CHARLA EN MONTEVIDEO

Los desafíos que enfrentan las mujeres en el ámbito laboral

La ministra de la Mujer de Chile, Isabel Plá, habló sobre el tema.

Isabel Plá, ministra de la Mujer de Chile. Foto: Leonardo Mainé
Isabel Plá, ministra de la Mujer de Chile. Foto: Leonardo Mainé

La ministra de Mujer y Equidad de Género de Chile, Isabel Plá, llegó a Montevideo por un día, invitada especialmente por la Organización de Mujeres Empresarias de Uruguay para brindar una charla en el Hotel Hyatt ante un publico numeroso, en su mayoría femenino. La disertación consistió en los desafíos que enfrentan hoy las mujeres en el ámbito laboral, entre los que se encuentran la disparidad de sueldos en comparación con los hombres, y dificultades para ingresar a puestos de trabajo así como para acceder a cargos de poder.

“El mundo tiene un desafío que hay que cumplir ahora y no dentro de 10 o 20 años que es el de percibirnos como iguales entre hombres y mujeres: iguales en dignidad, en derechos, en oportunidades, en talento, en capacidad e iguales en el ejercicio de la influencia y el poder”, comenzó diciendo la ministra chilena.

Remarcó durante su discurso las constantes barreras que deben sortear las mujeres.

“Hay que romper la muralla para que las mujeres que no tienen ingresos propios -lo cual significa que muchas veces viven atrapadas no solo en la pobreza sino en realidades de violencia- puedan derribar esa muralla y empezar a caminar. También tenemos que romper el techo de cristal para aquellas que están haciendo un camino de mucho talento, de mucho esfuerzo, y que sin embargo no logran nunca alcanzar la cima”, aseguró.

En Chile, solo el 6,4% de los cargos directivos de las empresas que más operan en la bolsa de ese país está ocupado por mujeres, lo que equivale a que de 100 directores, solo 6 son mujeres. Esa situación fue considerada por Plá como “vergonzosa”. En España, esa cifra se ubica en el 19% y en Australia el 30% de los cargos directivos están ocupados por mujeres.

La ministra asegura que hay muchos datos que se han estado publicando en el último tiempo “que muestran lo importante que es tener mujeres en espacios de responsabilidad y liderazgo así como diversidad en los equipos de trabajo. “Es ganar-ganar tanto para empresas como para los trabajadores. Porque mostrarse como una empresa que no discrimina, que no tiene sesgo y que valora la libre competencia de todos en igualdad de condiciones, tiene ventajas. Hace un par de semanas, una directora de una empresa decía que uno de los elementos que consideraban cuando iban a poner dinero en la bolsa o invertir en valores era justamente las políticas de equidad de género de esas compañías”, contó Plá.

Diferencias.

De acuerdo a una encuesta que se publicó hace una semana en el país andino, el 75% de los chilenos cree que las mujeres no tienen las mismas oportunidades que los hombres, “lo que muestra una percepción muy consensuada sobre el tema”, dijo.

Casi una de cada cinco mujeres uruguayas de entre 20 y 24 años estudian y trabajan. Foto: Shutterstock
Foto: Shutterstock

Explicó que en Chile aún no han alcanzado el 50% de participación laboral femenina, “lo que quiere decir que más de la mitad de mujeres que están en posibilidades de tener un trabajo remunerado, están fuera del mercado laboral”, indicó. El promedio de América Latina se ubica en el 55%, mientras que países europeos como Suecia la participación laboral de mujeres se sitúa en el 70%.

Para Plá, uno de los desafíos más importantes es incentivar el interés y la vocación de las niñas y adolescentes en las áreas que tienen que ver con innovación, con la ingeniería, con la matemática y con ciencias, históricamente asociada con los hombres. En esa tarea, dice, tienen mucho que ver los docentes en los primeros años de escuela. “Desde el inicio hay que abogar por una educación no sexista, y poner fin a los estereotipos en donde ponen a los niños en ciertos roles y a las niñas en otros”, subrayó la ministra.

Según explicó, en Chile, de 10 matrículas en carreras de ciencias, ingeniería e innovación, solo tres están ocupadas por mujeres. “Sé que Uruguay también está haciendo un esfuerzo en ese tema y es muy importante apurarnos y compartir las experiencias en esa materia”, dijo.

En una encuesta se le preguntó a los chilenos si la vida familiar se resentía cuando la mujer trabajaba a tiempo completo: el 81% en 2002 decía que sí, mientras que hoy en día el guarismo bajó a 61%, aunque para Plá, “sigue siendo una cifra relativamente alta”. “Más de la mitad de la población sigue pensando que la familia es responsabilidad de la mujer”, dijo la ministra.

Vivir en pareja y tener hijos pequeños puede ser un desafío para las mujeres que quieren salir al mercado de trabajo. Foto: Pxhere
Foto: Pxhere

Niños involucrados.

En esa misma encuesta se realizó otra pregunta: “¿Es probable que un niño sufra si su madre trabaja a tiempo completo?”. El 83% creía eso en el año 2002, pero hoy lo cree un 58%. Esa disminución, para Plá, obedece a un cambio cultural, “a una nueva generación de hombres que también están comprendiendo que son parte de la familia y quieren colaborar con la educación, el cuidado y la formación de sus hijos. No hay que poner la familia exclusivamente sobre los hombros de la mujer”, sostuvo.

Indicó que esa visión también tiene que expandirse a las empresas. La legislación chilena ofrece licencia tanto para el padre y la madre cuando un hijo menor a un año está enfermo. La mayoría de quienes piden esa licencia son las madres, pero en este último año hubo un alza muy significativa de la licencia en hombres: pasaron de ser 600 trabajadores que pidieron ese permiso en 2017 a 6.000 en 2018. “De todas formas sigue habiendo ciertas resistencias cuando un hombre se toma ese tiempo: se burlan o se dice que lo hacen para no trabajar”, comentó Plá.

A pesar de ese aumento, todavía son 60 mil las mujeres que piden esa licencia cada año. “La brecha sigue siendo enormemente alta, pero no hay duda que es un avance importante”, aseguró.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)