente. La rugosidad de la piel de los dedos es suficiente para esa limpieza”, comentó la directora técnica de GLC.

De contacto versus de armazón 

Los lentes de contacto tienen muchas ventajas sobre los de armazón. Las más notorias: ofrecen mejor visión periférica y adecuados bajo la lluvia o entre los vapores del baño, porque no se empañan ni los afectan las gotas de lluvia.
“En estos días de pandemia –contó Garese- hemos recibido mucha gente interesada en los lentes de contacto, porque el uso de tapabocas implica que se le empañen los anteojos. Podría pensarse que es una decisión frívola, pero sin dudas resulta molesto que los anteojos se le empañen a cada rato a una persona que necesita usar tapabocas durante mucho rato”.

Los lentes de contacto además son muy cómodos. Bien colocados y limpios, “no se sienten” según comentan los nuevos usuarios. El armazón se apoya en las orejas y la nariz, se mueve y hay que regresarlo a su lugar, por lo cual es difícil olvidarse de su presencia si están puestos. Esto es claro si se realiza alguna actividad física, por ejemplo.

Para las personas que tienen una diferencia grande en la graduación de cada ojo, el uso de lentes de contacto ofrece beneficios de visión y de estética. “Si hablamos en términos de estética, con lentes de contacto se pueden usar anteojos de sol de cualquier modelo, los que están de moda por ejemplo. En cambio, existen muchos menos modelos de anteojos de sol para para ponerle graduación”, señaló.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados