ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Tacita de plata


@| Otra qué... 

Pronto llega para mi, una de las estaciones más lindas del año, la primavera. Y los que vivimos en Montevideo tenemos muchos lugares donde poder disfrutar al aire libre: la rambla, las plazas, los parques.
Lástima que todo se vea muy sucio y desprolijo. 

Por ejemplo, diariamente debo transitar por la Plaza Cagancha. A primera hora de la mañana comienzan a despertarse los que pasan la noche allí. Como consecuencia: bolsas, papeles, botellas plásticas y aínda mais están esparcidos por todo el lugar. Y si bien los porteros de los edificios o gente encargada de la limpieza recoge y asea el lugar, en el correr del día vuelven las bolsas, los papeles, etc.  

Se que hay un cuidaparque, pero ni idea cuál es su función.
Una vez cuando iba cruzando la plaza un indigente se estaba bajando los pantalones y muy próximo se encontraba una escolar con su mamá. Le fui a advertir al cuidaparque de la situación, porque no era necesario que la niña viera tal espectáculo.  

Considero que ésta es una hermosa plaza, ubicada en el kilómetro cero de la ciudad y donde se encuentra uno de los edificios más importantes del país, la Suprema Corte de Justicia. Un lugar con una gran belleza arquitectónica que pasa totalmente desapercibida por todo lo que acontece durante el día.  

Además, ¡los canteros de la plaza son usados por los indigentes para hacer sus necesidades! ¡Pobres los vecinos que deben pagar sus impuestos y no pueden bajar a disfrutar de una cálida tarde de primavera en uno de sus bancos! Estos permanecen ocupados durante todo el día por la gente que duerme en la calle, que está ociosa y por la cuál el gobierno no hace nada.

¡Nadie toma medidas!

En muchas plazas de nuestra querida ex “tacita de plata” sucede lo mismo y el denominador común es la basura que nos rodea. 

Por todos lados, en todos lo barrios. Y lo peor es que nos hemos acostumbrado...

Por eso cuando viajamos lo primero que nos llama la atención al llegar a un lugar es la limpieza y prolijidad. ¿Por qué si en algún momento pudimos vivir en una ciudad limpia llegamos a esto?
Sin duda es mucho la falta de educación que en estos últimos tiempos ha ido en caída libre... 

Pero por sobre todo, son las autoridades las responsables de mantener a Montevideo limpia. Aún no le han encontrado la solución al problema, a pesar de la cantidad de años que el Frente Amplio está en el Municipio.
Debemos pagar altos impuestos y tenemos que conformarnos con vivir pateando bolsas y papeles. 

En fin, como decía la letra de la canción, pero con algunos cambios: Montevideo no te veo tan lindo con tu cerro y la fortaleza...

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas

º