LA CLAVE

Batalla de Las Piedras

El 18 de mayo de 1811 se enfrentaron en campos cercanos al pueblo de Las Piedras unos 1.000 orientales mal pertrechados ante el ejército español de 1.200 soldados. La Provincia Oriental en armas buscaba terminar con la ocupación extranjera y decidir por sí su destino.

Lo que se había iniciado pocos meses antes con la “Admirable Alarma” (el Grito de Asencio, 28 de febrero) y el llamado de José Artigas desde su cuartel general en Mercedes (11 de abril) a los orientales para incorporarse al ejército, jugó ese 18 de mayo su destino en el campo de batalla. Más de seis horas duró el enfrentamiento armado, hasta que a fuerza de coraje y superando un enorme desorden inicial, los gauchos orientales lograron doblegar a un ejército profesional que, además, lo superaba en número.

El camino hacia Montevideo quedó allanado. Artigas puso sitio a la ciudad y desde Buenos Aires, que había prestado apoyo y asistencia militar, se enviaron representantes para hacerse cargo de la situación. Allí empezaba otro capítulo: poco después Buenos Aires negoció con los españoles y firmó un armisticio con el virrey Elío, al tiempo que los portugueses invadían la provincia por el norte.

Asediados por españoles y lusitanos los orientales se encontraban atrapados. Meses después se iniciaba el Éxodo (o la Redota) del pueblo oriental.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados