inspector maigret

Atkinson cambia de registro

Del torpe y gracioso Mr. Bean al meticuloso y sobrio Inspector Maigret. Cuatro películas para TV en las que Rowan Atkinson se pone en la piel del personaje más famoso del escritor belga Georges Simenon. La serie llega a América Latina este lunes 7 de abril, a través de la pantalla de Film&Arts.

Maigret
Cuatro serán los misterios que deberá resolver Maigret.

Para muchos, Rowan Atkinson (61 años) siempre será Mr. Bean. Por eso no será sencillo hacer el click y dejar de ver al torpe personaje de pocas palabras para compenetrarse con un detective sobrio, paciente y meticuloso. Esas son las características del Inspector Maigret, el famoso personaje creado por el escritor belga Georges Simenon del cual Film&Arts estrena el lunes, a las 22 horas, su más reciente serie.

"Un inesperado talento encarna al gran detective de Georges Simenon", reza la promoción de la señal de cable, dejando en claro ya desde el vamos la sorpresa que significa la elección del protagonista. Incluso lo fue para el propio Atkinson, que dudó bastante si aceptar la propuesta de la cadena inglesa ITV. Rechazó la primera oferta, pero el canal insistió y terminó por convencerlo.

El actor confirmó que se trató de un gran desafío al calificarlo como el mayor reto de su carrera, una decisión arriesgada a la que se agregaba que se trataba de la vuelta de Atkinson a la televisión británica tras veinte años de ausencia.

"Maigret es un tipo normal pero con un trabajo inusual; a diferencia de otros detectives de la literatura, no es un excéntrico ni tiene esqueletos en el armario", señaló el actor al momento del estreno de Maigret, que en Gran Bretaña fue a fines de 2016. O sea, si bien varios por estos lares podrán sorprenderse con la elección, ya hace año y medio que Atkinson es el más nuevo Inspector Maigret, personaje protagonista de 75 novelas y 28 novelas cortas de Simenon publicadas entre 1931 y 1972.

Atrás quedó Mr. Bean, personaje cómico surgido a principio de los 90 en la pantalla chica en formato de serie que llegó a tener dos versiones para el cine, Bean: La película del desastre (1997) y Las vacaciones de Mr. Bean (2007).

El formato televisivo se exportó a más de doscientos países, lo cual sin duda significó el despegue en la carrera actoral de Atkinson, aunque el actor no era nuevo en el tema, ya era conocido por otras series cómicas como La víbora negra y Éstas son las noticias de las nueve.

Personajes.

La serie Maigret que debuta el lunes por Film&Arts comienza con el episodio Maigret tiende una trampa, el primero de cuatro telefilms de hora y media de duración. La aventura comienza en 1955, durante un caluroso verano en París, una ciudad presa del miedo. Cuatro mujeres han sido asesinadas en el barrio de Montmartre, lo cual ejerce presión sobre el Inspector Jefe Maigret, ya que a sus superiores les urge que encuentre al asesino porque el caso está ocupando cada vez más páginas en la prensa.

Jules Maigret es un detective francés paciente y meticuloso, casado con Louise Leonard (interpretada por Lucy Cohu), con quien mantiene una relación saludable y cómplice. En las novelas de Simenon, Madame Maigret se mantiene en un segundo plano, pero en la serie de ITV adquiere mayor protagonismo e incluso es clave en la resolución de algún caso.

Si bien Maigret destaca por un finísimo olfato policíaco, también es un hombre sobrio y profundamente compasivo. Esto es importante porque en algunos casos ha preferido hacer la vista gorda con el culpable al entender que su comportamiento tenía sus atenuantes y que capturarlo poco cambiaba la salud de la sociedad. Por eso es clave su capacidad para meterse y entender la vida de los otros, lo cual le da al relato un fondo psicológico. Su objetivo final no es tanto saber quién es el culpable, sino por qué lo hizo. También es importante ver que las investigaciones de Maigret reflejan una situación social concreta de la época, escondiendo así una crítica a temas universales que podrían ser cambiados.

El Inspector es un incansable fumador de pipa, y bebedor de cerveza y aguardiente, características autobiográficas de su creador, Simenon.

Maigret trabaja con dos incondicionales ayudantes, los inspectores Janvier (Shaun Dingwall) y Lapointe (Leo Staar). El primero es el fiel Segundo Inspector, su mejor agente y hombre de confianza. Es un policía duro, algo ingenioso, pero no tan perspicaz. Si bien respeta mucho a su jefe, no duda en manifestarle su disconformidad cuando considera que la cuestión es muy desigual. En tanto Lapointe es un investigador eficiente aunque no tan experimentado.

Tres más.

La temporada de Maigret continúa con el telefilm El hombre muerto de Maigret (16 de abril), en el que un hombre llama por teléfono al Quai des Orfévres intentando comunicarse con el Inspector Jefe. Termina muerto a manos de sus perseguidores, que le dejan señas que indicarían que se trata de integrantes de la mafia local. Maigret decide investigar, pero sus jefes criminalizan a la víctima, le piden archivar el caso y apoyar con todos los recursos a la Policía Judicial en la investigación de unos brutales homicidios en unas casas de campo.

Le sigue el telefilm Noche en la encrucijada (23 de abril), que comienza con el cadáver de un joyero judío de Amberes descubierto en un automóvil de un peculiar inmigrante que, al ser acusado de asesinato, intenta suicidarse. Maigret se une a un viejo amigo de la Academia de Policía, el Inspector Grandjean, para resolver el caso.

Finalmente se verá Maigret en Montmartre (30 de abril), episodio en el que una prostituta reformada y una condesa adicta a la morfina aparecen asesinadas la misma noche. La primera había informado sobre el plan para asesinar a la segunda, pero su reputación hizo que no se le prestara atención… hasta que ocurren las muertes y es necesario encontrar al culpable.

Muchas caras.

Decimos que Rowan Atkinson es el "más nuevo Maigret" porque el personaje creado por Simenon ha tenido infinidad de versiones. El primero en interpretarlo fue Pierre Renoir en la película de su hermano Jean Renoir, La noche de la encrucijada (1932). Le seguiría Charles Laughton en El hombre de la Torre Eiffel (1949), pero sería Jean Gabin el más recordado en lo que a cine refiere.

Si pasamos a la televisión, nos encontraremos con muchas y variadas versiones, provenientes de países como Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá, Francia, Holanda, Bélgica, Italia, Rusia e incluso Japón.

La primera adaptación data de 1950 y corresponde a la cadena CBS de los Estados Unidos, que eligió a Herbert Berghof para protagonizar el telefilme Stan the killer. Dos años después, Maigret fue encarnado por Romney Brent.

Gran Bretaña sigue en el tiempo con la producción del telefilm Maigret y el muerto joven (1959), con Basil Sydney como el famoso Inspector. Entre 1960 y 1963, la BBC exhibió una serie de 52 capítulos con Rupert Davies como protagonista, quien se convirtió en el primer actor en ser elogiado por Simenon por su desempeño como Maigret. En 1988 hubo otro telefilm británico, con Richard Harris, que no fue bien recibido por la crítica. Y en 1992 llegó la recordada interpretación de Michael Gambon (Harry Potter, Gosford Park), quien fue la cara de una serie de dos temporadas de seis capítulos cada una.

Canadá tuvo su propia versión, dos películas que en 1956 y 1964 protagonizó Henri Norbert. Italia, en tanto, emitió una serie de dieciséis episodios, El inchieste del commissario Maigret, encabezada por Gino Cervi (1964-1972). Años después, sería el turno de Sergio Castellitto en dos telefilms (2004) en coproducción con España (Telecinco y TV3): La trappola y Lombra ciñese.

El país del padre de la criatura, Bélgica, también presentaría sus propios Maigret. En coproducción con Francia, emitió una serie de diecisiete capítulos estelarizados por Jan Teulings, la que se vio en los años 60. En esa década hubo otro Maigret, encarnado por el francés Jean Richard, quien se puso en la piel del comisario ochenta y ocho veces, lograr el beneplácito de la crítica. Entre 1992 y 2015, Bruno Cremer estuvo al frente de una producción de la que participaron Bélgica, Francia, Suiza y Checoslovaquia.

En Holanda, el personaje recayó en Kees Brusse, en una serie de varios capítulos. También lo interpretaron actores como Rudolf Hruínsk, Louis Arbessier, Ljuba Tadic, Luis Van Rooten y Basil Sydney. En Rusia, Maigret tuvo el rostro de Boris Tenin (años setenta) y en Japón el de Kinya Aikawa, en Tokyo Maigret Keiji.

El padre.

Para cerrar no podemos dejar de decir algo del creador de un personaje tantas veces representado. Georges Simenon es uno de los autores más exitosos de todos los tiempos, con más de 600 millones de libros vendidos producto de 192 novelas publicadas bajo su nombre y una treintena de obras escritas bajo alguno de sus veintisiete seudónimos. Es uno de los escritores en lengua francesa más vendidos de la historia.

Nació en Lieja, Bélgica, el viernes 13 de febrero de 1903 pero, por superstición, sus padres un contador y un ama de casa- lo declararon oficialmente nacido el 12 de febrero. Dejó sus estudios secundarios por necesidades económicas y comenzó a trabajar en lo que encontraba. Hasta que consiguió trabajo como periodista en La Gazette de Liege, tarea que le permitió conocer los ambientes marginales de su ciudad, material que utilizaría en sus novelas.

Publicó por primera vez en 1921, con seudónimo, y un año después se instaló en París, pero viajó por todo el mundo haciendo reportajes y entrevistas. Luego de la Segunda Guerra Mundial se mudó a los Estados Unidos, donde vivió diez años. Volvió a Francia y se radicó en la Costa Azul, para luego trasladarse a un pueblo cerca de Lausana, Suiza, donde fallecería el 4 de setiembre de 1989.

De un escritor tan exitoso y prolífico sin dudas existen infinidad de historias y anécdotas. Una de ellas es la forma cómo creaba sus personajes. Simenon tenía guías telefónicas de las principales ciudades del mundo. Cuando necesitaba crear un personaje, tomaba una de las guías y elegía un apellido y un nombre. Lo anotaba en un sobre, lo repetía muchas veces, y paseaba imaginando quiénes habrían sido sus padres, abuelos, maestros. Además, pensaba qué acontecimiento podría cambiar su vida. Cuando se le ocurría, ya tenía el evento disparador de su nueva novela y su primer capítulo. El desenlace, en cambio, recién lo tenía claro al terminar de escribir. "Solo me entero del final cuando acabo", momento en el que finalmente confesaba sentirse feliz.

"Mis historias son pobres, el personaje es lo que importa", solía decir quien hizo del Inspector Maigret una leyenda de los personajes policíacos. Rowan Atkinson fue el último en animársele, aunque no es de extrañar que puedan venir otros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º